Pasar al contenido principal

10 cosas aterradoras que pasan en tu cuerpo cuando tomas demasiado azúcar

A a sugar-rich diet can have negative effects on your overall health.
  • Los científicos estudian y debaten constantemente los riesgos y las consecuencias de una "dieta occidental" rica en azúcares.
  • Comer demasiado azúcar se relaciona directamente con el aumento de peso y la obesidad.
  • Los expertos también han asociado comer demasiados dulces con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Otros efectos incluyen problemas de la piel y ansiedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ya sabemos que las dietas modernas están cargadas de edulcorantes añadidos (incluso el pan que comemos tiene exceso de azúcar). Con los datos de obesidad disparados y la comunidad científica nutricional eligiendo entre el azúcar, las grasas y los carbohidratos como chivo expiatorio del día, es difícil saber qué es exactamente seguro comer.

Hay muchos mitos sobre los efectos que el azúcar Pero a pesar de que los humanos necesitan glucosa para sobrevivir, no es ningún secreto que la cantidad exagerada de azúcar que se encuentra en nuestros alimentos cotidianos, como los bocadillos procesados, los alimentos enlatados y los refrescos, se ha vuelto demasiado para nuestros cuerpos.

Leer más: Los 6 signos que indican que tienes el azúcar en sangre muy alto, incluso aunque no tengas diabetes

Business Insider ha reunido 10 de los efectos más aterradores que una dieta rica en azúcar puede tener en tu salud general, con el aporte de expertos como la Dra. Jennifer Haythe, cardióloga del Hospital Presbiteriano de Columbia en Nueva York, Rebecca Lee, enfermera titulada y fundadora de RemediesForMe.com, y Colette Heimowitz, nutricionista de Atkins Nutritionals, Inc. que ha trabajado con celebridades como Kim Kardashian.

Aumento de peso

Weight gain
"Los alimentos y bebidas azucaradas tienen muchas calorías y cualquier cosa que tenga muchas calorías te hará subir de peso", indica la Dra. Jennifer Haythe a INSIDER. Spencer Platt/ Getty

Múltiples estudios han relacionado el consumo de alimentos y bebidas azucaradas con el aumento de peso. La investigación publicada en el "American Journal of Clinical Nutrition" en 2011 confirmó una "relación directa" entre el consumo regular de refrescos y la creciente epidemia de obesidad.

"Las bebidas endulzadas con azúcar, en especial los refrescos, apenas aportan beneficios nutricionales e incrementan el aumento de peso y probablemente el riesgo de diabetes, fracturas y caries dental", según concluyeron los investigadores.

Tu cuerpo necesita glucosa para sobrevivir, pero, ¿qué sucede cuando consumes más de lo que necesitas?

"Cuando consumes más azúcar de la que el cuerpo puede procesar, este la convierte en ácido graso y la almacena para usarla en el futuro en las células grasas adiposas, como las caderas, los muslos, los brazos y el estómago", comenta Lee.

 

Caries dental

Tooth decay
"El azúcar interactúa con las bacterias y produce ácidos que se disuelven y dañan el esmalte dental, provocando que el diente se pudra", advirte Rebecca Lee. Victoria 1/ Shutterstock

Victoria 1/ Shutterstock

En realidad, el azúcar no causa caries, contrariamente a la creencia popular. Sin embargo, el producto de desecho (ácido) causado por la interacción del azúcar con la superficie de los dientes sí causa caries. Si no te fijas en lo que comes (o no te realizas las limpiezas dentales que corresponden), podrías tener la boca llena de estas.

Problemas en la piel

Skin problems
No solo el acné, sino la rosácea, la opacidad de la piel y otras afecciones de la piel pueden empeorar con una dieta rica en azúcar, según Lee. frank60/ Shutterstock

frank60/ Shutterstock

Sabemos que la creencia de que comer chocolate causa acné es cuento viejo pero, ¿pueden los alimentos azucarados causar problemas para tu salud dermatológica?

