Pasar al contenido principal

10 claves para entender cómo funcionan los planes de pensiones

10 preguntas para entender los planes de pensiones
stevepb / pixabay

¿Estás pensando en contratar un plan de pensiones y no sabes exactamente cómo funcionan? ¿O quizá ya cuentas con uno de estos productos financieros y sigues teniendo dudas sobre su naturaleza, su propósito y las ventajas e inconvenientes que implican?

En realidad, que estés en una de esas dos situaciones o en otra es lo de menos: si quieres ampliar tus conocimientos sobre estos instrumentos de ahorro frente a la jubilación, aquí puedes hacerlo a través de diez preguntas clave para entender cómo funcionan los planes de pensiones.

¿Qué es un plan de pensiones?

Los planes de pensiones son una herramienta de ahorro privado y voluntario cuya finalidad es complementar, que no sustituir, la paga pública de jubilación, sobre la que cada vez arrecian más dudas de futuro. Según la Ley 8/1987, de 8 de junio, de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, estos productos financieros permiten a las personas a cuyo favor se constituyen percibir rentas o capitales por jubilación, supervivencia, viudedad, orfandad o invalidez en función de lo que se haya aportado al vehículo de inversión durante la vida laboral. En otras palabras, cobrar un dinero adicional cuando se den las condiciones para recuperar el dinero.

¿Quiénes intervienen en un plan de pensiones?

En un plan de pensiones participan los siguientes agentes:

  • El promotor, que puede ser cualquier empresa u organización que impulse la creación del plan de pensiones o que tome parte en su desenvolvimiento. 
  • Los partícipes, o lo que es lo mismo, las personas físicas en cuyo interés se crea el plan de pensiones.
  • Los beneficiarios, es decir, las personas físicas con derecho a la percepción de prestaciones, hayan sido o no partícipes. En los casos de jubilación, incapacidad o dependencia, el beneficiario es el mismo que el partícipe. Si se produce fallecimiento, en cambio, será beneficiaria la persona que el partícipe haya designado como tal, por ejemplo, el cónyuge.

¿Cuántos tipos de planes de pensiones existen?

Si se tienen en cuenta los activos en los que invierte cada plan de pensiones, las variantes son las que figuran a continuación.

  • De renta variable, que son aquellos que destinan al menos un 75% de su cartera precisamente a esta modalidad. 
  • De renta variable mixta, con entre un 30 y un 75% del total invertida en aquella.
  • De renta fija mixta, que dedican un máximo del 30% a los mismos activos que las dos anteriores.
  • Renta fija a corto plazo, cuyo vehículo son bonos y valores con un plazo de vencimiento que no supere los 24 meses. 
  • Renta fija a largo plazo, en los que el límite está en 24 meses.
  • Garantizados, a los que se les agrega un aval adicional y ofrecen un rendimiento prefijado.
Cuánto puedes invertir en un plan de pensiones
pasja1000/pixabay

¿Cuánto dinero puedo invertir en un plan de pensiones?

Las aportaciones al plan de pensiones pueden realizarse en uno o varios importes, sin que sea necesaria una periodicidad y suspenderse y reanudarse a gusto del consumidor. Eso sí, siempre que no se rebasen los 8.000 euros anuales.

¿Cuándo puedes disponer del dinero ahorrado en el plan de pensiones?

Una de las grandes dudas respecto a los planes de pensiones se refiere a los supuestos que permiten rescatarlo. Son los siguientes:

  • Como consecuencia de la jubilación, el motivo original por el que se crearon los planes de pensiones.
  • Por fallecimiento del partícipe, en cuyo caso el dinero será para la persona designada por aquél o, de no haber beneficiario, para los herederos legales.
  • Por incapacidad laboral total y permanente.
  • Por invalidez absoluta y permanente.
  • Por enfermedad grave, que deberá ser validada por la Seguridad Social.
  • Para los desempleados de larga duración, es decir, los que acumulen más de un
  • año en paro y carezcan de pensión contributiva alguna. 
  • Con el objetivo de evitar el desahucio de la vivienda.
  • La última reforma del Gobierno respecto a los planes de pensiones cambia el plazo en el que podrán rescatarse estos activos y apunta que se podrán sacar el dinero una vez transcurridos diez años desde la primera aportación a partir de 2025. De esta manera, en ese año podrán recuperarse las cantidades invertidas en 2015 y en los ejercicios precedentes; y en 2026, lo destinado en 2016 y con anterioridad; y así sucesivamente.

