20 productos que no deberían estar en tu cesta de la compra, según los nutricionistas

Productos que no deben estar en tu cesta de la compra

Getty Images

La cesta de 30 productos básicos por 30 euros de Carrefour —lanzada este mes de septiembre— generó cierto revuelo entre consumidores y nutricionistas: los especialistas no tardaron en destacar sus deficiencias nutricionales, el carácter procesado de muchos productos o su exceso en grasas malas, azúcar refinado o harinas poco saludables. 

La semana pasada, Business Insider España preguntó a varios nutricionistas qué 30 productos son imprescindibles en una cesta de la compra saludable, equilibrada y completa. 

Este carrito sano y variado se caracteriza por su amalgama de colores y texturas: tienen cabida frutas como el tomate o el plátano, pescados azules como la sardina o el salmón, legumbres como garbanzos o lentejas, frutos secos, huevos, patatas o un básico de la cocina mediterránea como el aceite de oliva virgen extra, entre muchos otros. 

 

Los especialistas también destacaron la importancia de introducir cereales integrales, apostar por productos de temporada, priorizar la verdura de hoja verde o dar importancia a las proteínas magras o a las basadas en plantas.

En contrapartida, hoy les toca el turno a aquellos alimentos que no deberías incluir en la lista de compra por no ser saludables ni aportar nada interesante a la dieta. 

"Todos ellos son productos ultraprocesados, hipercalóricos y superfluos, totalmente prescindibles y que no nos aportan los nutrientes necesarios para llevar una vida saludable", apunta Elva Orta Hoyos, vocal de Alimentación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza (COFZA).

"Algunos de ellos sí nos alimentan, pero no nos nutren y lo peor es que desplazan a otras opciones mucho más saludables y saciantes", señala.

Estos artículos tienen una gran cantidad de ingredientes poco saludables como  los azúcares simples, harinas refinadas y aceites de muy mala calidad aunque muy palatables. También suelen contener potenciadores del sabor como el glutamato monosódico que hacen que comamos más cantidad y con peor calidad nutricional.

Por último, se suele tratar de productos poco saciantes y poco digestivos, con muy poca cantidad de fibra y alto índice glucémico, lo que hace que pasen a sangre muy rápidamente y se produzcan picos elevados y repentinos de glucosa.

Han participado en este reportaje Miriam Donat Tortosa, nutricionista de Vegan Food Club; Flor Fasanella, farmacéutica y experta en Fitoterapia; Xavier González, nutricionista de CreuBlanca y Elva Orta Hoyos, vocal de Alimentación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza (COFZA).

1. Zumos procesados 

Zumo de naranja

"No dejan de ser agua y el azúcar de la fruta, por lo que es lo mismo que beber azúcar directamente", explica Xavier González, nutricionista de CreuBlanca.

"Es siempre mejor tener piezas de fruta en casa y consumirlas, ya que al llevar la fibra, ayuda a mejorar la absorción de los nutrientes y los azúcares de la fruta".

2. Coca-Cola y otros refrescos gaseosos y azucarados

Coca-Cola

 "No aportan ningún tipo de valor nutricional beneficioso. Su consumo frecuente está relacionado con muchas patologías relevantes", destaca Miriam Donet. 

Según informa Coca-Cola en su página web, una lata de 330 mililitros de Coca-Cola contiene 35 gramos de azúcar, lo que equivale a 139 calorías (kcal). Un vaso de 250 ml contiene 27 g de azúcar, lo que equivale a 105 calorías (kcal). 

3. Mortadela y otros embutidos

Embutido

Es mejor quitar de tu compra semanal los fiambres, embutidos y carnes procesadas por ser poco saludables. Elva Orta Hoyos pone de ejemplo la mortadela. 

 "En muchas ocasiones este tipo de productos tienen un alto contenido en sal y el porcentaje de carne que presentan es relativamente bajo", apunta Miriam Donet. 

"Son ricos en grasas saturadas, una de las grasas más relacionadas con el colesterol", señala Xavier González. 

4. Cereales de desayuno

Cereales, niño desayunando

Un estudio de Consumer revela que los cereales infantiles de desayuno son los que presentan una mayor cantidad de azúcares, con un contenido medio de 27 % de azúcares totales, llegando a cifras de 34% y 37% como en Frosties y Smacks de Kellogg’s.

También son los que tienen un menor contenido de fibra. 

5. Mantequilla

Mantequilla

"La mantequilla es rica en un tipo de grasas no saludables, las saturadas, una de las grasas más relacionadas con el colesterol", anota el nutricionista de CreuBlanca Xavier González. 

También se trata de un producto altamente calórico.

6. Pipas y frutos secos salados

Pipas

"No dejan de ser grasa, por lo que en grandes cantidades no son saludables", señala González.

"Además, un exceso de sal también genera más retención de líquidos y problemas de tensión arterial".

7. Azúcar

Exceso de azúcar.

En la medida de lo posible, deberías desdeñar el azúcar blanco de tu dieta. "Es un alimento con un valor calórico muy elevado y su abuso está directamente relacionado con problemas de obesidad o diabetes", destaca Xavier González.

Puedes encontrar sustitutos más saludables como la panela, el azúcar moreno de caña integral sin refinar. 

