Pasar al contenido principal

Por qué esta banda de rock que acaba de cumplir 50 años es una de las mejores de la historia (y no es la que piensas)

Jethro Tull,
Jethro Tull Jethro Tull
  • La banda británica Jethro Tull acaba de cumplir 50 años de historia desde su formación y está realizando un gira para celebrarlo.
  • A pesar de no ser tan conocida como otras, su influencia en la historia del rock es incuestionable gracias a sus más de 60 millones de discos vendidos. Algunos de sus álbumes son considerados obras maestras.
  • A lo largo de estas cinco décadas Jethro Tull puede presumir de haber recorrido múltiples estilos: blues, rock conceptual, rock progresivo, música electrónica y rock duro.

¿Beatles? Claro. ¿Rolling Stones? Por supuesto. ¿Queen? Menos mal que desde este año parece que también. Siempre que se mencionan a las mejores bandas de rock de la historia estos nombres vienen inmediatamente a tu mente.

Sin embargo, hay otra banda que debe entrar en este Olimpo de "las mejores de la historia", a pesar de ser más desconocida para el gran público (aún con más de 60 millones de discos vendidos), por su indudable influencia en la historia del rock, su grandioso legado en numerosas obras imperecederas, un estilo inconfundible y una longevidad a prueba de calendarios, pues acaban de cumplir 50 años desde su formación. Su nombre: Jethro Tull

Jethro Tull
Jethro Tull en su época de máximo esplendor

jethrotull.com

Por si no conoces a este grupo, que tomó su nombre de un inventor agrícola del siglo XVIII, y cuyo líder, Ian Anderson, es todo un icono de la cultura popular en sí mismo, te voy a explicar las razones por las que debe estar en cualquier top que se precie (y de paso te invitó a que descubras su extraordinaria riqueza musical).

50 años

Sí, solo los incombustibles Rolling Stones, fundados en 1962, y los alemanes Scorpions, en 1965 (aunque editaron su primer disco en 1972, 4 años después que el primero de Jethro Tull)  pueden alardear de ser más longevos, si contamos solo los grupos que realmente han tenido una continuidad razonable en el tiempo.

Aunque hay que admitir que, en el caso de Jethro Tull, actualmente solo su líder permanece de la formación original, al contrario que sus dos veteranos rivales que prácticamente cuentan con los mismos componentes que en sus inicios.

Jethro Tull
La banda en la actualidad, con Ian Anderson tocando la flauta

jethrotull.com

Variedad de estilos

Al contrario que las carreras más predecibles musicalmente de los Stones y los Scorpions, Jethro Tull puede presumir de haber recorrido, con sorprendente naturalidad, múltiples estilos a lo largo de las 5 décadas, desde el blues inicial, pasando por el rock conceptual y progresivo de los primeros 70, el folk de finales de esa misma década, la música electrónica (casi popera) de los primeros 80 y llegando hasta el rock duro, con el que incluso le arrebataron el primer Grammy de la historia en esa categoría a los mismísimos Metallica con el álbum Crest of a Knave (aunque ellos mismos fueron los primeros sorprendidos).

Un líder ultra carismático

Jethro Tull es Ian Anderson, e Ian Anderson es Jethro Tull, aún reconociendo la sobresaliente calidad de algunos de sus miembros, como contaré después. Este escocés nacido en 1947, no solo es por derecho propio uno de los más grandes y prolíficos creadores musicales que ha conocido el rock (prácticamente todas las canciones de sus 21 discos están compuestas íntegramente por él) sino que su desbordante carisma, una asombrosa capacidad multinstrumentista y una formación autodidacta (empezó a tocar la flauta, su herramienta más reconocible, solo 5 meses antes de grabar su primer disco) le han convertido en un icono único e inconfundible.

Incluso tiene su alter ego, el vagabundo Aqualung, creado por él para el disco del mismo nombre. Amante de los disfraces, la teatralidad en su máxima expresión, con una gran voz (hasta que sus problemas de garganta a mediados de los 80 la mermaron considerablemente) creó, por casualidad, una imagen por la que matarían los mejores creativos publicitarios, cuando comenzó a tocar la flauta apoyado sobre una sola pierna (con la otra trataba de sujetar el micrófono).