A pesar de que son relativamente numerosas y variadas las situaciones en las que podrás disponer del dinero ahorrado en el plan de pensiones, si no puedes acreditar al menos una de ellas, no podrás acceder al capital acumulado, que se conoce como derechos consolidados.

¿De qué forma puedo rescatar el plan de pensiones?

Si quieres, y legalmente puedes rescatar tu plan de pensiones, hay tres vías para hacerlo:

  • Mediante la percepción de una renta periódica, que casi siempre es mensual. Ésta es la fórmula elegida por la mayoría, la más conocida.
  • En un pago único. Es decir, en forma de capital
  • A través de una fórmula intermedia que combina las dos anteriores: primero, un solo desembolso y, después, a plazos.

Dependiendo de qué modalidad elijas pagarás más o menos impuestos por los ahorros de tu vida.

¿Puedo perder dinero con un plan de pensiones?

Sí, técnicamente es posible aunque es poco habitual. Los planes de pensiones no garantizan rentabilidad alguna y ésta será más o menos elevada en función de varios factores: el tino de los gestores, la categoría del plan, etc. La garantía de rentabilidad es, por tanto, exigible a la entidad financiera que se ocupa del plan de pensiones.

Cómo tributan los planes de pensiones
klimkin/pixabay

¿Qué comisiones se cobran en los planes de pensiones?

Este es uno de los puntos que más modificaciones está sufriendo en los últimos tiempos. En la actualidad, la comisión máxima para los fondos de renta fija es del 0,85%. Mientras, para los de renta mixta es del 1,3% y para los de renta variable y garantizados queda en el 1,5%.

¿Qué impuestos hay que pagar por los planes de pensiones?

Aunque las aportaciones anuales tienen ventajas fiscales, hay que tener en cuenta que cuando se rescatan los planes el dinero tributa en el IRPF como rendimiento del trabajo. 

Así la fiscalidad de los planes de pensiones realiza un viaje de dos direcciones. En el lado positivo están las conocidas ventajas fiscales, ya que todas las aportaciones que se hagan cada año reducen la base imponible de forma directa. En otras palabras, te ayudarán a pagar menos impuestos en la renta. No obstante, existen topes anuales:

  • Absoluto, que ya se ha mencionado y que se encuentra situado en 8.000 euros.
  • Porcentual, del 30% de la base imponible para menores de 50 años y del 50% para mayores de esa edad.

Esa posibilidad de desgravación anual se ve descompensada al rescatar el plan de pensiones, pues las prestaciones, incluidas las de viudedad y orfandad, tributan en el IRPF del beneficiario como rendimientos del trabajo.

Así que habrá que aplicar la correspondiente tabla tanto al dinero ahorrado como al beneficio obtenido.

La diferencia con otros productos de inversión como fondos de inversión es enorme, como puede verse en la siguiente tabla que compara los tipos a los que tributan las rentas del ahorro —fondos, acciones, ETF…— y las rentas del trabajo —planes de pensiones y PPA—.

¿Cómo funcionan los regalos en las campañas de los planes de pensiones?

Dada la opción que ofrecen los planes de pensiones de deducir las cantidades aportadas, resulta muy habitual que los ahorradores hagan ingresos en la etapa final del ejercicio para intentar pagar menos impuestos .

A ello se une que las entidades financieras lanzan sus campañas para estimular la contratación de planes de pensiones, la realización de aportaciones extraordinarias o el traspaso desde otras entidades mediante la entrega de regalos u otro tipo de incentivos a los partícipes: sartenes, vajillas, tabletas o televisiones, por citar algunos ejemplos.

Como siempre, existe una contraprestación: a cambio de esos presentes, el partícipe asume un compromiso de permanencia en el plan de pensiones que puede alargarse hasta cinco años. El incumplimiento de éste significa una penalización vinculada al importe del incentivo.

Además, algunas entidades gestoras dan directamente dinero en efectivo por valor de hasta un 4% de interés. No obstante, vuelve a haber truco: el banco obligará al cliente a reinvertirlo en el plan de pensiones. Por si fuera poco, en todos los casos, los obsequios tiene la consideración de rendimiento de capital mobiliario, con lo que habrá rendir cuentas ante Hacienda por ellos en la renta.

Te puede interesar