Videollamadas con el paciente, datos para establecer diagnósticos...: crecen los servicios en la nube para el sector salud

Videollamadas con el paciente o datos para establecer diagnósticos: crecen los servicios en la nube para el sector salud

Microsoft

  • Microsoft Cloud for Healthcare es un servicio de nube específica para el sector sanitario lanzado recientemente por Microsoft.
  • Con este servicio los diferentes trabajadores del sector, desde los médicos hasta el personal de administración, podrán comunicarse de forma más sencilla a través de vídeo, voz, anotaciones sobre imágenes y uso compartido de pantalla.
  • Los médicos también tienen a su alcance la realización de visitas virtuales a sus pacientes, desde cualquier lugar, o llevar a cabo consultas a través de Microsoft Teams de un modo seguro.
  • Los pacientes podrán autogestionar citas, buscar médicos especialistas, activar recordatorios para sus futuras visitas médicas o mantener interacciones online con agentes de atención sanitaria, portales de pacientes o bots.

La digitalización sigue avanzando a pasos agigantados, mucho más desde que la COVID-19 llegó a nuestras vidas para cambiarlo todo. Desde hace poco más de un año, muchas salas de consultas médicas se han convertido en conversaciones con el doctor a través de la pantalla de un ordenador, y las recetas médicas se cuelan cada vez más en las tarjetas sanitarias de los pacientes. Ahora, con la tecnología adentrándose en los resquicios de cada sector y con la necesidad de reimaginar la industria de la salud, son muchos los que se preguntan hasta qué punto podemos utilizar la Inteligencia Artificial y la tecnología en general para mejorar la atención en remoto a los pacientes, optimizar diagnósticos y salvar más vidas.

En este terreno, empresas como Microsoft han aportado nuevas soluciones como Microsoft Cloud for Healthcare, una nube específica para el sector sanitario, adaptada a sus necesidades concretas y exigentes regulaciones en términos de privacidad y seguridad. Probablemente a estas alturas son pocos los que todavía no han oído hablar de la nube. Es la infraestructura en la que se apoya la transformación digital, con centros de datos repartidos por todo el mundo, incluida España dentro de poco.

En el último año, el uso de la nube en la salud ha tomado impulso. Por ejemplo, GSC, empresa pública del Gobierno de Canarias responsable del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad de 112 Canarias y del Servicio de Urgencias Canario (SUC), en medio de un panorama de constantes llamadas de teléfono y actividad de los servicios sanitarios y cuerpos de seguridad, comenzó a utilizar en 2020 los servicios en la nube de Microsoft para conectar entre sí a las diferentes unidades de intervención en todas las islas. Otras empresas del sector como Sanitas también están dando un fuerte empujón a sus servicios en la nube. Recientemente conocimos que ha migrado a la nube sus aplicaciones de gestión empresarial adoptando las soluciones de digital selling de Microsoft. A través de la combinación de Microsoft Dynamics 365 y LinkedIn Sales Navigator, la entidad ha incrementado un 20% los contactos con nuevos clientes potenciales.

Según una encuesta reciente de la consultora Quint, más del 71% de los profesionales del sector afirma que la nube podría ser una ayuda para superar la crisis generada por la pandemia del coronavirus, y casi el 29% aseguró que será una palanca fundamental. Esta misma consultora estima además que las organizaciones del sector salud pasarán de utilizar la nube para almacenar información a usar esta tecnología para analizar datos y aportar valor al negocio. Los beneficios que traerá —según esta misma fuente—, irán desde una reducción de costes hasta un aumento de la eficacia en los diagnósticos, pasando por una personalización de la atención al paciente.

Microsoft_salud_1

En este sentido, cabe destacar la iniciativa global de Microsoft de Open Data Campaign, que busca contribuir a cerrar la creciente “brecha de datos” entre el pequeño número de empresas tecnológicas que más se benefician de la economía de los datos en la actualidad y otras organizaciones que se ven obstaculizadas por la falta de acceso a ellos o por no tener capacidades para utilizar los que ya tienen. El objetivo es que las empresas y los gobiernos puedan utilizarlos para afrontar los retos que se les presentan, pues la capacidad de compartir datos conlleva enormes beneficios. Y no solo para el entorno empresarial, sino que también juegan un rol crítico a la hora de ayudarnos a entender y abordar grandes desafíos, como el cambio climático, o crisis sanitarias, como la pandemia COVID-19. Para aprovecharlos al máximo, es necesario desarrollar la capacidad de compartirlos de una forma segura y confiable, y permitir que puedan ser utilizados de manera efectiva.

Microsoft Cloud for Healthcare: ¿cuáles son sus características?

Tom McGuinness, vicepresidente corporativo de salud mundial de Microsoft afirmaba recientemente que este servicio en la nube ayudará a los profesionales de las organizaciones relacionadas con la salud a tomar decisiones más rápidas y certeras, además de ganar agilidad en la atención a los pacientes. ¿De qué manera? 

En primer lugar, el servicio en la nube centraliza todos los datos, por lo que los diferentes trabajadores del sector (médicos, personal de administración, etc.) pueden comunicarse de forma más sencilla a través de mensajería, vídeo, voz, anotaciones de fotos y uso compartido de pantalla. Además, los proveedores sanitarios, como los médicos o los enfermeros, pueden acceder al historial completo del paciente, las citas programadas actuales y los tratamientos que han recibido, así como a otra información relevante relacionada con su salud. De esta manera, será más sencillo realizar análisis clínicos basados en estos datos para establecer tratamientos que, además, puedan compartirse con el resto de especialistas fácilmente para el seguimiento del paciente. 

microsoft_salud_2_asistente_virtual

Con este servicio en la nube, los médicos también pueden realizar visitas virtuales desde cualquier lugar o llevar a cabo una consulta a través de Teams (plataforma de reuniones, chats y llamadas). Otro de los beneficios recae directamente en el paciente, que podrá autogestionar sus citas, buscar médicos especialistas concretos, activar recordatorios para sus futuras visitas médicas o mantener interacciones online con agentes de atención sanitaria, portales de pacientes o bots. 

Otro de los puntos más relevantes tiene que ver con la protección de los datos. Dentro de este servicio, Microsoft protege, conserva y administra de forma segura esta información cumpliendo rigurosamente con las normas y leyes establecidas en cada país. En definitiva, Microsoft Cloud for Healthcare está diseñada para ofrecer los datos médicos correctos en el momento oportuno centrándote en las personas y contribuyendo a garantizar el cumplimiento, la confidencialidad, la integridad y la accesibilidad de los datos. Esto, sin duda, permitirá a la sanidad seguir avanzando en un momento en el que su transformación es más necesaria que nunca para hacer frente a los retos presentes y futuros.