Más allá del miedo a las arañas o a volar: 6 de las fobias más extrañas que puede padecer una persona

mujer con miedo
  • Una fobia es un miedo irracional a algo que aparentemente no debería generar ese nivel de temor. Entre las más frecuentes, a las arañas o los espacios cerrados.
  • Sin embargo otras son más extrañas, como el miedo a irse a la cama, a estar en un sitio sin baño o a los genitales.
  • No obstante, independientemente de lo común o infrecuente que sea una fobia, la manera de superarlo es acudir a un profesional de la salud mental.
  • Descubre más historias en Business Inisder España.

Tener miedo es algo muy común. Se trata de una reacción ancestral de respuesta ante un peligro inminente que ayuda a los animales (incluyendo las personas) a mantenerse vivos.

Durante la infancia hay algunos temores muy comunes, como por ejemplo el que se tiene a la oscuridad. Lo normal, es que a medida que se entra en la etapa adulta estos miedos vayan quedando atrás.

Sin embargo a veces no lo hacen. O incluso surgen algunos nuevos y vinculados a situaciones o cosas que aparentemente no deberían generarlo.

Es lo que se conoce como fobia, un temor abrumador e irracional a objetos o situaciones que plantean un peligro real pequeño, pero provocan ansiedad y conductas de evasión en las personas, describe la Clínica Mayo. Lo cual puede afectar a su vida contidiana.

Existen diversos tipos de fobia, en relación a la causa que las desencadena. Por ejemplo las vinculadas a situaciones, como el miedo a las alturas o los espacios cerrados. O aquellas centradas en objetos o animales, como arañas o perros.

Otras veces, sin embargo, una persona enfrenta un trastorno psicológico incapacitante derivado de un miedo irracional a cosas realmente extrañas.

Si bien como advierte a Efe salud Carlos Lupresti, psiquiatra experto en fobias, no todos estos "miedos enfermizos" que se mencionan  existen o pueden catalogarse como tal. Hay otros que realmente sí pueden considerarse fobias extrañas, como las 6 recogidas a continuación.

Querofobia: miedo a ser feliz

Mujer triste mirando por el balcón
Getty

Algunas personas tienen una aversión irracional a ser felices, sufren de algo llamado querofobia.

No es tanto que se resistan a estar contentas y plenas o tengan miedo de actividades y planes en los que pasarlo bien. Es más bien no saber gestionar ese sentimiento que muchas veces se tiene, el de todo es tan maravilloso que algo chungo vendrá a estropearlo.

Podría entonces decirse que las personas con querofobia, tienen el temor de que si se dejan llevar, y son felices y despreocupadas, entonces algo terrible sucederá, explica un artículo anterior en Business Insider.

Entre los síntomas, este trastorno psicológico suele generar que las personas tiendan a aislarse o dejen de participar en aquellas situaciones que podrían hacerle sentir más feliz, pleno o contento.

Entre sus posibles causas, la asociación entre el castigo y la felicidad en la infancia.

Clinofobia: miedo a irte a la cama

Tu propia falta de sueño puede tener repercusiones en quienes te rodean
A. and I. Kruk/Shutterstock

Si bien para muchos la cama es uno de los lugares más placenteros para otro puede ser el origen de miedos irracionables.

Las persona que padecen clinofobia, temen irse a la cama, un pánico que según el doctor Lupresti, "siempre está asociado a graves problemas de insomnio”.

Se trata en general, de individuos a los que la idea de ir a la cama les genera ansiedad, asociándolo al pensamiento de no poder dormir y lo que ello conlleva.

Somnifobia: miedo a dormir

problemas, insomnio, tristeza
Claudia Wolff/Unplash

En un plano algo similar al anterior se coloca la somnifobia, un trastorno psicológico que conlleva el terror a que algo terrible suceda mientras se está dormido.

Se trata de “una fobia de la que no se suele hablar” y que resulta muy incapacitante, asegura a Cuídate Plus, Cristina Pérez, coordinadora del equipo de psicología de Siquia.

Como explica el artículo la manifestación más extrema es el miedo a morir durante el sueño, pero también a tener pesadillas terribles, no poder despertar o la entrada de extraños a la casa sin que la persona se percate.

Puede desarrollarse por afecciones como la apnea del sueño, pero también por comentarios escuchado en la infancia en principio no malintencionados como referirse a alguien que murió en plan cerró los ojos y ya no los abrió,

La consecuencia, las personas que sufren esta fobia se resisten a dormir por las noches, con las consecuencias que esto puede tener para la salud.

Fobia esfinteriana: miedo a los espacios alejados o sin acceso a servicios

mujer en el baño
Getty Images

Este tipo de fobia está relacionada o deriva de una agorofobia, aquella que genera ansiedad al estar en un espacio que no se siente como seguro, del que podría resultar difícil escapar.

Quienes sufren fobia esfinteriana, desarrollan un miedo irracional a salir a lugares en los que no se asegure un fácil acceso a baños. 

Sobre esto, un estudio de la universidad de Psicología del País Vasco detalla  3 pacientes de entre 20 y 30 años con este tipo de fobia. 

El trastorno generó en todos los casos una "conducta que incapacitaba para su vida" tanto laboral como personal ya que evitaban transportes públicos y lugares en los que consideraran que no les daría tiempo acceder al servicio, describen los autores.

Fobias de impulsión: temor por perder el control y hacer daño 

Hombre conduciendo con cara de preocupación
Getty

Aquí se engloban todo tipo de pensamientos obsesivos centrados en un  el temor a un descontrol tal que derive en infringir daño a otros o a uno mismo.

No hay una intención real de hacer daño a las personas; este temor no se llega a realizar.  Sino que se trata de ideas recurrentes e intrusivas que abruman a quien lo padece sin que tenga control sobre ellos. 

En ello la persona se imagina vívidamente llevando a cano una acción o impulso en concreto", describe el gabinete De Salud Psicólogos.

 “Normalmente se trata de personas con una estructura de personalidad muy rígida o muy temerosa, con niveles de alarma muy altos, los clásicos sufridores”, aclara Lupresti.

Fobias sexuales

Pareja sin sexo

GettyImages

Muchas fobias están vinculadas al terreno de lo sexual. 

En estos casos, la persona que la experimenta sí muestra deseos sexuales, pero siente un miedo tal hacia algún aspecto del sexo que incapacita sus relaciones sexuales, explica en Infosalus, Eugenio López, psicólogo-sexólogo, 

Una mala educación sexual, experiencias desagradables o traumáticas o ciertos comentarios en un momento puntual pueden generar este tipo de trastornos.

Entre loas más habituales, la dispaurenia convertida en fobia, derivando en un miedo al dolor en la penetración o el vaginismo.

Algunos especialistas también han advertido de un aumento de las personas (principalmente mujeres) que están desarrollando una fobia genital, terror compulsivo a que los genitales de uno sean anormales, —ya sea estética, funcionalmente o no agradables sexualmente para la pareja y la sociedad—.

Pero hay otras menos frecuentes, Entre las fobias sexuales menos comunes el temor a los órganos sexuales, a la desnudez (ginmofobia) o, a tener una erección (itifalofobia).

Otros artículos interesantes:

10 consejos y trucos que te ayudarán a superar el miedo a volar

Casi todo el mundo teme no ser lo suficientemente bueno, según un psicoterapeuta: cómo superar ese miedo

Cómo saber si sufres querofobia, el miedo a ser feliz

Te recomendamos

Y además