La generación Z no sabe cómo vestirse para ir a trabajar: 5 consejos de moda para mejorar la ropa que llevas a la oficina, según estilistas

Sawdah Bhaimiya,
La primera imagen muestra a la autora con ropa de trabajo después de graduarse en 2021. La segunda imagen muestra a la autora con ropa de trabajo en 2024.
La primera imagen muestra a la autora con ropa de trabajo después de graduarse en 2021. La segunda imagen muestra a la autora con ropa de trabajo en 2024.Sawdah Bhaimiya
  • La ropa informal ha inundado la oficina a raíz de la pandemia, confundiendo los códigos de vestimenta estándar. 
  • Business Insider ha hablado con estilistas corporativos para saber cómo la generación Z puede dar una imagen más profesional en el trabajo. 

Como muchos graduados pandémicos, empecé mi primer trabajo como reportera en Business Insider nada más salir de la universidad, trabajando totalmente a distancia, y pasé los primeros meses conociendo a mi jefe y a mis compañeros por videollamada.

Por aquel entonces, tenía muy pocas prendas apropiadas para el trabajo. Mi vestuario consistía en su mayor parte en crop tops, vaqueros, pantalones de chándal, sudaderas con capucha y otras prendas que representaban el apogeo de la vida universitaria.

Me habían dicho que el código de vestimenta en BI era 'smart casual', pero no estaba segura de lo que eso significaba exactamente. Cuando la empresa pasó a un modelo de trabajo híbrido un par de meses más tarde, seguía sin saber qué ponerme.

Cuando llegaba a la oficina, algunas personas optaban por vaqueros, camisas o vestidos, y algunas de las empleadas más jóvenes incluso llevaban crop tops. Tardé varios meses en saber qué era lo apropiado sin perder mi estilo.

Otros miembros de la generación Z parecen compartir mis dudas sobre lo que se considera ropa de trabajo, y expresan su frustración en TikTok, diciendo que no entienden lo que implican los códigos de vestimenta de sus empresas.

La falta de claridad hace que algunos jóvenes profesionales lleven ropa que sus compañeros consideran inapropiada, lo que, según expertos, podría afectar a su promoción profesional.

Young man, employee standing at summer beach, packing suits and fishing workings tasks.

"Si alguien viste de forma desaliñada, se puede llegar a deducir que esa persona no está tan concienciado como sería deseable", resume Ryan Vogel, profesor asociado de la Fox School of Business de la Universidad de Temple.

"Si no van a tomarse el tiempo de arreglarse, no se tomarán el tiempo de preparar un informe", añade.

Y una persona vestida de forma desaliñada puede pasar desapercibida a la hora de los ascensos. Business Insider ha hablado con dos estilistas de empresa para averiguar cómo pueden las generaciones más jóvenes mejorar su imagen en el trabajo:

1. Deberías cubrirte "desde los pezones hasta las rodillas"

Maree Ellard en traje corporativo.
Maree Ellard en traje corporativo.Maree Ellard

La ropa informal, como los crop tops y las minifaldas, no tienen cabida en la oficina, explica a BI Maree Ellard, estilista profesional residente en Australia.

Ellard ayuda a sus clientes a equilibrar la estética de la moda alternativa con la ropa de trabajo corporativa, y cobra alrededor de 600 dólares australianos, unos 360 euros, por crear un armario cápsula de 25 piezas combinables y 750 dólares australianos, unos 460 euros, por crear cinco conjuntos únicos para la semana laboral.

En un vídeo reciente de TikTok, muestra cómo, al llevar una minifalda en el trabajo, no podía agacharse o sentarse cómodamente porque dejaba al descubierto más de lo apropiado.

"Desde los pezones hasta las rodillas, básicamente debes asegurarte de que estás cubierta", afirma, y añade que no debería haber ninguna razón para tener el pecho, la parte superior de las piernas o el vientre al descubierto.

Según Ellard, los atuendos incómodos solo contribuyen a aumentar el estrés cotidiano, ya que requieren mucha energía mental para poder maniobrar con ellos.

"Si no puedes moverte funcionalmente, y solo basas tu atuendo en mantenerte erguida, tienes que dejar de hacerlo", añade. 

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

2. Calidad sobre cantidad

Liz Teich, estilista afianzada en Nueva York, dice que muchos miembros de la generación Z compran en cadenas de fast fashion como Zara, y se abastecen de prendas que no son de buena calidad.

"Piensan que tienen que comprar mucho, y creo que pasan por alto que pueden estilizar las cosas de diferentes maneras", afirma Teich.

