España crea empleo a pesar de la guerra y el miedo a la recesión: suma 40.000 afiliados más a la Seguridad Social en septiembre

Un trabajador carga unos barriles en Ronda.

Reuters

El mercado laboral español continúa creando empleo, y lo hace a un ritmo superior al de antes de la pandemia. Todo, a pesar de las consecuencias derivadas de la guerra en Ucrania, los efectos de la inflación en la economía y el temor a una recesión que ya se da por descontada.

España sumó más de 40.000 trabajadores más a la Seguridad Social en septiembre (60.000 en términos desestacionalizados), según el último avance publicado hoy por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, correspondiente al mes de septiembre. 

Se trata, según ha dicho el ministro, "de crecimientos del empleo más allá de lo que es habitual en esta época del año". En la media del periodo 2017-2019, la afiliación a la Seguridad Social se situó en 43.070 personas en términos desestacionalizados, frente a los 60.000 de septiembre de 2022.

"Esto constata que, en un contexto de incertidumbre, el mercado de trabajo está resistiendo de forma sorprendente", ha afirmado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la presentación de los datos.

Desde agosto de 2021, España suma 750.000 trabajadores más que en 2019, antes de la pandemia, de los cuales, 400.000 empleos se han creado en 2022, lo que suma más de 20,2 millones de afiliados en total a la Seguridad Social.

Escrivá ha llamado a preguntarse "por qué a pesar de lo que está lloviendo, de un entorno internacional muy complejo con la subida del precio de la energía; mes tras mes los datos de contratación están yendo tan bien". 

Para el ministro, la razón fundamental es porque, en lugar de paralizar sus decisiones de inversión y contratación, ante la elevada incertidumbre del escenario actual, las empresas continúan sus planes de actividad con cierta normalidad.

"El conjunto de agentes de la economía está interpretando que esta perturbación es de naturaleza pasajera y no modifica la visión de medio plazo que puedan tener las empresas, y que determinan sus decisiones de inversión y contratación", ha dicho Escrivá, que ha descartado que se esté produciendo un nivel de afectación significativo en los ERTE.

Gran renuncia: las dimisiones de trabajadores españoles están en máximos históricos

8 de cada 10 contratos son indefinidos

Hay menos contratos cortos, más de mayor duración, y cada vez más indefinidos. Es la conclusión que ha trasladado, una vez más, el ministro Escrivá.

En septiembre, España suma 1,7 millones de trabajadores con contrato indefinido, lo que significa que 8 de cada 10 contratos firmados son fijos. "Hemos pasado de 2 de cada 3 trabajadores indefinidos, a 4 de cada 5. Más de lo que teníamos a finales de 2021, y también más en comparación con lo que era habitual", ha explicado Escrivá.

Este aumento es especialmente llamativo en jóvenes. Si entre 2017 y 2019, sólo uno de cada 3 contratos firmados por menores de 30 años eran indefinidos, ahora son 2 de cada 3 contratos; un incremento del 34%.

Al tiempo que se reducen contratos de altísima frecuencia, aumentan los de más de un mes. En septiembre hay 615.898 contratos más de duración de más de un mes, cifra superior al promedio 2017-2019.

Este gran dinamismo tiene como resultado el reforzamiento ingresos de la Seguridad Social. Las cotizaciones enero agosto crecieron un 9%, una tasa "históricamente elevada", ha dicho Escrivá.

Otros artículos interesantes:

¿Será la recesión el fin del teletrabajo?

Los 54 sectores que más puestos de trabajo han creado en el último año (y los 32 que más empleo han destruido)

Más dimisiones que nunca: el número de trabajadores que dejan su empleo se dispara un 110% en la primera mitad de 2022 y avisa de una 'Gran Renuncia' a la española

Te recomendamos