Aldi y Lidl amenazan el trono de Mercadona: la inflación empuja a los súper alemanes

Productos de Lidl Alemania que no verás en España

GETTY IMAGES

La situación de inflación que estamos atravesando, la más alta en los últimos 40 años, también afecta al sector de la distribución. Según los datos de Kantar, solo en agosto, los precios han subido un 12,7%, lo que afecta a los hogares. Sin embargo, el 72% de la población afirma que el precio no es el factor más importante para elegir en qué cadena de supermercado hacer la compra. 

De entre todas las cadenas, Aldi es la que más compradores ha ganado en este último año, mientras que Lidl es la que más ha crecido en el periodo más marcado por la inflación. Esto deja a Mercadona en una posición complicada. De hecho, la cadena presidida por Juan Roig es la que más ha bajado su peso en cestas grandes de la compra.

Esto se debe, según Bernardo Rodilla, retail client director de Kantar, a que "Mercadona es la cadena más habitual para hacer la compra. Es por eso que, al cambiar los precios, la gente los tiene muy presentes en su imaginario y lo nota antes". 

En posición contraria se encuentra el discount alemán, o lo que es lo mismo, Lidl y Aldi. El 67,4% de los hogares son compradores de estas cadenas. De la misma manera, ambas aglutinan el 53,9% de la publicidad por televisión. Además, son las que hacen una mayor apuesta en su catálogo por las nuevas tendencias, como sus líneas Bio o Veggie.

"El entorno de incremento de los precios incentiva que Lidl se convierta en una opción para más categorías, consiguiendo generar cestas de más valor", explica Rodilla. La cadena alemana no solo es la elegida para las categorías básicas, como los frescos, sino que también lo es en productos de mayor valor, como los platos precocinados. 

Además, sus ofertas y la tarjeta de fidelidad hacen que los compradores la elijan para llenar sus cestas. El 9,5% de sus compradores por categoría son exclusivos en promoción. Parte de este crecimiento también se debe a su gran apuesta por los productos frescos, sobre todo, por las frutas y verduras. 

Por su parte, Aldi poco a poco va consiguiendo hacerse un hueco en el mercado español. En concreto, los compradores mensuales de la alemana han aumentado un 11%. Esta cadena está conquistando a familias jóvenes, con y sin hijos. Además, está ganando cuota en las cestas grandes. 

Tanto Aldi como Lidl aún tienen margen para crecer mucho más. Según el experto de Kantar, ambas cadenas pueden fidelizar a todas aquellas personas que acuden a comprar a estas tiendas, especialmente a las que empiezan a acudir de manera recurrente. 

Por su parte, Carrefour se refuerza con sus hipermercados, siendo la opción favorita de las familias con hijos. Es la mejor alternativa para aquellos hogares que prefieran las marcas de fabricantes. Sin embargo, también están haciendo una gran apuesta por su propia marca. Las promociones en esta cadena también es uno de sus puntos fuertes. 

 

Pero, ¿dónde compra más la gente, de forma online o en tiendas físicas? Sorprendentemente, o no, es que la mayoría de personas prefieren acudir de forma presencial a los supermercados. El ecommerce ha perdido compradores, aunque los recurrentes son muy fieles. Aquellos que lo utilizaban ocasionalmente se decantan por acudir a la tienda antes que hacer la compra por el ordenador.

 Los 3 puntos fuertes de esta modalidad para los compradores son: tener una amplia variedad de marcas y productos, permite comparar distintos precios y permite ahorrar tiempo. "Las cadenas deberán reforzar las ventajas intrínsecas de este canal", aconseja Bernardo Rodilla. 

Esta presión de Lidl y Aldi sobre Mercadona puede aumentar en los siguientes meses. Los precios van a seguir aumentando y el comprador va a volverse más ahorrativo. Aquellos supermercados que consigan hacer mejores promociones serán los elegidos por las familias. Hasta la fecha, los alemanes llevan más ventaja en esta materia. 

Otros artículos interesantes:

Qué incluye la cesta de 30 productos básicos de Carrefour: esto es lo que puedes comprar por 30 euros

Estos son los supermercados más baratos y más caros de España, según la OCU: supone un ahorro de 1.000 euros al año

La guerra de los supermercados se recrudece con la aparición de nuevas cadenas: ¿son un negocio rentable?

Te recomendamos