Pasar al contenido principal

15 rasgos o actitudes por las que no caes bien a los demás

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Posiblemente seas culpable de al menos uno. 3 Arts Entertainment
  • No es complicado que le caigas mal a alguien, sea en las relaciones por Internet o físicas.
  • Si compartes algo demasiado personal demasiado pronto o si escondes tus emociones, por ejemplo, puedes repeler a la gente sin querer.
  • Incluso el olor de tu sudor o un apellido difícil de pronunciar (cosas que no controlas) pueden ser puntos negativos.

En términos generales, solo tienes unos pocos segundos para hacer que alguien quiera pasar más tiempo contigo.

Y en esos preciosos segundos, todo importa: desde tu apellido hasta el olor de tu sudor (injusto y de mal gusto, ya lo sabemos).

A continuación, Business Insider recopila varios hallazgos científicos sobre los rasgos y comportamientos que hacen que no le caigas bien a la gente, tanto en Internet como en persona. 

Compartir demasiadas fotos en Facebook

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
AP

Si eres la clase de persona que comparte fotos de tu luna de miel, de la graduación de tu prima y de tu perro disfrazado de Halloween en un solo día, es posible que quieras plantearte parar.

Un estudio de 2013 demostró que publicar demasiadas fotos en Facebook puede perjudicar a tus relaciones en la vida real.

"Esto se debe a que la gente, aparte de amigos muy próximos y familiares, no parece conectar muy bien con las personas que comparten fotos de sí mismos constantemente", según explicaba en un comunicado David Houghton, de la Birmingham Business School, y director del estudio.

Más concretamente, a los amigos no les gusta cuando publicas demasiadas fotos de la familia, y a los familiares no les gusta que compartas demasiadas fotos de amigos.

Ben Marder, de la Universidad de Edimburgo, también trabajó en el estudio, y advertía: "Ten cuidado cuando compartas y piensa cómo lo percibirán las personas que puedan verlo. Aunque compartir sea una manera extraordinaria de mejorar las relaciones, también puede dañarlas."

Tener demasiados (o demasiados pocos) amigos en Facebook

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Facebook

En un estudio de 2008, los investigadores de la Michigan State University pidieron a estudiantes de grado superior que mirasen perfiles falsos de Facebook y diesen su opinión sobre sus propietarios.

Los resultados mostraban que el "punto óptimo" para gustarles eran unos 300 amigos. Los índices caían cuando el propietario de un perfil tenía solo 100 amigos, y casi igual de bajo cuando tenía más de 300.

En cuanto a por qué podía ser negativo tener más de esa cantidad de amigos, los autores del estudio apuntaban: "Las personas con demasiadas amistades pueden transmitir la sensación de que están demasiado centrados en Facebook, trabando relaciones no tanto por afinidad como por desesperación."

Por otro lado, los estudiantes que participaron en la evaluación tenían en torno a 300 contactos de Facebook cada uno. Conque los investigadores reconocen que si el número más frecuente hubiese sido de 1.000 amigos de Facebook, quizás 1.000 hubiese sido el punto óptimo.

No obstante, hay que tener en cuenta que una encuesta de 2014 mostraba que la media de amistades en Facebook entre los usuarios adultos era de 338.

Curiosamente, el estudio también apuntaba a que los participantes no eran conscientes de que la gente les gustase menos cuando tenían demasiados o demasiados pocos amigos en Facebook.

Confesar algo excesivamente personal al inicio de una relación

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Francisco Osorio / Flickr

En general, la gente se gusta más cuando comparte confidencias. Abrirse es una de las mejores maneras de hacer amigos en la vida adulta.

Pero los psicólogos plantean que revelar algo demasiado íntimo (por ejemplo, que tu hermana tiene una aventura extraconyugal) cuando aún estás conociendo a otra persona puede transmitir inseguridad y reducir tu atractivo.

La clave es dar con la cantidad justa de carga personal. Como plantea un estudio de 2013 dirigido por Susan Sprecher en la Illinois State University, limitarse a compartir detalles sobre tus aficiones y tus recuerdos de infancia favoritos puede hacerte parecer una persona más cálida y atractiva.

