Transformar una iglesia en una vivienda: se vende capilla gallega con parcela por solo 70.000 euros

Iglesia de San Andrés de Costoia

The Touparris/Google Street View

Si buscas una vivienda barata que se salga de la norma, en el portal Idealista se ha puesto a la venta nada más y nada menos que una iglesia ubicada en una pequeña localidad gallega y que, además del encanto pétreo de su construcción románica, dispone de un amplio terreno incluido en el precio.

El inmueble a la venta es la capilla de San Andrés en la aldea Costoia, situada en el municipio de Ames, muy cerca de Santiago de Compostela. La pequeña iglesia se oferta por solo 70.000 euros y cuenta con 70 metros construidos, junto al plus de una parcela de 200 metros cuadrados. 

Para adquirir el carácter de vivienda, la capilla necesita una profunda reforma. Hasta antes de la llegada del coronavirus, en San Andrés se oficiaba misa con normalidad. Ahora, está a punto de pasar de las eucaristías los sábados por la tarde a ser el nuevo hogar de algún alma aventurera. De hecho, el inmueble es de propiedad privada. 

11 cementerios alucinantes que merece la pena visitar al menos una vez en la vida

Según recoge el diario El Correo Gallego, los vecinos de la zona destacan que, al ser pequeña, a la hora de celebrar misa acudían unas 15 personas, aunque tenía capacidad para cerca de 30. 

No sería la primera iglesia reconvertida en vivienda: existen otros ejemplos como la Iglesia de Tas (Concello de Sopuerta, en País Vasco, que incluso se hizo con el galardón COAVN de restauración este año). En ese caso, se desembolsó una cantidad mucho mayor: salió al mercado en 2020 por 1,6 millones de euros. 

Examinando el importe, el coste de 1.000 euros el metro cuadrado se alinea con el precio medio de la vivienda en Galicia antes de la llegada de la pandemia y que se ha disparado por la mayor demanda de viviendas en entornos rurales. Contrasta con los elevados precios del metro cuadrado en Madrid (2.306 euros), Islas Baleares (2.145 euros) o País Vasco (2.026 euros).

Cuando alguien la compre, tendrá que desplazar elementos como los asientos parroquiales o el  pequeño altar dedicado a San Andrés, santo que brinda nombre a este templo católico.

En los últimos tiempos, se han multiplicado los ejemplos de peculiares estructuras transformadas en viviendas (antiguos silos de grano convertidos en microcasas holandesas, aviones, tipis, ataúdes o castillos) en plataformas como Airbnb.

Otros artículos interesantes:

Esta impresora 3D ha construido las paredes de una vivienda de lujo en tan solo 8 días

Hoteles originales para dormir en plena naturaleza: las mejores cabañas en los árboles de España

Las grandes ciudades españolas que luchan contra Airbnb con regulaciones para frenar el aumento de los alquileres a corto plazo

Te recomendamos