Alphabet ha puesto una flota de robots que trabajan de forma autónoma a limpiar las oficinas de Google

'WALL-E'.
'WALL-E'.

Pixar

  • El proyecto Every Robots Proyect de Alphabet se dedica a crear "un robot de aprendizaje de uso general".
  • Ahora, para ponerlo a prueba, ha soltado unas unidades en las oficinas de Google para que ejecuten tareas de limpieza simple en entornos no controlados. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Parece que los robots de Alphabet ya tienen primera tarea tras salir del laboratorio. 

Tal y como explican en su web su proyecto Every Robots Proyect, que se dedica a crear "un robot de aprendizaje de uso general" ha trasladado alguna de sus máquinas al campus de Google para llevar algunas tareas muy ligeras, entre las que se encuentran, principalmente, trabajar limpiando las oficinas de la compañía

"Ahora estamos operando una flota de más de 100 prototipos de robots que realizan de manera autónoma una variedad de tareas útiles en nuestras oficinas", explica Hans Peter Brøndmo, director de robots de Everyday Robot, en una publicación de blog

"El mismo robot que clasifica la basura ahora puede equiparse con una escobilla de goma para limpiar las mesas y usar la misma pinza que agarra los vasos puede aprender a abrir puertas".

Estos robots son esencialmente brazos sobre ruedas con una pinza multiusos en el extremo de un brazo flexible para que pueda hacer las tareas encomendadas. 

En la cabeza del aparato se encuentran las cámaras y sensores para ofrecer visión artificial, así como un sensor LiDAR en el costado para así poder navegar por las oficinas con más facilidad. 

La primera vez que se vio a estos robots trabajar fue en 2019 en tareas de clasificado de reciclaje. La intención en el futuro es que estos robots puedan aprender de forma autónoma y de esta manera logren realizar trabajos en entornos "no estructurados" como hogares y oficinas

Lo más curioso es que hay máquinas desde hace décadas trabajando en fábricas en trabajos repetitivos, pero cuando se les encomiendan tareas más simples como limpiar una cocina o doblar la ropa existen cierto bloqueo. 

El problema principal es conseguir que una máquina manipule objetos que nunca ha visto en un entorno novedoso, algo realmente complicado y esto es lo que Alphabet quiere resolver. 

De momento, eso sí, y aunque se detectan muchos avances, el trabajo sigue yendo muy lento. En el blog de Alphabet puedes admirar un pequeño vídeo en el que muestra como todavía son lentos y torpes en las tareas que ejecutan. 

Otros artículos interesantes:

10 robots por cada trabajador: el último centro logístico de Amazon lleva un paso más allá la automatización de los almacenes

No es solo Amazon o Google: Samsung está invirtiendo de forma agresiva en el lucrativo mercado de la salud digital

Google oculta el número de 'no me gusta' en los vídeos de YouTube para proteger a los creadores frente al acoso

Te recomendamos

Y además