La revolución en el trabajo se aproxima: en España corren peligro más de la mitad de los empleos en la presente década a causa de la automatización, según los expertos de Randstad

Robots humanos
Getty
  • Un 52% de los empleos se perderán en España a causa de la automatización en la presente década, según Randstad.
  • El Foro Económico Mundial predice que en 2022 se crearán 133 millones de puestos de trabajo nuevos en el mundo.
  • Creativo, crítico con su realidad y emocionalmente inteligente: así será el trabajador del futuro según los expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A cada día que pasa, surgen nuevas maneras de entender los espacios donde se desarrolla la actividad laboral, nuevas fórmulas de contratación, nuevas visiones sobre lo que tiene que ser una empresa, una plantilla y la relación entre ambos y, por supuesto, nuevas actividades profesionales. El mercado de trabajo está cambiando en España.

Elementos como la paulatina incorporación de las nuevas tecnologías e importantes hallazgos recientes como la posibilidad real de combinar trabajo presencial con teletrabajo —un descubrimiento forzado por el estallido de la pandemia causada por el coronavirus— están cambiando para siempre el panorama laboral. Y aún lo harán más: más de la mitad de los empleos, un 52%, corren riesgo de desaparecer en España en la presente década a causa de la automatización, han explicado este jueves en la presentación del informe Flexibility at work. Abrazando el cambio los expertos de Randstad, empresa especializada en la gestión de recursos humanos. A nivel mundial, pronostican la pérdida de uno de cada 7 trabajos.

Este puede ser el mejor momento para cambiar de trabajo y ganar más dinero

Pero no todo son noticias preocupantes. A cambio, explican los especialistas, surgirán nuevas necesidades y, con ellas, nuevos empleos. Por ello, el Foro Económico Mundial ya vaticinó hace tres años que en 2022 se crearán en el mundo 133 millones de trabajo. Estos girarán en torno a conceptos como la relación entre los humanos y la IA o la gestión de algoritmos, y todos tendrán algo en común: se adaptarán a una nueva realidad que, hasta ahora, tan solo se dejaba entrever.

Gráfico por países con el porcentaje de empleos que corren peligro a causa de la automatización, según la OCDE en 2019.
Gráfico por países con el porcentaje de empleos que corren peligro a causa de la automatización, según la OCDE en 2019.

Randstad

Así, la nueva situación laboral generada por las nuevas tecnologías no tiene por qué suponer necesariamente la desaparición de empleos, explican desde Randstad. Simplemente, la gente tendrá empleos que ahora mismo tan solo alcanzamos a imaginar levemente. No se trata de algo novedoso: "El carácter cambiante de los empleos ha sido una característica permanente del progreso tecnológico en el pasado y, en última instancia, conducirá a la aparición de tres nuevos tipos de empleo: el trabajo fronterizo, el trabajo de última milla y el trabajo de riqueza", explican desde la empresa.

El concepto de trabajo fronterizo alude a los puestos de trabajo que surgirán en los nuevos campos tecnológicos; el trabajo de riqueza, a los puestos de trabajo creados gracias al aumento de la productividad; y el trabajo de última milla, a los puestos de trabajo que aún no pueden automatizarse.

El pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional serán clave en el futuro

Se trata de un nuevo escenario que ofrecerá una buena cantidad de oportunidades, pues muchos de estos trabajos emergentes, auguran organismos como la OCDE, estarán mejor pagados y serán menos repetitivos que los que sustituyen. Para llevarlos a cabo, sin embargo, harán falta nuevas competencias. Entre ellas, algunas de las más demandadas en el nuevo mercado de trabajo, recoge Randstad, serán habilidades como el pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional.

13 trabajos que probablemente desaparecerán antes de lo que piensas

A este respecto, muchos en el sector piensan que una de las lecciones más importantes que deja la pandemia es la capacidad de adaptación y la flexibilidad, que tiene como principal referente al teletrabajo, una tendencia que no va a desaparecer tras la crisis.