Su personalidad arrolladora y su inagotable pasión por la música no le han impedido convertirse también en un hombre de negocios, con múltiples granjas de salmón en Europa y Chile.

Jethro Tull

jethrotull.com

Letras provocadoras

Mucho se habla de sus satánicas majestades, pero Anderson ha sido un letrista tan brillante como transgresor, cuyos textos están llenos de trabalenguas, críticas abiertas a la iglesia (My God), alegorías sobre vagabundos pedófilos (Aqualung) o historias sobre prostitutas menores de edad (Cross-Eyed Mary) y mujeres de la realeza que seducen a granjeros (Haunting Girl).

No muchos pueden presumir de tener hasta tres álbumes censurados en España durante la dictadura franquista.

Directos inolvidables

Jethro Tull fue desde el comienzo un grupo de giras (han dado más de 3.000 conciertos en estos 50 años, a una media de ¡5 por mes!), empujados por la desbordante energía de Anderson y su pasión por el show y el espectáculo teatral.

En sus conciertos se interpretaban pequeñas piezas teatrales, en los que todos los músicos salían disfrazados y se mostraban los instrumentos más diversos (xilofón, mandolina, acordeón, violín, marimba, gaita y, por supuesto, todo tipo de flautas y flautines).

El virtuosismo de todos sus componentes, una coordinación inmaculada (fruto del obsesivo perfeccionismo de su líder) en melodías complejas y llenas de cambios de ritmo, de una dificultad extrema, y un sonido casi siempre exquisito, complementaban la hipnótica y extravagante gestualidad de Ian Anderson, que bailaba poseído por todo el escenario empapado en sudor casi desde el primer tema, y aprovechaba los descansos entre temas para tomar el pelo a todos los miembros de la banda y al público.

No es extraño que su disco en directo más emblemático, Bursting Out (1978), esté considerado como uno de los mejores discos en vivo de la historia por los oyentes de la mítica emisora británica Planet Rock.

En Youtube podéis disfrutar de múltiples conciertos de la banda en diferentes épocas (recomendados los del periodo 77-84) en los que se combinan las deliciosas interpretaciones acústicas con los más contundentes temas rockeros, siempre con sus guiños inevitables, como los gigantescos globos que Anderson lanzaba al final de cada evento al público.

Virtuosismo musical

Es cierto que en esta última gira de celebración de los 50 años de la banda solo Ian Anderson permanece como miembro original (ni siquiera está ya el guitarrista Martin Barre, fiel casi hasta el final), pero no hay que quitar mérito a que por la formación hayan pasado hasta 36 músicos (algunos ya fallecidos) sin que la esencia del grupo se viera afectada.

Más bien tal multitud ha enriquecido considerablemente al grupo, pues muchos de ellos eran auténticos virtuosos de exquisita formación musical, algo que se siente en cualquiera de sus actuaciones en directo, empezando con los solos de flauta de Anderson y siguiendo con asombrosas demostraciones de piano de Dee Palmer o John Evans, las sólidas bases rítmicas de John Glascock o Barriemore Barlow y, como no, la guitarra exquisita de Barre, sin olvidar las preciosas demostraciones de voces a capella en temas como Songs From de Wood 

Obras maestras

Visto desde la distancia, nadie puede cuestionar que en su época de mayor inspiración creativa, los 70, Jethro Tull dejó como legado un puñado de discos que solo pueden ser considerados obras maestras, como Aqualung, Thick as a Brick, Living with the Past o Heavy Horses.

Todos incluyen canciones que ya han alcanzado la categoría de míticas, y que además llegaron envueltas en portadas de discos que eran pequeñas maravillas en sí mismas, como la legendaria recreación del periódico de Thick as a Brick o las magníficas (y un punto tétricas) ilustraciones de Aqualung, Too Old Too Rock&Roll o The Broadsword and the Beast

Jethro Tull

jethrotull.com

      Más información en la web oficial del grupo jethrotull.com