Los alimentos con el IVA rebajado tienen una cara B: el impuesto al plástico y otros factores

Precios inflación supermercado

Reuters

  • El nuevo decreto anticrisis anunciado por el Gobierno reduce el IVA del 4% al 0% en los alimentos de primera necesidad y del 10% al 5% en el aceite y la pasta.
  • Aunque la patronal considera que la medida ayudará a limitar el impacto de la inflación en el conjunto de la población, avisa de que otros factores pueden influir en el precio.
  • Además, consideran una "oportunidad perdida la exclusión de esta rebaja del IVA de productos frescos como el pescado, la carne o los yogures". 

2022 se despidió como un año esperpéntico para el bolsillo de los consumidores españoles, asfixiados por la crisis energética, las subidas del precio del combustible y de la luz o una inflación desbocada que encareció la cesta de la compra. 

La OCU ya señalaba en verano que el carrito anual sería 830 euros más caro que en 2021. De hecho, algunos productos llegaron a duplicar su precio, como el aceite de girasol, mientras que los plátanos, las harinas, los cereales o el calabacín también experimentaron una brutal subida. Brilla un dato especialmente esclarecedor: es la cesta de la compra más cara de los últimos 30 años. 

Las fiestas navideñas también vapulearon la cartera de las familias españolas. Según los datos del IPC de noviembre, la cena de Navidad resultó un 13,2% más cara que hace un año. Y ahora, ante la cuesta de enero de 2023, muchos quieren saber si el alivio del decreto anticrisis anunciado por el Gobierno afectará realmente a sus bolsillos.

Estos son los productos del supermercado con el IVA rebajado o sin IVA

Los huevos son uno de los productos del supermercado cuyo IVA se ha reducido del 4% al 0%.

A finales del pasado mes de diciembre, el Gobierno anunciaba el nuevo paquete de medidas anticrisis. El decreto prorroga el tope a la subida del alquiler, incluye un cheque de 200 euros a familias vulnerables y también reduce el IVA en alimentación.

En concreto, se reducirá el IVA del 4% al 0% para todos los alimentos de primera necesidad, y del 10% al 5% en el aceite y la pasta, una reducción que estará en vigor durante los 6 primeros meses del año. Se suprimirá el IVA de pan, harinas panificables, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, patatas y cereales.

Desde el anuncio del decreto, las compañías han trabajado a contrarreloj para la adaptación de las etiquetas de precio de entre 3.000 y 5.000 referencias de productos.

La patronal ha contemplado como positiva la rebaja del IVA a los productos básicos, aunque con algunos matices. Las asociaciones que representan a la cadena de valor del gran consumo (ACES, AECOC, ANGED, ASEDAS y FIAB) consideran que la reducción del impuesto —junto con las ayudas de 200 euros para hogares con rentas menores a 27.000 euros— es una buena noticia.

 

Pese a que cree que este decreto conseguirá limitar el impacto de la inflación el conjunto de la población, lamentan que de la medida del IVA rebajado se excluyan artículos frescos de gran presencia en la dieta mediterránea como el pescado, la carne o los yogures. 

Las asociaciones también consideran negativo el nuevo impuesto al plástico —ya en vigor entre las nuevas medidas para autónomos y empresas en 2023—, puesto que supondrá "un sobrecoste de 700 millones de euros en un momento de incremento generalizado de los costes de producción". Según detallan en su comunicado, optarían por aplazar su aplicación, al menos, hasta el 2024.

El nuevo gravamen se calcula por el peso del plástico no reciclado, penalizando igual una bolsa de patatas fritas que una de anacardos. En concreto, el tipo impositivo aplicable será de 0,45 euros por kilogramo de plástico no reciclado que contienen los artículos. Según fuentes del sector, el impuesto incrementará los costes y se trasladará al precio final. 

Sin embargo, la patronal rechaza que los supermercados vayan a aprovecharse de la rebaja fiscal para aumentar beneficios. "Ninguna empresa va a tratar de vender más caro si su competidor vende más barato. El cliente tiene la posibilidad de encontrar precios más baratos cambiándose de acera", apuntó a RNE Aurelio del Pino, presidente de ACES, la otra gran patronal de la distribución.

Por su parte, el sector tecnológico ha arremetido contra la forma en la que se ha llevado a cabo la rebaja del IVA en España por la falta de tiempo. Un comunicado de Conectic, la Confederación de Empresas de Tecnología de la Información, señala que "el problema es la celeridad y la falta de previsión, que no contemplan la cadena de acciones que deben desarrollar las compañías".

Consumidores y numerosos analistas se muestran escépticos

"Como ocurrió con el cine y con la electricidad, las empresas absorberán con más subidas la bajada del IVA de los alimentos básicos. Es lamentable que el Gobierno renuncie a su capacidad legal para recortar los márgenes de beneficio imponiendo precios máximos", apuntaba en su cuenta de Twitter Rubén Sánchez, secretario general y portavoz de FACUA.

El diario 20 minutos recoge la perspectiva de Juan Luis Jiménez, profesor en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y editor del blog especializado en economía Nada es Gratis. "Toda la evidencia empírica sustenta que la rebaja no se va a trasladar del todo a los precios", señala.

Además, este experto considera complicado sancionar a quienes incrementen sus márgenes tras la bajada del IVA, aunque el decreto lo prohíbe de forma específica. 

Estos son los 30 productos que deben estar en una cesta de la compra saludable, según nutricionistas

Gonzalo Bernardos, profesor de Economía en la Universidad de Barcelona, ha criticado en Más Vale Tarde de La Sexta la cara B de la medida, señalando que "hará que los supermercados se forren".  El economista tiene "una certeza del 100%" de que los supermercados subirán los precios para aprovechar la rebaja del impuesto y ampliar sus beneficios". 

Antonio Maestre recuerda en una columna que en julio de 2021 el PSOE bajó el IVA de la electricidad y 6 meses después su precio se había triplicado, evidenciando que no siempre que un impuesto se baja, el bolsillo de los consumidores se alivia, pues muchos otros factores entran en juego. 

En concreto, el impuesto al plástico puede provocar que, en algunos casos, existan artículos que, pese a la bajada del IVA, se encarezcan todavía más.

Por su parte, los consumidores no han percibido una rebaja sustanciosa en su cesta de la compra tras la entrada en vigor de la medida en estos primeros días del año. Los huevos y el pan ya son algo más baratos, algo que todavía no sucede con frutas o verduras o leche. Las tiendas de barrio y pequeños comercios están implementando los cambios con más retraso. 

Algunos incluso compartieron en redes sociales como Twitter la comparativa de precios, muchos con el mismo coste. Muchas personas creen que la medida no va a compensar la gran subida que ha habido en los últimos meses.

Por el momento, impera el escepticismo. Según los cálculos de Gestha (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda), la supresión del IVA a alimentos básicos supondrá un ahorro de 3,85 euros por cada 100 euros de compra. Desde aquí hasta junio —o hasta que la inflación subyacente baje del 5,5%— habrá que hacer un seguimiento de los precios y poner la lupa sobre los supermercados.

Otros artículos interesantes:

Cesta de la compra de 30 euros de Carrefour: ¿cuánto te costaría en Mercadona, Lidl, Dia, Alcampo o El Corte Inglés?

20 productos que no deberían estar en tu cesta de la compra, según los nutricionistas

Estos son los supermercados más baratos y más caros de España, según la OCU: supone un ahorro de 1.000 euros al año

Tus suelos completamente limpios con el robot que aspira y friega, el Midea M9 ¡Descúbrelo!

Te recomendamos