Los científicos han establecido recientemente una conexión entre el consumo de lácteos y alimentos con altos índices glucémicos (también conocidos como alimentos dulces) con problemas en la piel.

"La investigación ha corroborado el papel de alimentos específicos, como los productos lácteos, así como los patrones dietéticos, incluida la dieta de alta carga glucémica típica de la dieta occidental", según un estudio de 2014 publicado en el Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology.

Aumento de la necesidad de tomar azúcar

Increased sugar cravings
El azúcar puede no ser tan adictivo como las drogas duras, pero la ciencia ha establecido la conexión entre comer dulces y desearlos más. Albert L. Ortega / Getty

Albert L. Ortega / Getty

En nuestra exposición sobre "mitos sobre el azúcar que debes dejar de creer", concluimos que, hasta el momento, no hay consenso científico sobre si el azúcar es tan adictivo como la cocaína o si puede ser una puerta de entrada a otras conductas poco saludables, como sugiere un estudio reciente y controvertido.

Cuando tomas mucha azúcar, tu cerebro libera dopamina, la "hormona de la felicidad". Se libera también cuando tienes relaciones sexuales o interacciones positivas con otras personas.

Aunque los científicos no han llegado a un consenso sobre cuán adictivo puede ser el azúcar, un estudio de 2008 publicado en la revista "Neuroscience & Biobehavioral Reviews" señaló que cuando se les daba acceso ilimitado al azúcar, las ratas exhibían cuatro de los signos de adicción: atracones, abstinencia, ansiedad y una "puerta de entrada" para la demanda de sustancias duras como el alcohol.

Suena parecido al efecto de las drogas, ¿verdad? El estudio concluyó que el azúcar "puede ser adictivo" solo cuando "se consume de manera compulsiva".

Riesgo de prediabetes

A risk of pre-diabetes
El azúcar no causa diabetes, pero un estilo de vida poco saludable que conduce al aumento de peso es un gran factor contribuyente. Evgeniy pavlovski/ Shutterstock

Evgeniy pavlovski/ Shutterstock

"Cuando comes algo con glucosa o componentes básicos de carbohidratos, tu cuerpo libera insulina porque le ayuda a convertir la glucosa en energía", indica Haythe. "El problema es que cuando las personas ingieren una gran cantidad de azúcar a la vez, hay una gran liberación de insulina y se puede desarrollar hipoglucemia o resistencia a la insulina".

Con resistencia a la insulina, tu cuerpo no puede absorber adecuadamente la glucosa, lo que hace que se acumule en el torrente sanguíneo y el hígado. Esto, junto con unos factores genéticos y ambientales determinados, puede conducir a prediabetes y finalmente a diabetes.

"Al cambiar a una dieta de proteínas, grasas saludables y alimentos con carbohidratos ricos en fibra, puedes evitar los picos de azúcar en sangre y las respuestas de insulina que conduzcan a obesidad y prediabetes", contó a Business Insider la nutricionista Colette Heimowitz.

Ansiedad y depresión

Depression and anxiety
Los trastornos mentales como la depresión se han relacionado con la inflamación, y el azúcar se considera un ingrediente inflamatorio. Shutterstock

Comer mucha azúcar hace que tu cerebro libere dopamina, la "hormona de la felicidad", pero ¿puede una dieta rica en azúcar ayudar realmente a causar estrés y depresión? Una nueva investigación señala que es posible.

Las dietas ricas en almidón y alimentos azucarados están relacionadas con la inflamación a un nivel mucho más alto que las dietas ricas en proteínas y verduras magras. Un estudio de 2016 publicado en "The Journal of Clinical Psychiatry" sugiere que la inflamación es un fuerte indicador de depresión y altos niveles de estrés.

"El azúcar aumenta la inflamación en todo el cuerpo, incluso en el cerebro", confirma Lee.

Si conectas los puntos, una dieta azucarada puede crear una respuesta inflamatoria en tu cuerpo, que a su vez, puede aumentar el estrés, la ansiedad e incluso la depresión.

 

Enfermedades cardíacas

Heart disease
Comer demasiada azúcar se ha relacionado directamente con un mayor riesgo de infartos y mortalidad. sfam_photo/ Shutterstock

sfam_photo/ Shutterstock

El síntoma físico más obvio de comer demasiado azúcar es el aumento de peso, pero una investigación alarmante muestra que incluso sin tener sobrepeso, una dieta rica en azúcar puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular de manera exponencial.

Los encargados del estudio para una investigación que buscaba los efectos del azúcar a largo plazo descubrieron que "los participantes que obtenían aproximadamente del 17% al 21% de las calorías totales del azúcar añadido tenían un riesgo 38% mayor de mortalidad por enfermedad cardiovascular", particularmente aquellos que consumían regularmente bebidas azucaradas como los refrescos.

La media estadounidense en 2010 obtenía al menos el 10% de sus calorías del azúcar, por lo que estos participantes del estudio estaban en el extremo más extremo de la escala.

Enfermedades del hígado

Liver disease
Trozo de hígado sano extraído de una persona en una bolsa antes de ser trasplantado. Associated Press

Associated Press

Por lo general, asociamos la insuficiencia hepática con el abuso de alcohol, pero las investigaciones sugieren que el azúcar puede hacer casi tanto daño a nuestro hígado como el alcohol.

Cuando tomamos gran cantidad de azúcar, resulta demasiado para nuestro torrente sanguíneo e hígado (donde se absorbe la glucosa y se estabilizan los niveles de azúcar).

La mala absorción crónica del azúcar puede causar enfermedades del hígado graso no alcohólico y esteatohepatitis no alcohólica (NASH), que es básicamente el abuso y la cicatrización del hígado, ya que continuamente trata de curarse.

Esta afección se conoce como una enfermedad silenciosa porque los síntomas no comienzan a aparecer hasta que es casi demasiado tarde. Se asocia con malos hábitos alimenticios y obesidad.

Tu cerebro puede no detectar que tu cuerpo está lleno

Your brain can't tell when your body is full
"El impacto a corto plazo de comer demasiada azúcar es un pico y un colapso en el azúcar en la sangre que te deja con hambre y cansado unas horas después de comer", cuenta Heimowitz. JGA/ Shutterstock

JGA/ Shutterstock

Uno de los efectos poco comunes de una dieta cargada de edulcorantes es la incapacidad de saber cuándo estás lleno.

Cuando comes demasiada azúcar, es más probable que sigas comiendo en exceso debido a las "calorías vacías" de los dulces.

Un estudio de 2011 publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos descubrió que las dietas altas en grasas saturadas y azúcares refinados pueden interferir en la señal del cerebro de que el cuerpo está lleno.

 

Problemas de memoria o demencia senil

Memory problems/dementia
Las dietas altas en azúcar pueden tener graves impactos en nuestros recuerdos a corto y largo plazo. Sebastian Bozon/ AFP

Un estudio de 2015 realizado en la Universidad del Estado de Oregon confirmó que las dietas ricas en azúcar pueden afectar directamente la capacidad de nuestro cerebro para retener recuerdos a corto y largo plazo.

El estudio descubrió que después de solo cuatro semanas con una dieta alta en grasas y azúcar, las ratas de laboratorio habían disminuido sus capacidades cognitivas.

"El deterioro de la flexibilidad cognitiva en este estudio fue bastante fuerte", afirma Kathy Magnusson, una de los investigadoras del estudio.

Un estudio de Reino Unido de 2017 confirmó esta teoría al demostrar un "vínculo de punto de inflexión" entre el nivel alto de azúcar en la sangre y la progresión de la demencia o la enfermedad de Alzheimer.

"Se sabe que el exceso de azúcar es malo para nosotros cuando se trata de diabetes y obesidad, pero este posible vínculo con la enfermedad de Alzheimer es otra razón por la que deberíamos controlar nuestra ingesta de azúcar en nuestras dietas", dijo el Dr. Omar Kassar a The Telegraph en aquel momento.

Y además