Trabajé con Musk en los inicios de SpaceX y sé que en Twitter deben prepararse para trabajar con dos personas diferentes: el Elon bueno y el Elon malo

Elon Musk

Reuters

  • Jim Cantrell trabajó en SpaceX durante sus comienzos, en 2001 y 2002.
  • Le impresionó la visión de Elon Musk, pero a veces gritaba y una vez llamó a Cantrell a trabajar a las 3 de la mañana.

Este artículo está basado en la transcripción de una conversación con Jim Cantrell sobre su trabajo con Elon Musk como uno de los empleados fundadores de SpaceX. Se ha editado por razones de extensión y comprensión.

Cuando Elon me llamó por primera vez en 2001 no sabía quién era, nunca había oído hablar de PayPal. Por aquel entonces, yo trabajaba en el equipo de ingeniería espacial de la Universidad Estatal de Utah.

Me explicó por teléfono que era un multimillonario de internet y que quería demostrar que los humanos podían ser una especie interplanetaria.

Elon quería comprar cohetes rusos porque eran más baratos que los estadounidenses y le habían dicho que yo era la persona a la que debía preguntar porque había trabajado con los rusos.

Visitamos, con el futuro responsable de la NASA, Mike Griffin, a Moscú y nos echaron de allí riéndose de nosotros.

Elon tenía unos 20 años, iba mal vestido y era bastante torpe. Era muy brillante y muy decidido, pero incluso la gente de Estados Unidos pensaba que era sólo un niño rico que quería hacer sus pinitos en el espacio.

Estábamos en el avión de vuelta y Elon se dirigió a nosotros y dijo: "Creo que podemos construir este cohete nosotros mismos".

Nos quedamos boquiabiertos, pero nos mostró una hoja de cálculo en la que había estado trabajando con Tom Mueller y Chris Thompson, ingenieros que también formaban parte del equipo cofundador de SpaceX. Eran los planos iniciales del Falcon 1, el primer vehículo que construyó SpaceX, y me quedé impresionado. 

Estaba cansado de lidiar con la ineficacia de la Administración. Los planes que me mostró Elon eran emocionantes.

Me propuse ver hasta dónde me llevaba durante un año, más o menos. Fui vicepresidente de desarrollo de negocios de SpaceX desde diciembre de 2001 hasta que lo dejé en septiembre de 2002. Elon y yo teníamos muchos conflictos. Me gritó un par de veces, y habría tenido que cambiar mi personalidad para seguir trabajando allí.

De ser acosado en el colegio a convertirse en el hombre más rico del mundo: la increíble historia de Elon Musk

Elon Musk, CEO de Tesla

Trabajar con Elon era como trabajar con dos personas diferentes: el Elon bueno y el Elon malo, y nunca sabías cuál te iba a tocar.

Elon bueno es muy divertido y encantador. Te hacía partícipe de sus grandes ideas, y tú formabas parte de ellas.

Elon malo te gritaba y se sentía frustrado. Nadie era lo suficientemente bueno para él; nada era lo suficientemente bueno para él.

Una vez me llamó a las 3 de la mañana para preguntarme dónde estaba porque él estaba en la oficina. Le dije: "Me he acostado hace tres horas, necesito dormir más". Quería que fuera allí porque había trabajo que hacer.

Elon no espera que hagas nada que él no haría, pero lo que está dispuesto a hacer es inusual para la mayoría de la gente. Sospecho que ocurrirá lo mismo en Twitter: por pura fuerza de voluntad, creo que mejorará la productividad allí.

Otra característica de trabajar con Elon es que siempre tenía en mente alguna visión. En el caso de SpaceX, se trataba de llevar gente a Marte. Él esperaba que estuvieras 100% alineado con ese objetivo. Siempre lo tenía claro, pero no siempre se lo hacía saber a sus empleados. Había muchas conjeturas.

Recuerdo cuando estábamos construyendo depósitos para el cohete y nos peleamos. Yo le había dado un presupuesto para los depósitos, entendiendo que los íbamos a construir nosotros mismos, y él pensó que era demasiado caro. Me gritó y se enfadó mucho.

Me obligó a ir a Salt Lake City a ver camiones cisterna en la autopista y a una fábrica de acero local para investigar estos depósitos y ver si podíamos encargárselos a terceros. No es que no confiara en mi criterio, sino que sabía que había otra forma de enfocar el problema.

Elon Musk, creador de grandes negocios como Tesla y SpaceX, es la persona más rica del mundo: así vive y gasta su dinero

Así vive y gasta su dinero ELON MUSK, la persona más rica del mundo

Aprendí mucho, pero me sentí poco respetado. No necesito que me paguen para que me griten, así que me marché.

Hay personas en Twitter que van a tener que decidir si están 100% alineados con la visión de Musk.

Si hay empleados que no están alineados con esa visión, él los regañará y lo hará de forma despiadada, cosa a la que tiene derecho como propietario. Si estás alineado con su visión y eres inmune a un jefe muy duro que es muy exigente con tu tiempo y tus pensamientos, entonces va a ser un viaje muy divertido.

Depende de lo que la gente quiera en la vida: no todo el mundo ve su carrera como lo más importante.

Es emocionante formar parte de la visión de Elon Musk. Durante las reuniones, siempre daba discursos sobre lo importante que era nuestro trabajo en SpaceX, y eso es lo que veo que pasa en Twitter al ver fotos suyas en la cafetería.

Esos discursos son útiles para seguir adelante. Ese es el Elon bueno. Elon malo despidió a todos los ejecutivos. Él puede ser despiadado y es muy capaz de serlo.

Otros artículos interesantes:

Uno de los primeros ingenieros de SpaceX tuvo que introducirse en un cohete a punto de implosionar en pleno vuelo para salvar la empresa de Elon Musk

12 libros que Elon Musk recomienda leer a todo el mundo

SpaceX llegó a dejar a sus ingenieros sin comida en una isla del Pacífico, lo que provocó un motín, según explica un libro

Te recomendamos