10 robots por cada trabajador: el último centro logístico de Amazon lleva un paso más allá la automatización de los almacenes

Interior de un centro logístico de Amazon.
Interior de un centro logístico de Amazon.
REUTERS/Ralph D. Freso
  • El gigante tecnológico ha apostado por la automatización en sus centros logísticos en la carrera por acotar los tiempos de entrega y optimizar los procesos. 
  • Amazon cuenta con 175 de estos centros, la mayor parte de ellos en Estados Unidos, que suelen ocupar hasta 100.000 m² de superficie.
  • Ernie, Bert o Kermit son algunos de los robots autónomos que la compañía utiliza en sus almacenes. Algunos de ellos se desplazan de manera autónoma. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

10.000 robots por cada 1.000 operarios. Así es la relación entre robots y humanos en el almacén logístico de Stanton (Filadelfia), el último que ha levantado el gigante del comercio electrónico en Estados Unidos. Un coloso de 5 plantas, tan grande como 17 campos de fútbol y que ha costado el equivalente a más de 200 millones de euros, donde los robots realizan la mayor parte del trabajo en un ejemplo más de que el futuro pasa por la automatización.

Este gigantesco almacén hace no mucho era una antigua planta de General Motors, una metáfora de cómo el fabricante de automóviles —símbolo de una época— ha pasado el testigo al nuevo rey del comercio mundial

Dentro de este centro logístico de Stanton, máquinas y humanos trabajan en un silencio sepulcral, según recoge la crónica del Philadeplphia Inquirer, un medio local que ha tenido acceso al interior del almacén.

Allí los 10.000 robots autónomos se deslizan por la planta, trasladan cajas, artículos, paquetes, y, de momento, siguen las instrucciones de los operarios humanos. Todo en una perfecta sincronía como un "ballet electromecánico", explica el artículo.

Cerca de 1.000 personas trabajan codo con codo con estos robots en turnos de entre 10 y 12 horas cobrando hasta 18 dólares la hora, unos 15 euros al cambio actual. 

Amazon es el segundo gran empleador de Estados Unidos, solo por detrás de Walmart, con 950.000 empleados según lo publicado en su último informe de resultados. Eso supone que 1 de cada 153 trabajadores en Estados Unidos tengan como empleador a Amazon, una ratio más alta que el mayor empleador de España, Mercadona, para quien trabajan 1 de cada 211 españoles ocupados.

La compañía que dirige Jeff Bezos ha crecido significativamente en personal a lo largo de los últimos años, a un ritmo incluso superior al que crecen sus ingresos, lo que lastra sus cifras de productividad por empleado. Las perspectivas a corto, medio y largo plazo apuntan a aún más contrataciones: en España espera cerrar 2025 con más de 25.000 empleados indefinidos, más del doble de los que tiene actualmente.

Claro que sus almacenes —que crecen a una velocidad de vértigo— no solo se van a traducir en más personas trabajando a lo largo y ancho del planeta. También habrá más robots autónomos

Un robot te llevará a casa tu próximo pedido a domicilio: 5 startups y grandes empresas que ya prueban en el mundo real la siguiente gran revolución del 'delivery'

Ernie, Bert o Kermit no son los nombres de 3 trabajadores de Amazon. Son modelos de robots autónomos desarrollados por el laboratorio de innovación Amazon Robotics. Estos robots permiten agilizar los procesos, facilitan la gestión del inventario y aceleran las entregas desde los centros de distribución hasta los hogares de los clientes.  

No es una cuestión solo de Amazon. Sus principales competidores, incluyendo a Fedex, Ocado o AliExpress, también han apretado el acelerador por optimizar los tiempos en sus centros logísticos. 

"Esto es solo el principio. Se verán grandes centros como este por todo el país, quieren [entregas en] 30 minutos y tienen planes para ir más rápido  que eso, si pueden”, explica Subodha Kumar, profesor de la escuela de negocios de la Universidad de Temple y experto en cadenas de suministro y sistemas de información. 

Además pronto habrá que sumar a la ecuación otro tipo de robots más enfocados a las entregas, desde los que van por tierra, como Scout, a drones de reparto que parece acabarán fabricando empresas externas.

En España, en la localidad toledana de Illescas, se encuentra uno de los centros logísticos del gigante tecnológico más grande de nuestro país. Con una superficie de 100.000 m², equivalente a 14 campos de fútbol, está especializado en pedidos de gran volumen como electrodomésticos e incluso piscinas. 

Otros artículos interesantes:

Amazon y Starbucks han estado negociando para lanzar establecimientos conjuntos combinando la idea de los supermercados sin cajeros con cafeterías

Drones y robots en mitad de las catástrofes: las compañías de seguros se lanzan a invertir en nuevas tecnologías para abaratar los costes de las labores de peritaje

Los empleados de Amazon están divididos sobre el nuevo robot doméstico de casi 1.000 euros de la empresa: algunos lo tildan ya de fracaso y de juguete para gente rica

Te recomendamos

Y además