10 ventajas y 4 inconvenientes de los espacios de coworking para el emprendedor

Ventajas del coworking
CoWomen / Unsplash
  • El 'coworking' es práctico al dar los primeros pasos como emprendedor y económico en relación al gasto que supone alquilar un inmueble corriente. 
  • El hecho de que sean lugares de uso colectivo lleva a una pérdida de privacidad y a posibles distracciones, así como a un menor margen de maniobra en horarios y salas disponibles.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los comienzos de cualquier negocio suelen ser duros, incluso lo fueron para aquellos que hoy son propietarios de grandes compañías. Los emprendedores se topan muchas veces con la falta de recursos que afecta, por ejemplo, al lugar en el que trabajar: ciertos alquileres puede arruinar muchos presupuestos empresariales en cuestión de meses. 

El 'coworking', sinónimo de ahorro

De ahí, entre otros motivos, que hayan surgido espacios de trabajo colaborativo que pueden ser una vía para que el empresario en potencia logre un ahorro considerable. Además de este aspecto, hay otros pros en el uso de estos lugares de uso colectivo.

El 'yin-yang' de los espacios de coworking por la pandemia: pierden clientes y eventos, pero esperan ganar empresas en búsqueda de flexibilidad

Ventajas del 'coworking'

Sin dejar a un lado la cuestión del ahorro, entre los puntos positivos de compartir espacios para trabajar, se encuentran los que figuran a continuación.

  1. Flexibilidad de uso y en horarios: tarifas planas, media jornada, días sueltos, etc.
  2. Compañía. Emprender es apasionante, pero también puede ser difícil. Por esa razón, estar rodeado de gente que haya pasado por lo mismo que tú y que sepa darte una visión distinta de los problemas puede resultar útil.
  3. Contactos. Al compartir espacio a diario con otros emprendedores, operen en tu sector o en otro, es muy probable que tu agenda vaya ganando nombres.
  4. Promocionar tu actividad. Al estar rodeado de profesionales de todos los ámbitos, tienes la oportunidad de interactuar con ellos y dar a conocer tu trabajo. No sólo les mostrarás tu negocio a tus compañeros, sino también a sus contactos.
  5. Sinergias. Como derivada del epígrafe anterior, cabe la posibilidad de que encuentres compañeros de oficina con los que crear proyectos en común que os beneficien a ambos y en los que cada cual aporte una parte.
  6. Inspiración. Además de sentirte arropado y acompañado por personas con intereses comunes, ten en cuenta que tus compañeros son también emprendedores, en muchos casos, con un montón de ideas y grandes proyectos por desarrollar. Cabe recordar que 7 de cada 10 ven los espacios de coworking como el sitio ideal para encontrarse con otros emprendedores, compartir ideas y hacer networking, según un estudio publicado por Regus recogido por Infoempleo.
  7. Formación. Una de las principales características de los espacios de coworking es que se hallan en continuo movimiento. Por ese motivo, la mayoría de ellos cuenta con un programa formativo que incluye cursos y talleres pensados por y para emprendedores.
  8. Potencias tu creatividad. De nuevo, al estar en contacto con personas que se dedican a actividades distintas a la tuya, puedes enfocar tu trabajo desde distintas perspectivas.
  9. Servicios complementarios. En principio, si contratas un puesto de trabajo, estás contratando una mesa (fija o flexible), pero estos espacios suelen estar equipados con otros servicios que te serán muy útiles en tu día a día: salas de reuniones, fibra óptica, etc.

Más allá de estos puntos positivos, no olvides que existen diversos factores que son determinantes para escoger tu espacio de coworking y que conviene que tengas en cuenta.

23 emprendedores europeos de éxito que están invirtiendo su dinero en startups como inversores comparten sus mejores consejos para los emprendedores

Inconvenientes del 'coworking'

Aunque las ventajas son mayores, también hay que tener en cuenta que trabajar en un espacio de coworking puede tener sus dificultades. Así que no son todo ventajas en esta modalidad, puesto que también hay inconvenientes, aunque sean menos que las primeras.

  1. Privacidad limitada. Compartir tu espacio de trabajo, evidentemente, recorta tu privacidad porque las oficinas no son de utilización exclusiva ni para ti ni para los otros. Hay que aprender a trabajar con esos compañeros, que pueden escuchar tus conversaciones telefónicas y estar presentes cuando recibas visitas.
  2. Pérdida del control. Los espacios de coworking suelen funcionar muy bien, pero es imposible controlar todo lo que pasa en ellos. De ahí que convenga, si planeas una reunión o citas a algún cliente en el lugar, que te anticipes a los posibles problemas: horarios de apertura y de cierre, estado de ocupación de las salas de reuniones, eventos previstos para ese día, etc.
  3. Distracciones. Estar rodeado de otras personas tiene sus ventajas, pero también puede ser un elemento que te lleve a perder la concentración. 
  4. Horarios. Este punto puede interpretarse como positivo o negativo en función de la flexibilidad que ofrezca cada espacio. Si el horario es limitado, deberás adaptarte a él; si está abierto 24 horas al día, con total disponibilidad, como ocurre en muchos sitios de coworking, resultará una ventaja. 

Otros artículos interesantes:

Los emprendedores se apuntan al 'coliving', compartir piso y espacio de trabajo: todo lo que debes saber

7 estrategias que cualquier emprendedor debería aprender de las Kardashians

Cómo podría ser el futuro del coworking para autónomos y emprendedores en la era post COVID-19