Un youtuber se clona a sí mismo con una impresora industrial 3D para gastar una broma urbana muy elaborada (y te da los pasos para imitarle)

El youtuber Simon Sörensen y su clon.
El youtuber Simon Sörensen y su clon.
Youtube
  • ¿Qué harías si de repente te regalan una impresora industrial 3D? Este youtuber decidió comprobar si se podría imprimir a sí mismo.
  • Tras cientos de horas de escaneo corporal, impresión, pintura... el youtuber Simon Sörensen logró sorprender a algunos transeúntes con su clon.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Cuán lejos has llegado para gastar una buena broma? Seguro que nada de lo que has hecho puede compararse a imprimirte tu propio gemelo.

Simon Sörensen, creador del canal de tecnología de Youtube RCLifeOn, se encontró un buen día con una oportunidad irresistible. Un conocido le cedió sin problemas una Optimus P1, una impresora industrial 3D capaz de imprimir figuras tridimensionales de hasta un metro de altura. ¿Qué fue lo primero que pensó Sörensen? En sí podría imprimirse a sí mismo.

El primer paso de esta elaborada broma fue hacerse un escaneo corporal. Seguro que has visto algún documental del tipo Cómo-se-rodó en donde se ven a actores repletos de puntitos y de trajes especiales para que multitud de cámaras especiales consigan un escaneo completo de sus cuerpos y movimientos. Sörensen optó por la vía casera: se fue a un meetup de tecnología y logró que le hicieran una versión 3D de su cuerpo solo con un escáner de mano.

Como la Optimus P1 solo imprime figuras de hasta un metro de altura, este youtuber optó por imprimirse por fascículos. Piernas, cintura, torso, cabeza. En este paso Sörensen tuvo que aunar bastante paciencia: la máquina tardó unas 200 horas en imprimirle.

Aunque el resultado fue más que satisfactorio, quedaban muchos pasos pendientes. El primero era pegar su clon con cuidado para que las piezas aguantaran y quedara realista. Luego hubo que repasar bastante la figura. Algunas zonas quedaron menos pulidas que otras por culpa del escaneo un poco casero que se realizó.

Luego hubo que pintarlo. De nuevo, el youtuber supo usar bien sus contactos: contó con la ayuda de su vecina, una pintora profesional que se pasó más de una semana pintando al clon. Aunque el proceso fue más laborioso que difícil, la artista confesó que le costó especialmente lograr que los ojos de la figura parecieran estar vivos.

Tras el maquillaje final, llegó el momento de la broma / experimento: Sörensen llevó a su clon a la calle y lo colocó junto con un sombrero y el letrero "Dame dinero si has tenido que mirar 2 veces". Muchos transeúntes efectivamente tuvieron que mirar 2 y más veces para cerciorarse de que no estaba pidiendo dinero una persona real sino una suerte de maniquí elaborado. La gran mayoría acabó dando una propina al clon por su esfuerzo en parecerse a un ser humano.

Representación literal de aquello de que "el hombre es una carga para sí mismo".
Representación literal de aquello de que "el hombre es una carga para sí mismo".
Youtube

A modo de chiste final, el youtuber da a sus espectadores los pasos más básicos a realizar para realizar una autoclonación:

  • Consigue que te escaneen
  • Instala un software avanzado en tu PC para dividirte en diversos fragmentos
  • Cruza los dedos para que un amigo te dé una buena impresora 3D
  • Espera 200 horas para que la impresora te imprima
  • Junta las piezas
  • Repasa las imperfecciones
  • Pide a tu pintora vecina que añada capas de realismo
  • Realiza un poco de maquillaje final y listo

Otros artículos interesantes:

Así es como deben tributar los youtubers en España

Este youtuber universitario ha ganado casi 75.000 euros y 388.000 suscriptores con un solo vídeo: así lo ha conseguido

Un youtuber especializado en inversión explica cuánto dinero gana por cada 1.000 y 100.000 visualizaciones de sus vídeos

Te recomendamos

Y además