4 errores que cometes al estudiar y que te impiden lograr tus objetivos

Mujer estudiando frustrada

Fizkes / Getty Images

  • Cantidad no es lo mismo que calidad, y a la hora de estudiar, es posible que cometas algunos errores que no te permiten aprovechar al máximo el tiempo que empleas estudiando.
  • Hay ciertos factores que hacen que estudiar pueda resultarte más sencillo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estudiar es una etapa de la vida que puede no acabarse nunca si eres una persona interesada por aprender más. Sin embargo, estudiar es un proceso en el que puedes cometer algunos errores que hacen que no puedas aprovechar al máximo el tiempo que empleas estudiando.

Optimizar el tiempo que estudias pasa por tener en cuenta algunos factores que influyen en tu aprendizaje, así como otros que inciden sobre tu concentración, de manera que se convierta en un proceso didáctico con el que puedas llegar incluso a disfrutar.

7 trucos para estudiar mejor y te resulte más sencillo aprender cualquier tema, según esta opositora con más de 39.000 seguidores en su cuenta de Instagram en la que comparte sus mejores técnicas

A continuación vas a leer cuáles son los errores que debes evitar al estudiar para ser más productivo y obtener mejores resultados.

Estudiar sin planificación

Abrir libros y apuntes para sentarte a mirarlos durante horas no es una opción que sea del todo recomendable. Tanto en el estudio como en el trabajo, establecer objetivos alcanzables y simples es importante, ya que alcanzarlos hará que estés más motivado y que puedas ver tu progreso cuando miras atrás.

Por ello, es recomendable dividir el contenido que quieres aprender en distintas partes y planificar en la medida de lo posible el progreso que quieres alcanzar en distintos momentos determinados. Esto ayudará a que te acerques a tus objetivos y a que el tiempo no corra en tu contra.

Dejar todo para última hora es una de las peores opciones que puedes tomar cuando estudias algo, ya que cuanto menos tiempo te queda, más consciente eres de tus dificultades, y a nivel mental, esto puede jugar en tu contra.

No organizar el espacio de estudio

Seas una persona más o menos ordenada, es importante que cuando te sientas a estudiar en una mesa, tengas esta organizada, ya que eso puede reducir tu nivel de estrés, al poder disponer de todo lo que necesitas sabiendo donde se encuentra. Y es que, algo tan simple como no encontrar un bolígrafo cuando lo necesitas puede hacer que empieces a experimentar un sentimiento de frustración.

Un espacio de trabajo ordenado te ayuda a reducir tus niveles de estrés, y además hará que tus tiempos de descanso sean más placenteros al no sentir la necesidad de colocar nada.

No utilizar técnicas de estudio adecuadas

Al igual que hay muchas materias sobre las que investigar, hay muchas maneras de estudiar, y no todo se reduce a memorizar frase a frase lo que quieres aprender. Cada persona debe utilizar las técnicas de estudio que más aprovechen, y debes intentar encontrar cuál es la que más se adapta a ti para no perder el tiempo.

Leer en voz alta, tomar notas, esquematizar, utilizar ejemplos prácticos o incluso explicárselo a otra persona son algunas de las cosas que puedes hacer para aprender más fácilmente lo que quieras. Hay casos en los que quizá no te quede más remedio que memorizar algo, pero en otras ocasiones podrás elegir qué camino quieres tomar.

Las distracciones

Sin duda, lo peor que puedes hacer mientras estudias es distraerte, ya que aunque sea por poco tiempo, puede llegar a ser repetitivo, haciéndote perder una gran cantidad de tiempo que ni siquiera vas a disfrutar como sí podrías disfrutar de un descanso.

Una de las técnicas que puedes adoptar es la de estudiar durante un tiempo de una o dos horas y descansar una suma de tiempo inferior como 15 o 30 minutos. De esta manera descansarás mejor en el tiempo que te tomes y te concentrarás más cuando te toque estudiar.

Otros artículos interesantes:

7 consejos para aprender un nuevo idioma sin estudiar