Pasar al contenido principal

5 mentiras que vas a escuchar en una entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo
  • Una entrevista de trabajo puede ser estresante, muchos candidatos y solo un puesto, por eso, no te despistes, que te puede pasar alguna de estas situaciones.
  • Además si todo va bien podrás ser tu quien domine la entrevista. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es normal que cuando vas a una entrevista de trabajo los nervios te jueguen una mala pasada. Ya sea por necesidad o interés por el puesto al que aspiras a veces no te das cuenta de todo lo que el entrevistador dice, y sobre todo, con qué intención lo hace. Por eso es importante que estés atento a las señales.

En la revista Forbes, Liz Ryan, exvicepresidenta ejecutiva de Fortune 500 HR, ha recopilado las 5 mentiras más frecuentes en las entrevistas de trabajo. 

1. "Todavía no sabemos cuánto vamos a poder pagar"

Según Ryan solo existen dos posibles explicaciones para esta frase.

La primera, que sea directamente mentira. Realmente da una apariencia de poca planificación y nula profesionalidad. "Si ha tenido tiempo de escribir una oferta de trabajo y la aprobación para comenzar a reclutar, tiene tiempo para investigar el suelo medio adecuado para el puesto".

Leer más: Los sueldos subirán un 2,3% en nuestro país en 2020, lo que sitúa a España en la zona baja respecto sus vecinos europeos

La segunda opción es la más pícara. Se trata de ver hasta donde pueden llegar con los candidatos, es una especie de tira y afloja, donde se pregunta sutilmente al entrevistado cuánta remuneración está dispuesto a aceptar por ese trabajo. Ryan lo ejemplifica con una frase que perfectamente podría haber dicho el CEO de una empresa: "A ver, para esta persona que vamos a contratar disponemos de.. qué, ¿80.000 euros? No dejemos esa cifra fijada. ¡Vamos a ver si alguno de los candidatos está dispuesto a hacerlo por 65.000! Y el entrevistador, que diga que aún no lo hemos fijado".

Aunque parezca sorprendente estas cosas aún pasan y, lo peor, es que funcionan. Ningún reclutador/entrevistador debería ceder a este tipo de peticiones. Si es por desconocimiento de la situación, debería ser un profesional lo suficientemente capacitado para saber que puede haber algo raro detrás de esa incógnita, sobre todo teniendo en cuenta que el salario es un pilar determinante a la hora de buscar empleo. 

2. "Se que parece mucho trabajo ahora, pero vamos a contratar a alguien el próximo trimestre para que te ayude"

Esta frase tan sencilla y tan creíble en ocasiones se queda en promesa que nunca llega. Por eso el consejo es dejarlo por escrito, "aunque sea a través de un correo electrónico", ha asegurado Ryan para Forbes

Pregunta por los puestos de nueva creación del departamento. Según Ryan, "si están creando un nuevo puesto para que lo ocupes, ¿es realista que su próxima prioridad sea un asistente/ayudante para ti? Eso no ocurre en el mundo real". 

Leer más: Los escandalosos sueldos de Google, Facebook, Microsoft, Apple y Amazon en España: esto es lo que cobrarías si trabajases para ellas

3. "El sueldo no es muy alto, pero las condiciones son excelentes"

En ocaciones estas condiciones beneficiosas, por ejemplo más vacaciones o mejor conciliación familiar, se financian con el propio sueldo de los trabajadores. Aquí es el empleado quien pierde, porque si es una buena empresa realmente les pagará su sueldo correspondiente íntegro además de buscar los fondos necesarios para cumplir con esas condiciones excelente prometidas. 

4. "A principios de semana le diremos algo"

Ryan asegura que es la mentira "más común" a la hora de encontrar trabajo.

Tanto el entrevistador como el candidato saben perfectamente que a poca demanda que haya del puesto las entrevistas se demorarán al menos unas semanas, ¿para qué esta mentira?

Tampoco lo dejes correr mucho tiempo, una o dos semanas es un tiempo propicio para saber algo del puesto. Tanto si te han seleccionado como si no, no dejes que pase un mes con la respuesta en el aire, pregunta.

5. "Pues resulta que no hemos ajustado bien el presupuesto y empezará en un nivel inferior, pero ¡no se preocupe! ascenderá rápidamente"

El cebo perfecto. Una táctica de contratación basada en la necesidad de empleo del entrevistado. Para Ryan "siempre es un motivo para salir corriendo". ¿Realmente crees que lo que prometen será así? Ningún empleador te tratará mejor una vez empleado de lo que te trata como candidato. 

Leer más: 15 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo para destacar y conseguir el puesto

¿Qué puedes hacer tú como entrevistado? 

Igual que existen ciertas mentiras por parte del entrevistador, también como entrevistado puedes adoptar una serie de técnicas que te ayudarán en la entrevista. En El País lo han calificado de "mentiras aceptables" en una entrevista de trabajo, aunque realmente son verdades a medias o silencios libres de interpretación. 

Entre estas se encuentra el mentir en el currículum o sobre tu sueldo anterior. Pero recalcan que lo importante es que no te pillen, porque como ha declarado el doctor en Filosofía y letras, Luis Puchol, para una empresa si haces esto "nunca serás de fiar".

No debes mentir en cuanto a nivel de idiomas se refiere. Es tan sencillo como que alguien (incluso el mismo entrevistador) hable ese idioma e intente interactuar contigo. 

Leer más: 7 cosas imprescindibles que debes llevar a una entrevista de trabajo y que te ayudarán a impresionar a tu reclutador

Si hablamos ahora de aficiones y tiempo libre es mucha casualidad que todo el mundo haga deporte, voluntariado,... ¿no? Aunque suene tentador, maquillar tu personalidad para un puesto de trabajo quizá no sea lo mejor.

Y la última y más importante; si se te da mal mentir, mejor no lo intentes, simplemente no hables. Puchol ha afirmado para El País que "alguien que proporciona información que le perjudica sin que se le haya preguntado por ello, no es un buen candidato. De hecho, yo lo rechazaría, ya que no me parece una actitud muy inteligente". En El Pais lo han llamado "mentira por omisión".

 

Y además