No se trata de gastar mucho dinero, sino de comprar menos prendas de mejor calidad que se puedan combinar con distintos atuendos, explica, poniendo como ejemplo una americana. 

Liz Teich en traje corporativo.
Liz Teich en traje corporativo.Kate Hart Finnigan

"Una americana fantástica, combinada de distintas formas con un vestido, pantalones de vestir o vaqueros, puede ser la base de un fondo de armario", afirma.

"En lugar de comprar cinco americanas que no te gusten, compra una que sea perfecta y que te dure para siempre", añade.

Teich aconseja a los jóvenes profesionales que busquen artículos de segunda mano de buena calidad en sitios como eBay, Poshmark y The RealReal.

Y si puedes, invierte en sastrería. Ella asegura que los trajes y pantalones de hombre que se compran en tiendas pueden quedarte demasiado holgados si no se ajustan bien, por lo que merece la pena gastar un poco más para que te los hagan a medida.

3. Invierte en un calzado de trabajo de calidad

Es hora de dejar a un lado esas zapatillas Nike Air Force 1 informales e invertir en zapatos de trabajo con más estilo, asegura Teich.

"La gente tiene que mejorar su calzado", dice, y añade que, desde la pandemia, los trabajadores se han vuelto más informales a la hora de elegir su calzado. "Ahora no saben qué tipo de zapatos ponerse".

Los tacones altos no se adaptan a todas las culturas de oficina, pero los zapatos planos son una buena alternativa.

Los mocasines, los zapatos planos, los botines y ciertos tipos de zapatillas, como las de moda o las de estilo retro, también son opciones apropiadas para las mujeres, afirma.

Liz Teich en traje corporativo.
Liz Teich en traje corporativo.Liz Teich

Mientras tanto, los zapatos de vestir, las botas o las zapatillas blancas—que se basan en el diseño de las zapatillas de tenis— de marcas como Veja, Common Projects y Nisolo, les quedan bien a los hombres. Las Stan Smith, Gazelle y Samba de Adidas, también son buenas opciones.

No basta con llevar el calzado adecuado, hay que mantenerlo presentable. Teich recomienda llevar los zapatos de vestir al zapatero si necesitan una reparación o un pulido, e invertir en un borrador mágico o un limpiador de calzado para zapatillas.

Otra forma de reavivar unas zapatillas gastadas es cambiar los cordones o blanquearlas, aconseja.

4. Experimenta con accesorios, detalles y tonos 

Maree Ellard en traje corporativo.
Maree Ellard en traje corporativo.Maree Ellard

Seguir un código de vestimenta estricto no siempre significa sacrificar tu sentido del estilo.

Si tu oficina tiene un código de vestimenta informal o formal, Ellard dice que tienes que "trasladar tu estilo", lo que significa incorporar elementos de tu estética a tu ropa de trabajo.

Para ello pone el ejemplo de alguien cuyo estilo sea el "gorpcore", una nueva era de ropa funcional, y cómo puede trasladarse a la ropa de trabajo. Un entusiasta del gorpcore podría optar por pantalones estructurados a medida con muchos bolsillos o un cinturón de estilo utilitario para ceñir la cintura, explica.

Los accesorios y los colores también pueden hacer que un conjunto destaque.

"En caso de duda, yo opto por los accesorios", afirma. Por ejemplo, pendientes, collares, relojes, cinturones, pulseras o diademas y pinzas para el pelo.

Ellard también sugiere llevar conjuntos monocromáticos. Los tonos pastel llamativos pueden quedar muy bien, pero los colores más apagados, como el azul marino, el negro oscuro o el marrón chocolate, también son apropiados para oficinas más formales.

5. Mantén al mínimo los logos de las marcas

Maree Ellard en traje corporativo.
Maree Ellard en traje corporativo.Maree Ellard

Llevar trajes de diseño puede hacer que parezcas más arreglado, pero los logos deben ser sutiles y discretos.

"Creo que llevar demasiadas marcas llamativas puede resultar inapropiado y no transmitir el mensaje adecuado a los compañeros de trabajo", afirma Teich.

En general, es mejor desarrollar un estilo propio e incorporar prendas de calidad al vestuario para demostrar que se puede pensar con independencia.

Siempre se oye decir: "Vístete para el trabajo que quieres, no para el que tienes". "No quieres que parezca que estás en el nivel de entrada… quieres que parezca que estás preparado para conseguir un ascenso".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: