Pasar al contenido principal

13 situaciones en las que te pueden multar por usar el móvil

Multas de tráfico
Getty
  • Utilizar el móvil es de gran ayuda en la vida diaria de las personas y a día de hoy se ha convertido en un instrumento indispensable.
  • Hacer uso de un smartphone puede derivar en una buena multa e incluso en pena de cárcel.
  • Estas son 13 situaciones en las que usar el móvil te puede costar una multa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El móvil, como el coche, nos aporta muchas ventajas, pero si lo usamos en situaciones prohibidas puede costarnos una buena sanción. Incluso penas de cárcel. Y hay casos que conoce poca gente. Vamos a echar un vistazo a algunas situaciones en las que usar el móvil te puede costar una multa.

Estas sanciones ocurren porque usamos nuestro smartphone poniendo en peligro la vida de los demás, o violamos su derecho a la privacidad. El caso más popular es hablar por teléfono o enviar mensajes mientras conduces, porque te distraes y puede provocar un accidente. En 2019 fallecieron 390 personas en accidentes provocados por utilizar el móvil al volante.

Pero hay otras situaciones menos conocidas que pueden terminar con una fuerte sanción económica. Como por ejemplo, hacer una foto o grabar en vídeo a un policía. O grabar en el interior de una comisaría u otros edificios públicos, como puede ser Hacienda o un hospital.

Incluso existen multas a peatones por usar auriculares. Y ojo con publicar en YouTube un vídeo de bullying, u otro en el que no prestas auxilio a alguien que lo necesita.

Existen muchas situaciones en las que usar el móvil puede acaban en multa. Vamos a ver las más importantes.

 

Usar el móvil mientras conduces

Multas con el móvil
Getty

Como todo el mundo sabe, utilizar el móvil durante la conducción está prohibido. La Dirección General de Tráfico no distingue el uso que le des. Conlleva la misma sanción hablar por el móvil que enviar un mensaje, o consultar alguna cosa.

Tampoco puedes utilizarlo mientras estás parado en un semáforo, o un atasco. La prohibición es total.

Si te pilla la Guardia Civil o la Policía municipal la multa asciende a 200 euros, y te quitan 3 puntos del carnet de conducir. Para esté 2020 está previsto aumentar la sanción a 6 puntos del carnet, pero aún no se ha aprobado.

Ojo, la multa también se aplica si conduces una moto, una bicicleta, o un patinete eléctrico.

Grabar en vídeo o hacer fotos a la policía

Multa de tráfico Guardia Civil
EFE

Los cuerpos de seguridad están especialmente protegidos en lo que respecta a su intimidad, porque revelar su imagen u otros datos puede poner en peligro su vida, o la de su familia.

El art. 36.23 de la Ley Orgánica 4/2015 lo califica de infracción grave:

"El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación, con respeto al derecho fundamental a la información".

En otras palabras, está prohibido grabar a las fuerzas de seguridad sin su consentimiento, incluso con fines informativos. La multa ronda los 2.000 euros.

La única excepción es que el agente te de permiso para hacer la foto o grabar el vídeo.

Escuchar música por los auriculares mientras conduces una moto, bici, coche... o patinete

Multas con el móvil
Getty

Conducir es una actividad monótona, y si viajas solo puede hacerse aburrido. La tentación de ponerse unos auriculares y escuchar música, o un podcast, es alta. Especialmente si vas en moto o en bici.

Pero está totalmente prohibido usar auriculares mientras conduces, da igual que sea un coche, una moto, una bici... o un patinete eléctrico, Utilizar un solo auricular no cuela, también está prohibido. Igual que los tapones para los oídos.

El Reglamento General de la Circulación lo deja bien claro en el artículo 18.2:

"Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido.

Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado)".

La multa por usar auriculares mientras conduces es de 200 euros, y pérdida de 3 puntos en el carné de conducir (en el caso del coche o la moto).

Leer más: 5.000 dólares de multa por negarte a desbloquear el móvil en la frontera de Nueva Zelanda

Multa por usar auriculares... siendo peatón

Multas con el móvil
Getty

Parece lógico que sancionen a los conductores que usan el móvil o auriculares mientras conducen, porque ponen en peligro las vidas de los demás. Pero los peatones tampoco están a salvo de una buena multa.

El uso de auriculares en lugares públicos solo está permitido en zonas peatonales. Cuando cruza la calle o camina por el borde de una carretera, o la propia carretera, el peatón tiene obligación de "apercibirse de las señales ópticas y acústicas de los vehículos prioritarios. Despejarán la calzada y permanecerán en los refugios o zonas peatonales”, según indica el artículo 122.7 del Reglamento General de Circulación.

En otras palabras, debes quitarte los auriculares cuando cruzas una calle o te bajas de la acera. Si por tu culpa se produce un accidente o generas una situación de peligro por no estar atento, la multa varía entre los 75 y los 200 euros.

Publicar en Internet fotos o información privada de otras personas

chat whatsapp
depositphotos

La privacidad de las personas en Internet es un derecho recogido en el Reglamento de la Protección de Datos, que la Unión Europea actualizó en 2018.

Está prohibido publicar en Internet fotos, vídeos o información privada (eso incluye mensajes de WhatsApp) sin el consentimiento de las personas que aparecen.

Hay excepciones en las que si puedes publicar fotos o vídeos, siempre que no supongan una violación de la privacidad. Son las siguientes: 

  • Actuaciones autorizadas por la Autoridad
  • Interés histórico, científico o cultural
  • Personas con cargos públicos
  • Caricaturas con uso social
  • Información gráfica con imagen accesoria

En el resto de los casos, si subes una foto o vídeo a redes sociales de otras personas y te denuncian, la sanción depende de la gravedad de la información privada compartida. No es lo mismo una imagen de una persona paseando en la calle que otra en la intimidad de su casa.

En muchos casos la sanción se reduce a quitar la foto, pero en otros puede conllevar una multa de cientos o miles de euros, e incluso pena de cárcel.

A la hora de compartir datos privados, las multas no afectan solo a cosas como mensajes de WhatsApp, claves, información privada, etc. También hay que tener en cuenta los datos informativos. No podemos difundir nombres, número de teléfono o direcciones de email sin el consentimiento de los titulares.

Subir o compartir vídeos de bullying o acoso

Multas con el móvil

Getty

Aún hoy en día es habitual encontrar en YouTube vídeos de peleas de adolescentes o de acoso entre menores. Google los borra rápido, pero demuestra que los vídeos de Bullying se siguen grabando y distribuyendo por Internet.

Est contenido es especialmente sensible porque intervienen menores en situaciones de peligro o estrés. Distribuirlos por Internet es un delito, tanto del que los graba y sube a la Red, como de aquellos que los comparten.

Grabarte en vídeo cometiendo un delito

Multa por usar el móvil

Si hay algo más imprudente que alguien que comete un delito, es que se trate de un delincuente egocéntrico. Y el brillo y la fama de las redes sociales es tan grande...

En Facebook hemos podido ver a narcotraficantes presumiendo de armas y dinero, o a gente que robaba ropa en unos grandes almacenes y después aparecía lucíendola en redes sociales... hasta que les pillan.

Aquí podemos ver a un motorista rodando a 300 Km/h entre el tráfico, a punto de chocarse varias veces con otra moto:

Y en España la Guardia Civil ha detenido a varios youtubers por subir vídeos en donde conducen a más de 250 Km/h, o sin manos...

Aunque no des nombres, la Red no es anónima. Si subes contenido comprometedor, te acabarán pillando...

Leer más: Los adictos al móvil son los nuevos conductores borrachos por lo que la Guardia Civil va a rastrear las llamadas de los que causen accidentes

No facilitar auxilio mientras grabas o haces fotos

La acreditación del lucro cesante por dedicación a las tareas del hogar en accidentes de tráfico
Getty

La fiebre por las selfies o por grabar ese vídeo único y espectacular que te va a dar muchos Me gusta en redes sociales es tan grande, que a veces nos olvidamos de lo que nos rodea.

Se han dado caso de personas que han denegado el auxilio a otras personas porque estaban muy ocupadas haciéndose selfies en un accidente, o grabando en vídeo un incendio.

El código penal establece que tenemos la obligación de prestar ayuda a una persona necesitada, siempre que no ponga en riesgo nuestra vida. Si no lo hacemos seremos castigados con una pena de multa entre 3 meses y un año.

SI además esa persona necesita ayuda por nuestra culpa, la pena asciende hasta 4 años de prisión.

Espiar con el móvil

Multas por usar el móvil
Getty

Un smartphone se puede usar para espiar a otras personas usando la cámara, o grabando audio.

Esto está expresamente prohibido y se considera un delito penal, según el Código Penal: "El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apropie de sus papeles, mensajes de correo electrónico, cartas o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o use mecanismos técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses".

Algunos vídeos de menores son delito aún con el consentimiento de sus padres

Niño fumando
istock

Si en una foto o vídeo que hacemos aparece un menor de 13 años, necesitamos el permiso de ambos padres para colgarlo en Internet. No vale el de uno solo, porque la patria potestad está compartida entre los dos (salvo que uno de ellos la haya perdido).

Pero ojo, porque aunque tengamos el permiso de los padres, hay cierto contenido que sigue estando prohibido hacer público. En concreto, imágenes que supongan un claro perjuicio para la imagen del menor, por ejemplo, si está fumando o bebiendo. En estos casos ni siquiera con el consentimiento de los padres podemos publicarlas, porque la propia Fiscalía del Menores podría denunciarnos.

Leer más: Cepillarse los dientes conduciendo o mirar el móvil en moto: los vídeos de las mayores locuras al volante captados por la DGT

Compartir vídeos privados de contenido sexual

Facebook
Facebook

Los vídeos privados de contenido íntimo o sexual están dentro del derecho a la privacidad, así que entrarían dentro de las multas que ya hemos comentado.

Pero este tipo de vídeos, al ser información íntima, tienen sanciones más graves. Se considera delito de revelación de secretos hacer públicos estos vídeos, y conlleva penas de prisión de entre 2 y 5 años. Varía en función de que tengas el vídeo de forma consentida, o lo has conseguido sin permiso.

Otro caso a tener en cuenta es el de compartir un vídeo sexual privado porque te lo ha pasado un amigo, y se lo envías a tu grupo de amigos. Incluso aunque no conozcas a esa persona o hayas compartido el vídeo sin verlo siguen siendo un delito de revelación de secretos, y tiene penas de entre seis meses y 3 años de cárcel.

No compartas nunca vídeos privados de otras personas sin su consentimiento.

Cotillear el móvil de tu pareja, o tu hijo

Espiar el móvil
Getty

Aunque los padres sin duda tienen derechos sobre sus hijos cuando son menores de edad, no están por encima de su intimidad.

Tras las reforma de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, en 2018, los menores de edad tienen derecho a la intimidad, incluso con respecto a sus padres.

En otras palabras, los padres no pueden espiar y consultar el contenido de los móviles de sus hijos sin su consentimiento. Y mucho menos, usar apps de rastreo o registro de actividad.

Si el menor denuncia ese espionaje, los padres se enfrentan a sanciones económicas e incluso penas de cárcel.

Aun así existen sentencias en las que un juez ha dado validez al espionaje del móvil de padres a hijos, pero solo en casos de fuerza mayor, por ejemplo, en situaciones de acoso de un adulto en redes sociales.

Ser pesado puede ser delito

Felicitaciones y frases de amor de San Valentín 2020 para enviar por WhatsApp
Shutterstock

La línea que separa ser un pesado del ciberacoso, a veces es más fina de lo que pensamos. Y eso puede traernos un disgusto.

Si enviamos constantemente mensajes a una persona pese a que nos rechaza, si vigilamos todo lo que hace, o la presionamos demasiado, podemos estar cometiendo ciberacoso sin caer en la cuenta.

En otros casos ese ciberacoso se busca, con hostigamiento y amenazas constantes a través del móvil. Suele darse entre personas que han roto una relación.

Cualquier acción que limite la libertad de una persona utilizando el móvil se considera ciberacoso, y está penado con entre 3 meses y 2 años de cárcel y multa de 6 a 24 meses.

Exclusiva Upday

Y además