Entre ellos se encuentra Jacques van den Broek, consejero delegado de Randstad: “El trabajo será más flexible en cuanto a formato, alcance y contenido. El cambio repentino que ha supuesto trabajar desde casa durante parte del 2020 ha influido en la forma de pensar de muchas personas sobre la conciliación profesional y familiar, la satisfacción laboral y la ubicación física”.

Media de horas durante las que se teletrabaja. Tras un descenso posterior al desconfinamiento, en 2021 muchos empleados han puesto sobre la mesa la posibilidad de trabajar en remoto.
Media de horas durante las que se teletrabaja. Tras un descenso posterior al desconfinamiento, en 2021 muchos empleados han puesto sobre la mesa la posibilidad de trabajar en remoto.

Randstad

Esta idea puede ser finalmente una tabla de salvación, por ejemplo, para el medio rural en países como España donde existen grandes desequilibrios de población entre el campo y las ciudades. De hecho, no falta quien piensa que factores como el alto precio de la vivienda en los grandes núcleos de población podrían dar lugar a una migración inversa a la que se dio hace un par de generaciones: si los abuelos viajaron del campo a la ciudad, es posible que, si mejora la conectividad a Internet en estos lugares y el empleo depende cada vez menos de la ubicación física, los nietos vuelvan al pueblo.

Más allá del teletrabajo, tienden a consolidarse otras tendencias subrayadas por la pandemia. Según apunta Randstad Research, cada vez son más frecuentes los contratos temporales, a tiempo parcial y bajo demanda o el trabajo por agencia. 

En la mayoría de los países con altos ingresos, entre el 5% y el 25% de todos los trabajadores tienen contratos temporales. Se trata de un tipo de contratación que permite a las empresas ajustar rápidamente su tamaño y la composición de su plantilla en función de sus necesidades en un momento en el que el contexto es especialmente cambiante.

El modelo de empleo de empresas como Uber o Glovo se está consolidando

Randstad también subraya una creciente la tendencia hacia empleo digital a través de plataformas de trabajo disruptivas o economía gig, nombre que ha recibido recientemente la relación laboral establecida entre empleadores y trabajadores autónomos que son contratados para trabajos cortos y concretos a través de algún tipo de dispositivo tecnológico. Es el modelo al que desde hace años se han acogido para prestar su servicio empresas como Uber o Glovo.

 Aunque aún minoritaria en el mercado laboral, Randstad apunta que esta tendencia esta camino de la consolidación. Tanto es así, que entre mayo de 2016 y el mismo mes del presente año, el número de ofertas de empleo de estas empresas se ha duplicado en todo el mundo y actualmente supone la principal fuente de ingresos para alrededor del 2% de los adultos en la UE.

Aunque estas plataformas están creando nuevas oportunidades, en muchos países existe un pronunciado debate sobre la forma en que las plataformas definen el estatus de un trabajador y el lugar que ocupan estas relaciones en la normativa laboral vigente. Fruto de ello, en España el Gobierno ha sacado adelante recientemente la conocida como 'Ley rider', que obliga a estas empresas a dar a sus repartidores estatus de trabajadores en plantilla.

Los analistas insisten por ello en la importancia de fomentar un empleo de calidad, sostenible y que garantice el desarrollo social y económico. En este sentido, la movilidad en el mercado laboral es crucial para el éxito a largo plazo de todos los países, especialmente los que se enfrentan al doble reto del envejecimiento de la población y la escasez de competencias.

Por otro lado, y a medida que se producen cambios en la demografía por edades y en la distribución global del talento, apuntan los expertos, un mercado laboral justo y sostenible depende cada vez más de la inclusión. De hecho, concluyen, mejorar la diversidad en términos de edad, género y etnia es esencial para la resiliencia de las organizaciones, el crecimiento económico y la estabilidad social. 

Otros artículos interesantes:

El mejor momento para tomar café si lo que quieres es que te ayude a rendir en el trabajo

El teletrabajo hace que se trabajen más horas, pero no de manera más productiva

6 habilidades que debes dominar si quieres conseguir un trabajo con un gran sueldo

Te recomendamos

Y además