Pasar al contenido principal

15 películas que acabaron arruinando la vida de sus protagonistas

Waterworld Kevin Costner
Universal

Hollywood puede ser un lugar muy duro. Y no nos referimos únicamente a la competencia y a los precios que pagan sus estrellas. También nos estamos refiriendo a los altibajos que sufren las carreras profesionales sus intérpretes debido a una serie títulos. Hay más de un actor o actriz cuyo futuro se ha ido al carajo tan solo por la elección de un mal papel o varios de seguido. Y es que, amigos, hay películas que son tóxicas no solo para el espectador, sino para también para quien trabajan en ellas.

Si no nos creéis, atended a esta ristra. Os enumeramos 15 películas que arruinaron la vida de sus protagonistas casi en un chasquido de dedos. Y no decimos que se tratan de malas películas, cuya calidad acabó con sus carreras.

¡Que va! Hay veces en las que la fama o el encasillamiento en cierto tipos de papeles han sido también fatales para más de un actor. Y eso sin contar con las múltiples ocasiones en las que la fortuna inesperada ha llevado a más de uno a caer en los abismos de las drogas y el alcohol. 

Algunos de los casos que os proponemos, seguramente, ya los conoceréis. Otros, muy posiblemente, os sorprendan. Sea como sea, os advertimos que la mayor parte de estos actores y actrices lo han tenido complicado para levantar cabeza después de su paso por ciertas películas y franquicias.

Leer más: Las 7 mejores alternativas a Netflix para ver series y películas online

Muchos, de hecho, tuvieron que reinventarse. Y gracias a esta decisión no les fue nada mal.

Star Wars

Películas que arruinaron la vida de sus protagonistas

Star Wars tiene el dudoso honor de ser una autentica destrozadora de vidas. En un sentido metafórico claro. Muchos de sus protagonistas, a lo largo de cuarenta años de historia de franquicia han acabado muy mal o, incluso, relegados y olvidados de forma temporal. 

Durante años, los casos más sonados de "víctimas por Star Wars" fueron Mark Hamill y Carrie Fisher. Los "hermanos Skywalker" se convirtieron en consumidores habituales de drogas y sus escarceos con ellas no acabaron nada bien. Hamill tuvo un aparatoso accidente de coche que destrozó su cara de "niño guapo". Por su parte, Fisher acabó enganchada de por vida a la coca, agravando su trastorno bipolar.

Si bien ambos supieron sacar partido de los royalties y desarrollar su carrera por otros derroteros, ninguno fue un nombre famoso para el público generalista durante años. Solo en años recientes se volvieron a convertir en figuras de cierta relevancia pública. 

Las precuelas tampoco fueron generosas con sus protagonistas. Liam Neeson cayó en el ostracismo tras La Amenaza Fantasma, y le ha costado Dios y ayuda volver a protagonizar películas más o menos bien valoradas por la crítica. Del episodio I también hubo otra víctima. Jake Lloyd, el actor que encarnaba a Anakin Skywalker en su infancia, sufre esquizofrenia y ha tenido problemas con la policía reiteradas veces.

Se dice que sus problemas derivan del acoso que sufrió de niño por parte de gente descontenta con su papel. Por su parte, Hayden Christensen se hartó de las críticas y se largó al cine indie, en donde más o menos ha sido feliz. 

Superman Returns

Películas que arruinaron la vida de sus protagonistas

Brandon Routh tocó fondo hasta volver a ser "alguien". Su participación como protagonista en Superman Returns le encasilló y fusiló su carrera durante diez años. Incluso en Ted hicieron bromas con el asunto, poniéndolo en el mismo saco, junto a Sam J. Jones (Flash Gordon).

Afortunadamente, la televisión le devolvió cierta salud a su carrera. Primero como secundario de Arrow y luego como un personaje fijo de la serie crossover de esta con The Flash. Esto es, la teleserie Legends of Tomorrow

Te puede interesar