Hacerle preguntas a otra persona sin hablar sobre ti en absoluto

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Flickr / Pedro Ribeiro Simões

Ese mismo estudio de 2013 llegó a una conclusión que supone una importante advertencia en torno a la idea de que hablar de uno mismo conlleva cercanía: que tiene que ser mutuo. A la gente, en general, le gustas menos si no les correspondes cuando revelen algo íntimo.

En el estudio, participantes que no se conocían entre sí intercambiaban detalles sobre sí mismos o bien hablaban en turnos de 12 minutos mientras que la otra persona escuchaba. Los resultados mostraban que los participantes del intercambio directo se gustaban mucho más.

Como escribían los autores: "Aunque las personas tímidas o con dificultades sociales pueden hacer preguntas a la otra persona para desviar la atención de sí mismas, nuestras investigaciones muestran que no es una buena estrategia para entablar relaciones. Los dos participantes de una interacción deben abrirse para generar cercanía y sintonía."

 

Utilizar una foto de perfil tomada desde demasiado cerca

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Carlos Pacheco / Flickr

Si tu perfil de LinkedIn presenta una imagen de tu cara prácticamente pegada a la cámara, no estaría de más que la cambiases.

Un estudio del California Institute of Technology plantea que las caras fotografiadas desde una distancia de solo 45 centímetros se consideran menos fiables, atractivas y útiles que las tomadas desde 135 centímetros.

Ocultar tus emociones

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Andy Morales / Flickr

Los estudios apuntan que dejar aflorar tus sentimientos profundos es una mejor estrategia para conseguir gustarle a otras personas que guardártelo todo.

En un estudio de 2016, investigadores de la Universidad de Oregón grabaron en vídeo a personas que estaban visionando dos escenas de películas: una era la del orgasmo falso de la película Cuando Harry encontró a Sally, y una escena triste de El campeón. En algunos casos, se pidió a los actores que reaccionasen con naturalidad; en otra, que anulasen sus emociones.

Entonces, se presentaron cuatro versiones de los vídeos a estudiantes de grado superior. Los investigadores midieron cuánto interés mostraban los estudiantes en hacerse amigos de las personas que aparecían en los vídeos, así como su percepción de sus personalidades.

Los resultados mostraban que los que anulaban sus emociones gustaban menos (los consideraban menos extrovertidos y agradables) que los que actuaban con naturalidad.

Los investigadores apuntan: "La gente [...] no busca relaciones cercanas indiscriminadamente: probablemente buscan a personas que posiblemente respondan a sus esfuerzos. Conque cuando los sujetos detectan que alguien está ocultando sus emociones, pueden interpretarlo como una falta de interés en las cosas que conlleva una expresión emotiva: cercanía, apoyo social y coordinación interpersonal."

Ser demasiado amable

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Strelka Institute for Media, Architecture and Design/Flickr

Parece lógico que cuanto más amable y desprendido parezcas, más le gustarás a la gente. Pero la ciencia apunta en otro sentido.

En un estudio de 2010, los investigadores de la Washington State University y del Desert Research Institute propusieron a estudiantes de grado superior que jugasen a un videojuego con otros cuatro participantes, que estaban en realidad controlados por los investigadores.

Así es como uno de los autores del estudio explicaba a The Harvard Business Review el procedimiento del estudio:

"Cada participante fue asignado a un grupo de cinco personas, pero no podía ver a los otros miembros. Cada uno recibía unos activos, que podía a su vez elegir entre quedarse o entregar total o parcialmente. Había algunos incentivos para maximizar los activos de cada cual, pero no de manera evidente.

(Se dijo a los participantes que, al término del semestre, se extraerían algunos nombres por sorteo y que, de los pocos elegidos, sus activos se canjearían por cupones de comida en los comedores del campus)."

Algunos de los participantes falsos entregaron muchos puntos y solo tomaron unos pocos, en una actitud más bien generosa. El resultado fue que la mayoría de participantes declararon que no querrían volver a trabajar con su compañero de equipo egoísta.

