Comenzar el día en internet afecta a tu cerebro (y no precisamente de forma positiva)

Por qué comenzar el día en internet afecta a tu cerebro (y qué sí deberías hacer)

Getty Images

  • La exposición excesiva a internet y los dispositivos puede afectar de forma negativa al cerebro. Al igual que con el cuerpo, la mente también necesita una 'dieta saludable'.
  • Apartar las pantallas y realizar actividades como meditación, lectura de libros y trabajo en profundidad son buenas recomendaciones que siguen desde escritores hasta empresarios, como Bill Gates, Elon Musky Mark Zuckerberg.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La comida rápida, como hamburguesas o pizzas, puede resultar atractiva, rica y seductora, y muchas personas la elegirían más de una vez por delante de una ensalada o algo ligero. La devoras con los ojos y luego con la boca rápidamente. 

Sin embargo, después de comerla sientes el cuerpo más pesado, realizas una digestión lenta y te entra cierta somnolencia o apatía.

La comida ligera la tomas con más calma, la digieres lentamente y probablemente te encuentres con mayor ligereza y con disponibilidad para cierta actividad.

De la misma forma que hay comida rápida o basura y comida saludable para el cuerpo, también existe para el cerebro. La 'comida rápida' atractiva pero de consumo rápido y pesada es internet y sus derivados: las pantallas, los dispositivos, las aplicaciones.

Al igual que médicos y nutricionistas recomiendan una dieta saludable para el cuerpo —en el que la comida 'basura' puede jugar un papel, pero menor—, también conviene 'alimentar' al cerebro con productos sanos que lo activen.

No todo es negativo, por supuesto. Internet y las nuevas tecnologías han ofrecido numerosas ventajas como la eliminación de las distancias, la posibilidad de comunicarse —incluso en situaciones como la actual pandemia—, aprender un idioma o conocimientos variados. 

Según algunos estudios, internet podría ayudar a liberar memoria, potenciar la rapidez visual y fortalecer circuitos neuronales.

El problema, como con la comida rápida y muchas otras cosas, se encuentra en el exceso. La sobreexposición a internet y los dispositivos puede afectar negativamente al cerebro y la salud

Entre sus efectos se podrían encontrar cambios en la actividad cerebral, el tiempo de reacción y los patrones de sueño, informa la OMS, que recomienda limitar el tiempo ante las pantallas, especialmente en el caso de niños y niñas (no más de una hora al día para los menores de 5 años). 

"Los smartphones son los nuevos cigarrillos", que "contaminan nuestra atención" y la atraen hacia "más direcciones que nunca antes", lamenta en un artículo Mark Manson, escritor y bestseller de New York Times.

"En términos generales, internet nos brinda información de una manera que debilita nuestra capacidad para prestar atención", coincide Nicholas Carr, finalista del premio Pullitzer con su libro The shallows: What the Internet is Doing to Our Brains (Superficiales: Qué está haciendo internet con nuestras mentes).

"En estos 10 años he analizado interesantes y a la vez aterradoras investigaciones que muestran que, cuando tenemos cerca el teléfono (incluso aunque esté apagado), nuestra capacidad para resolver problemas, concentrarnos e incluso tener conversaciones profundas disminuye", explica el autor en una entrevista a BBC.

"Obtenemos una enorme cantidad de información cuando navegamos por internet o cuando usamos el celular, pero nos llega de manera muy fragmentada", prosigue. 

"A eso hay que sumar las muchísimas interrupciones de las alertas y notificaciones, y el hecho de que sabemos que siempre hay nueva información disponible".

De esta manera, el uso de internet y de los dispositivos acaba afectando al cerebro y a los hábitos.

"Hemos aprendido a estar constantemente estimulados para recabar pedacitos de información todo el tiempo, pero no nos sentimos estimulados para tomarnos las cosas con calma, para concentrarnos, para estar enfocados en algo, para prestar atención", advierte Nicholas Carr.

¿Qué se puede hacer para mantener el cerebro activo y sano?

Al igual que no desayunas una hamburguesa o una pizza (generalmente), tampoco se recomienda comenzar el día sumergido en internet y los dispositivos. 

Cómo empiezas la jornada influye en el resto de esta, pero también de tu vida, explica el autor y orador Srinivas Rao en Medium.

Lo primero que se debe hacer por la mañana es dejar a un lado internet y los dispositivos (redes sociales, notificaciones, correo electrónico, navegar por la red, etc.) y 'alimentar' el cerebro con 'comida sana'. 

Esto mantiene la mente activa y repercute en una mayor atención y productividad, además de un mejor humor, explica.

¿Qué se considera una dieta saludable para el cerebro? Actividades como meditación, lectura de libros y trabajo en profundidad, recomienda Srinivas Rao, autor de varios libros y que ayuda a organizaciones y personas a aumentar la productividad.

Su receta, además de bloquear los dispositivos para eliminar distracciones, incluye:

20 minutos de meditación

La meditación ralentiza los procesos vertiginosos a los que se suele someter al cerebro y permite tomar el control de la mente y de las situaciones. Genera un cambio de energía en el cerebro que aparta distracciones, reduce el estrés y facilita la concentración. 

La meditación o la reflexión es uno de los pasos que incluye la 'Regla de las cinco horas', que siguen algunas de las mentes más destacadas, como Mark Zuckerberg, Bill Gates o Elon Musk. 

Jack Dorsey, CEO de Twitter, medita 30 minutos todas las mañanas, mientras que Jeff Weiner, presidente ejecutivo de LinkedIn, programa varios momentos durante el día de entre 30 y 90 minutos para "hacer nada".

6 trucos para calmar los momentos de ansiedad que vivas durante el trabajo

Leer libros físicos

Leer en internet o en un libro es casi lo mismo; al fin y al cabo, se trata de leer, ¿no? Pues no. 

Leer en internet, si bien ofrece beneficios y nuevos conocimientos, suele implicar un 'escaneo' del artículo, una lectura más rápida y una menor concentración. Todo lo contrario de lo que supone leer un libro o documento físico.

De nuevo, son muchas las personas que señalan la lectura como una de las claves para el éxito: desde Jeff Bezos hasta Oprah Winfrey incluyen la lectura como un elemento clave en su vida. 

No son los únicos: Bill Gates lee 50 libros al año, Mark Zuckerberg es conocido por sus recomendaciones de libros de todo tipo y Warren Buffet dedica unas cinco horas al día a leer la prensa e informes.

Realizar trabajo en profundidad

Una hora de trabajo en profundidad, con concentración y sin permitir interrupciones permite un nivel alto de productividad y es "increíblemente satisfactorio", recomienda Rao.

"Obtienes unos resultados desproporcionados a partir de tu esfuerzo", cumpliendo con la regla 80-20 para el trabajo: el 80% de tu producción provendrá del 20% de tu esfuerzo, asegura.

LEER TAMBIÉN: 7 lecciones para reprogramar tu mente y alcanzar el éxito según la experiencia de Tom Brady, ganador de la Super Bowl 2021

LEER TAMBIÉN: 9 hábitos saludables que te ayudarán a cuidar de tu cerebro

LEER TAMBIÉN: 5 claves para el éxito que puedes aprender de Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates y Oprah Winfrey

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”