Pasar al contenido principal

8 trucos para sentirse más feliz, saludable y menos estresado

Una mujer es feliz en el trabajo
Getty Images
  • La felicidad, especialmente asociada a la falta de estrés, puede ser de gran ayuda para tu carrera profesional.
  • Por eso, es indispensable saber gestionar el estrés de tu vida cotidiana y en el trabajo, como explica la coach Elizabeth Scott.
  • Estos son 8 trucos para sentirse más feliz, saludable y menos estresado en tu trabajo y en tu vida cotidiana.

Si bien es saludable tener algo de estrés en tu vida, demasiado puede ser perjudicial para tu carrera y tu bienestar.

Aunque no es posible eliminar completamente todo el estrés, la coach del bienestar Elizabeth Scott detalla en su libro 8 claves para el manejo del estrés cómo puedes reducir tus niveles de estrés.

Destaca 8 pasos que se desarrollan mutuamente y puede ayudarlo a sentirse más feliz, más saludable y menos estresado.

1. Descubre cuáles son tus estresores

Descubre cuáles son tus estresores
Flickr/Giuseppe Milo

Un factor estresante es "una situación que nos obliga a actuar y que puede desencadenar una respuesta de estrés en nuestro cuerpo", escribe Scott. Es importante identificarlos individualmente, ya que a medida que aumentan los niveles de estrés, se vuelve cada vez más difícil determinar las causas fundamentales.

El trabajo es uno de los estresores más comunes, escribe Scott, a menudo debido a:

  • Tareas requeridas poco claras
  • Exigencias inalcanzables.
  • Bajo reconocimiento.
  • Grandes penalizaciones por errores.
  • La falta de desafíos.

2. Aprende a revertir rápidamente tu respuesta al estrés

2. Aprende a revertir rápidamente tu respuesta al estrés
Flickr/Jonathan Grado

El estrés se convierte en un problema cuando la respuesta al estrés de nuestro cuerpo "se activa durante un período prolongado de tiempo, sin que el cuerpo vuelva a su estado relajado". Por lo tanto, es importante descubrir formas de lidiar con el estrés.

Scott sugiere probar la respiración para la relajación, en la que simplemente debes encontrar un lugar tranquilo para sentarte y concentrarte en tu respiración por un tiempo. "El acto de liberar conscientemente la tensión en el cuerpo y forzar nuestra respiración para imitar la respiración más relajada que nuestro cuerpo ejerce en un estado de reposo puede ayudar a revertir la respuesta de estrés provocada por el cuerpo y, por lo tanto, ayudar a la relajación física", escribe.

3. Cuida tu cuerpo

3. Cuida tu cuerpo
Wikimedia

Vivir un estilo de vida saludable es fundamental para tu salud física y mental. Mantener una alimentación saludable, hacer ejercicio y seguir hábitos de sueño puede marcar la diferencia.

Scott escribe que incluso las pequeñas mejoras en tu dieta, tu rutina de ejercicios o tus horas de sueño pueden suponer una gran diferencia, en el sentido de que los hábitos se combinan entre sí y "un cambio hace que todos los demás cambios se produzcan con mayor facilidad".

4. Llega al estado mental idóneo

4. Llega al estado mental idóneo
Flying Kiwi Tours / Flickr

"Podemos controlar nuestras respuestas a las circunstancias, incluso cuando las circunstancias en sí están fuera de nuestro control", escribe Scott. "Al hacerlo, podemos disminuir enormemente nuestra experiencia negativa de estrés".

Se trata de tener una actitud positiva. Por ejemplo, es mejor evitar la mentalidad de todo o nada; en lugar de decir: "Este es el peor día de todos", di: "Hoy fue un mal día", aconseja.

5. Reduce tus estresores con estrategias y una mejor gestión del tiempo

5. Reduce tus estresores con estrategias y una mejor gestión del tiempo
Joann Kim via Flickr

Utiliza estrategias para minimizar el estrés, afirma Scott. "En prácticamente todas las áreas de la vida, es útil planificar por adelantado, y estos planes no tienen por qué ser complicados", escribe.

Mantén tu escritorio ordenado, usa las listas de tareas pendientes y sé proactivo para comenzar proyectos desafiantes con anticipación. Usa tu hora de almuerzo para eliminar el estrés dando una caminata rápida, meditando y reflexionando sobre las cosas por las que estás agradecido.

6. Evita a la gente tóxica

6. Evita a la gente tóxica
Amanda Wood/Flickr

"La mayoría de nosotros sabemos que al menos una persona nos impide progresar", escribe Scott. Estas personas tóxicas, generalmente descritas como críticas, hostiles, juiciosas y llenas de quejas, pueden abatirte.

Las relaciones tóxicas son uno de los mayores factores de estrés, según Scott. Por eso, es importante identificar a esa persona y establecer límites. "No te dejes engañar. Puedes ser cortés y simplemente evitarlos tanto como sea posible, y eliminar el estrés que provocan", escribe.

7. Pon en juego la psicología positiva

7. Pon en juego la psicología positiva
REUTERS/Cathal McNaughton

"Este campo relativamente nuevo se centra en estudiar lo que nos hace saludables y felices, en lugar de analizar los factores que contribuyen a la patología y a la enfermedad", escribe Scott.

Comienza por identificar qué áreas de tu vida podrían mejorar y qué áreas te proporcionan más alegría. Esto puede ayudarte a determinar si tienes el equilibrio suficiente y lo que necesitas incorporar para mejorar tu vida.

8. Practica tus hábitos de resiliencia a largo plazo

8. Practica tus hábitos de resiliencia a largo plazo
Flickr/Pedro Ribeiro Simões

Scott enumera la meditación, el ejercicio y escribir un diario como 3 de los mejores hábitos para desarrollar la resiliencia. Scott escribe que los beneficios para aliviar el estrés que proporcionan estos hábitos se acumulan con el tiempo y pueden tener un impacto significativo a largo plazo.

Y además