8. Bombones

Bombones de chocolate

Entre los productos que deberías eliminar para siempre de la cesta de la compra están los bombones, que aportan un elevado porcentaje de grasas saturadas y azúcar. "Si no se compran, evitamos comerlos cuando tenemos el gusanillo", destaca González.

En todo caso, a la hora de comer chocolate, la opción saludable se trata del chocolate negro, con un porcentaje de cacao superior al 70% y rico en antioxidantes flavonoides.

9. Comida precocinada

Lasaña

Se trata de productos cuya calidad no puedes controlar, y que suelen excederse en la cantidad de sal, las grasas malas, aceites refinados de mala calidad o exceso de conservantes.

Opta por preparaciones sencillas y comida casera en lugar de esta clase de platos. 

10. Postres

Postres

"En la mayoría de los casos son ultraprocesados llenos de azúcar refinada, por lo que no representan un aporte beneficioso para el organismo", señala Flor Fasanella, farmacéutica y experta en Fitoterapia. 

La premisa debe ser evitar ultraprocesados, según esta especialista, debido a su desequilibrio nutricional. "Tienen un elevado contenido en azúcares, grasa total, grasas saturadas y sodio, y un bajo contenido en proteína, fibra, minerales y vitaminas, en comparación con los productos y comidas sin procesar o mínimamente procesados". 

11. Mayonesa industrial

Salsa para patatas fritas. Mayonesa.

 "Es un producto es un ultraprocesado que hace muy mal a la salud y se puede hacer de manera casera".

En Business Insider España puedes aprender varios trucos relacionados con la mayonesa casera, desde los consejos de la abuela para que nunca se corte a cómo preparar una versión de la mayonesa más ligera y menos calórica, sin aceite.

12. Bebidas alcohólicas

¿Cuánto dura el alcohol en la sangre? Diferencias de tiempo por cada tipo de bebida

"Más allá de nuestras costumbres de consumo, no es un producto beneficioso para nuestra salud", recuerda Flor Fasanella, farmacéutica y experta en Fitoterapia. 

Desde Sanidad recuerdan que el consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades crónicas y problemas como la hipertensión, accidentes cerebrovasculares, enfermedad del hígado, trastornos digestivos y varios tipos de cáncer como los de mama, boca, garganta, laringe, esófago, hígado, colon y recto.

13. Surimi y gulas

Plato de surimi

"Su contenido no es únicamente pescado, ya que entre sus ingredientes podemos encontrar moluscos, potenciadores de sabor, estabilizantes, correctores de acidez, moluscos, o tinta de calamar", apunta MIriam Donet, nutricionista de Vegan Food Club.

En el surimi hay presencia de almidón, azúcar y saborizantes artificiales, por lo que hay alternativas de pescado blanco más saludables. 

15. Lucio

Lucio

"Es uno de los pescados con mayor contenido en mercurio, sería recomendable elegir otras opciones que aporten mayor cantidad de beneficios nutricionales para el organismo", destaca Donet.

Entre los pescados más sanos y con menos mercurio destacan los azules de talla pequeña como las sardinas, el arenque, el salmón, la caballa, la trucha o el boquerón. Son una buena forma de adquirir proteínas y ácidos grasos omega-3. 

16. Harinas refinadas

Pan blanco

La propia harina de trigo refinada, o productos derivados de la misma como el pan de molde blanco, no son una opción muy recomendable. 

"Existen muchas variedades de harina más allá de la típica harina de trigo refinada. No es recomendable consumir habitualmente este tipo ya que, durante su procesamiento se pierden gran cantidad de vitaminas y de fibra", destaca Miriam Donet. 

17. Margarina

Margarina

"Contiene bastante cantidad de grasas saturadas, aunque cada vez son más las marcas que reducen su contenido de grasa trans", anota la nutricionista de Vegan Food Club. 

"Se ha visto que un consumo frecuente puede aumentar el colesterol y aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, complementándolo con malos hábitos de vida y alimentarios". Ya sabes: a tu disposición tienes alternativas de desayuno mucho más saludables. 

18. Aceites refinados

Aceite refinado

"Las altas temperaturas que llegan a pasar el procesamiento de estos aceites puede ocasionar sustancias químicas dañinas para los humanos", destaca Donet.

Fíjate bien en el etiquetado nutricional de cada aceite para asegurarte de que seleccionas el producto con la mayor calidad posible y no caes en ninguna estafa.

19. Bollería industrial

Donut

Los nutricionistas consultados también han coincidido en poner la lupa sobre la dañina bollería industrial, rica en grasas trans, saturadas, azúcares y aditivos.

Este tipo de productos están asociados a múltiples enfermedades como la hipertensión, el colesterol, la obesidad o los problemas cardiovasculares. 

20. Yogur azucarado

Eligiendo yogures

Es importante seleccionar yogures griegos o naturales sin azúcar, para no añadir más cantidad diaria de la recomendada a la dieta. Son más saludables y se consideran lácteos ricos en minerales como el calcio y macronutrientes como la proteína. Descarta, por tanto, los yogures azucarados y de frutas.

También tienes a tu disposición otras variantes saludables como el kéfir, rico en probióticos. 

Otros artículos interesantes:

He preguntado por la cesta de 30 euros de Carrefour a dos nutricionistas: esto es lo que cambiarían

Estos son los 30 productos que deben estar en una cesta de la compra saludable, según nutricionistas

5 alimentos para ganar masa muscular, según una nutricionista deportiva

Te recomendamos