En un seguimiento del estudio, algunos explicaron que su compañero egoísta les hacía quedar en mal lugar; otros sospechaban que tenía motivos ocultos.

La falsa modestia

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Chris Hondros / Getty Images

En un esfuerzo por impresionar a los amigos y a potenciales empleadores, algunas personas disfrazan su altanería de autocrítica. Este comportamiento, conocido como "falsa modestia", podría ser un motivo de rechazo, según un reciente estudio de la Harvard Business School.

En el estudio, se pidió a estudiantes de grado superior que anotasen cómo responderían a la pregunta de cuál era su peor rasgo en una entrevista de trabajo. Los resultados mostraban que más de tres cuartas partes de los participantes caían en la falsa modestia: en general, apuntaban que eran perfeccionistas o que trabajaban en exceso.

No obstante, otros participantes independientes en el estudio declararon que preferían contratar a los participantes que habían sido sinceros, y que les gustaban más. Esos estudiantes respondieron cosas como: "No siempre soy todo lo organizado que debiera" y "A veces reacciono de forma excesiva a los problemas".

Otra alternativa en una situación de entrevista de trabajo es hablar de los puntos débiles que no guardan relación directa con el puesto (por ejemplo, el miedo a hablar en público si se aspira a un puesto de escritura).

Ponerse demasiado nervioso

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Bloomberg / Getty

Nunca les dejes ver (u oler) tu sudor. Las investigaciones apuntan a que el olor de tu sudor nervioso puede influir subconscientemente en la valoración de tu personalidad por parte de otras personas.

En 2013, investigadores del Monell Chemical Senses Center pidieron a los participantes que viesen vídeos de mujeres en situaciones cotidianas, como trabajando en una oficina o cuidando de un niño. Mientras que veían los vídeos, olieron tres tipos de sudor: el que había producido alguien mientras que hacía ejercicio, el producido por una situación tensa y el mismo, pero cubierto con antitranspirante.

Se pidió a los sujetos de estudio que valorasen a las mujeres en función de su percepción de competencia, confianza y seguridad.

Los resultados mostraron que los participantes otorgaban calificaciones más bajas a las mujeres en todos los parámetros cuando olían el sudor derivado del estrés. Cuando percibían que el sudor había sido cubierto con antitranspirante, les daban calificaciones más positivas.

No sonreír

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Flickr / stevendepolo

Cuando estás en una reunión de networking y conoces a mucha gente nueva, se puede hacer algo cuesta arriba tratar de mantener la sonrisa pintada en la cara, pero no dejes de intentarlo.

En un estudio de la Universidad de Wyoming, casi 100 mujeres estudiantes miraron la fotografía de otra mujer posando de una de las cuatro maneras siguientes: sonriendo en una postura abierta, sonriendo en una postura cerrada, sin sonreír en una postura abierta o sin sonreír en una postura cerrada. Los resultados mostraron que la mujer de la fotografía era mejor valorada cuando estaba sonriendo, independientemente de su postura.

Más recientemente, investigadores de la Universidad de Stanford y de la Universidad de Duisburg-Essen hallaron que los estudiantes que interactuaban con otros mediante avatares mostraban reacciones más positivas ante la interacción cuando el avatar tenía una gran sonrisa.

Extra: Otro estudio demostró que sonreír cuando conoces a alguien ayuda a garantizar que se acuerde de ti a posteriori.

Incluir un emoticono sonriente en un correo electrónico

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
John Fischer / Flickr

Aquí es donde las cosas se ponen confusas. Aunque sonreír en persona pueda hacerte más atractivo, los estudios apuntan a que las sonrisas virtuales pueden ir en tu contra, sobre todo en contextos formales.

Un artículo de investigación de 2017 publicado por investigadores de Israel y de los Países Bajos señalaba que incluir emoticonos sonrientes en un correo electrónico te hace parecer menos competente, y que ni siquiera contribuye a transmitir proximidad.

En el primero de una serie de estudios, los participantes leían un correo electrónico que solo contenía texto o texto con un smiley. El correo electrónico estaba redactado por un supuesto compañero de proyecto. Los resultados mostraron que el compañero teórico solo era considerado un poco más cercano pero mucho menos competente cuando incluía un smiley.

