5 formas de hacer hielo sin una cubitera

Hielo y fuego.

Pixabay

  • ¿Piensa en un molde en el que puedas echar agua y que entre en el congelador? Si lo tienes, ya has encontrado una de las formas de hacer hielo sin una cubitera.
  • Con un poco de imaginación es posible hacer hielos de diferentes formas, tamaños, e, incluso, vasos de chupito de hielo.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Está el refresco. Quizá también el alcohol. El limón. Pero no hay hielos. Es aún peor: no hay cubitera. Vale, que no cunda el pánico, hay, al menos, 5 formas de hacer hielo sin cubitera. Malo será que alguno de estos sistemas no te saque del apuro. 

Se dice “al menos” porque, a poco que te estrujes el cerebro, seguro que se te ocurren más métodos para hacer hielo. Al fin y al cabo, sólo se necesita un lugar en el que echar el agua que se pueda meter en el congelador. Puede, incluso, que hagas hielos de formas originales. Dicen que no hay mal que por bien no venga. 

1. Globos

Varios globos de colores llenos de agua.

Pixabay

Un sistema original y que, con cuidado, llegará a ser divertido. Obviamente, habrá que ser cauteloso con la cantidad de agua que se echa en el globo: en primer lugar, para que quepa en el congelador. Después, para que los hielos que de él salgan entren en el vaso. Quizá estés pensando en hacer un bolón de hielo y luego romperlo. Inténtalo. Pero no es sencillo.

2. Moldes para hornear

Varios moldes para cocinar productos con forma de estrella.

gettyimages

Los moldes de silicona para hornear son un muy buen sistema para hacer hielos. Lógicamente, si las formas que tiene son cuadradas o circulares, miel sobre hojuelas. De hecho, es prácticamente lo mismo que hacer hielo con una cubitera. Así que ya sabes, esta vez no irá el molde al horno, sino a la nevera.

3. Vasitos de hielo

Hay formas de hacer hielo sin una cubitera realmente originales. Y esta es una de ellas. Se explica muy bien en el vídeo anterior. Básicamente, se trata de echar agua en un vaso de plástico, pegar otro vaso de plástico en la parte superior del anterior, meterlo al congelador, esperar a que se congele y, posteriormente, retirar el vaso interior y romper el exterior sacando el bloque que se ha creado. ¿Qué tienes? Unos pequeños vasos de hielo, que son vasos y son hielos.

4. Bolsas con cierre hermético

Varias bolsas de plástico con cierre hermético.

gettyimages

Para hacer hielos con este sistema, sólo necesitas una bolsa con cierre hermético. Por ejemplo, de esas que se utilizan en los aeropuertos para meter líquidos. Llena un poco menos de la mitad de la bolsa y métela tumbada en el congelador. Así, la capa de hielo que se creará no será demasiado gruesa y, por ende, no resultará demasiado complicado romperla para crear hielos. 

5. Cartón de huevos con papel de aluminio

Un cartón de huevos vacío.

gettyimages

Esta puede que no te la imaginaras, pero es una excelente manera de hacer hielo sin cubitera. Coge un cartón de huevos y cubre cada hueco con papel de aluminio. Llénalo de agua y al congelador: aguantará perfectamente y tendrás unos hielos redondos ideales. 

LEER TAMBIÉN: ¿Cuál es el mejor sitio para comprar hielos y tener reservas en casa?

LEER TAMBIÉN: Así es la nueva nevera portátil con paneles solares que no necesita hielos (y que te va a hacer la vida más fácil)

LEER TAMBIÉN: ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de beber agua?

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música