Tener un apellido difícil de pronunciar

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Travis Wise / Flickr

Lo sabemos: esta es muy injusta.

Pero esto dice la ciencia: Un estudio de 2012, firmado por investigadores de las universidades de Melbourne, Lovaina y Nueva York probó que a la gente con apellidos más complicados se la juzga de manera más negativa.

En un experimento que se incluía en el estudio, los participantes, estudiantes, leían un artículo de periódico falso sobre un hombre que se presentaba a las siguientes elecciones locales. Algunos participantes leían la historia de un hombre con un apellido relativamente sencillo de pronunciar (Lazaridis o Paradowska); otros, sobre un hombre con uno más complicado (Vougiouklakis y Leszczynska).

El resultado fue que los participantes que leyeron sobre el hombre del apellido sencilla decían que era una mejor opción para el puesto que los que leían sobre el del apellido complicado.

Presumir de conocidos

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Ian Walton / Getty Images

Puede ser tentador mencionar a ese autor famoso que se graduó contigo para impresionar a tu interlocutor, pero eso se puede volver en tu contra.

Eso concluyeron los investigadores de la Universidad de Zurich. En 2009, publicaron un artículo de investigación que apuntaba a que presumir de conocidos hace que se tenga la percepción de que se es menos agradable y competente.

Para el estudio, estudiantes de la Universidad de Zurich interactuaban con "compañeros" por correo electrónico (en realidad, los correos eran de los investigadores).

En algunos correos electrónicos, el compañero mencionaba que Roger Federer era amigo suyo y que habían entrenado juntos. En otros, el interlocutor tan solo mencionaba que Federer era amigo suyo. En otro grupo de mensajes, el compañero mencionaba que era un seguidor de Federer. Y en otros, la persona no mencionaba a Federer en absoluto.

Los resultados mostraron que cuanto mayor la supuesta vinculación entre el interlocutor y Federer, peor percepción tenían los sujetos de estudio. Los investigadores hallaron que en gran medida esto se debía a que los participantes en el estudio lo percibían como una forma de manipulación.

Dar la mano sin fuerza

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Robert Kneschke / Shutterstock

Según publicó el psicólogo John D. Mayer en Psychology Today, si le tiendes un trozo de carne blanda a la persona a la que acabas de conocer, estarás minando la impresión que pretendes causar.

Un estudio de la Universidad de Alabama de 2000 mostraba que los sujetos eran capaces de predecir la personalidad de estudiantes a los que estrechaban la mano. Más concretamente, los evaluadores de apretones de manos intuían que los estudiantes que lo hacían con firmeza eran más positivos, más abiertos y menos limitados socialmente.

Por otra parte, un estudio de 2008 publicado en el Journal of Applied Psychology mostraba que, en entrevistas simuladas, los estudiantes que estrechaban la mano con firmeza al inicio de la entrevista eran valorados como más aptos para un puesto al término del proceso.

Comportarte como si alguien te cayese mal

Motivos por los que puedes caerle mal a la gente
Business Insider

La psicología ha descrito un fenómeno conocido como "reciprocidad del afecto": cuando creemos que alguien nos aprecia, tendemos a apreciarlo también.

En un estudio de 1959 publicado en In Human Relations, por ejemplo, se pedía a los participantes que ciertos miembros de un grupo de debate probablemente los apreciarían. El director del experimento había elegido a estos miembros al azar. Tras el debate, los participantes indicaban que las personas que preferían eran aquellas que, supuestamente, los apreciaban.

Más recientemente, investigadores de la Universidad de Waterloo y de la Universidad de Manitoba hallaron que cuando esperamos ser aceptados, actuamos con más amabilidad, es decir, incrementamos las probabilidades de que esto suceda. Así que incluso si no estás seguro sobre la percepción que tiene de ti tu interlocutor, actúa como si lo apreciases y probablemente te ocurra lo mismo de vuelta.

Si, por otro lado, no expresas simpatía por la persona a la que acabas de conocer, puedes generarle rechazo.

Te puede interesar