El plan de España para atraer teletrabajadores tiene fisuras: favorecerá más gentrificación y seguirá siendo una economía "rehén", critican estos expertos urbanistas

Teletrabajo

Getty Images

  • Málaga, Valencia o Canarias pretenden atraer teletrabajadores de todo el mundo aprovechando la oportunidad que ha abierto la pandemia.
  • Los autores de First We Take Manhattan advierten de que esto incentivará la gentrificación, profundizará en desigualdades y tensionará el mercado de la vivienda.
  • Cambiarlo todo para que nada cambie: un economista apunta que este tipo de iniciativas revelan que el país lo sigue apostando todo al turismo y a lo inmobiliario.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde que comenzó la pandemia los medios de comunicación han insistido en una idea: España tiene una oportunidad histórica para convertirse en el destino preferente de teletrabajadores en todo el mundo.

Su buen clima, ambiente, atractivos turísticos y gastronómicos hacen del país un lugar atractivo en el que trabajar sin necesidad de ir a la oficina. El auge del trabajo en remoto que ha acelerado la pandemia y sus consecuentes confinamientos a mediados de 2020 ha convertido en una realidad lo que antes parecía una quimera.

En este sentido, ciudades españolas han dado los primeros pasos para posicionarse como destinos preferentes. Lo contaba Magnet a raíz de una encuesta a más de 15.000 personas de 173 nacionalidades de la comunidad de expatriados InterNations. Los encuestados tenían que valorar 25 aspectos de la vida urbana en el extranjero.

El aumento del teletrabajo durante el coronavirus está agravando la desigualdad laboral en Madrid, París, Berlín y Londres

Los resultados son que, de las 10 mejores ciudades para vivir y teletrabajar en el mundo, 4 son españolas. Valencia, Alicante, Málaga y Madrid.

El planteamiento lo comparten otros estudios y análisis, como el de la consultora británica CIA Landlord. Su director, Richard Wayman, explicaba a El Confidencial semanas atrás que España "puede convertirse en líder mundial del teletrabajo": "Tanto el clima como los precios hacen que los nómadas digitales vean la opción de España muy atractiva".

A nivel nacional, el teletrabajo ha dado alas a esa España vaciada que irrumpió en el Congreso de los Diputados tras las últimas elecciones generales en noviembre de 2019. Teruel Existe entraba con un diputado en la Cámara Baja para poner la voz en el Hemiciclo a los pueblos que agonizan en el ámbito rural. 

El País destacaba a finales del año pasado que el teletrabajo podía ser una oportunidad, a medida que profesionales concentrados en las grandes capitales podían empezar a trabajar desde cualquier punto de la geografía española.

Pero si se hace una lectura global del fenómeno, la llegada de teletrabajadores de otras partes del mundo puede ser una oportunidad, pero también apareja una serie de desafíos. Uno de ellos es la gentrificación de barrios y pueblos.

'First We Take Manhattan', ¿ahora Málaga?

El pasado mes de febrero el Ayuntamiento de Málaga anunció una campaña promocional, Málaga WorkBay, para ofrecerse internacionalmente como destino para teletrabajadores. 

Además de un vídeo promocional, la intención de la campaña es atraer trabajadores en remoto tanto nacionales como extranjeros mediante la creación de varios espacios de coworking gestionados por una empresa municipal, Promálaga.

En pleno centro de la ciudad hay un barrio conocido como Ensanche Heredia que históricamente ha estado deprimido. Hace cerca de una década el Ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol impulsó un proceso de regeneración urbana que llevó a rebautizar el barrio como Soho. Además de controvertidos concursos de arte urbano, la zona se peatonalizó y florecieron muchos locales de restauración y comercio especializado.

10 startups españolas que están ayudando a hacer más sencillo el teletrabajo

Sin embargo, en síntesis, el modelo no cambia. Aunque se hable de digitalización, de nueva industria y la pandemia haya recuperado el debate de abandonar el monocultivo del sector turístico e inmobiliario, lo que consideran algunos expertos es que la atracción de teletrabajadores únicamente responde a la caída del alquiler turístico.

Daniel Sorando es sociólogo urbano y profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Álvaro Ardura es arquitecto urbanista y profesor en la Autónoma. Ambos escribieron un libro que detalla y pormenoriza los procesos de la gentrificación, la "destrucción creativa de las ciudades". Titularon su obra como una conocida canción de Leonard Cohen, First We Take Manhattan.

Sorando y Ardura, acompañados del economista e investigador de la Universidad de Málaga Ricardo Urreztarazu, responden a una pregunta que les formula Business Insider España. First We Take Manhattan. ¿Ahora es el turno de las ciudades españolas?

Cambiarlo todo para que nada cambie

Calle Marqués de Larios, Málaga .
Calle Marqués de Larios, Málaga .
Wikicommons

Mstyslav Chernov

El caso de Málaga es muy concreto. Urrestarazu es, a su vez, bastante claro. "Málaga capital tiene una dependencia absoluta hacia el sector turístico e inmobiliario. Desde hace un año estos sectores se han hundido y el Ayuntamiento busca fórmulas para dinamizarlos, aprovechando infraestructuras e instalaciones de viveros de empresas".

"Tal y como se comenta en la página web del proyecto, Málaga cuenta con unas 26.500 viviendas disponibles para alquiler residencial o vacacional, parte del cual lleva meses con escasa actividad, y ahí es donde está la explicación de esta iniciativa", continúa.

5 recomendaciones de expertos para ayudarte a sobrellevar el teletrabajo dependiendo del tipo de personalidad que tengas

El 50% de la obra nueva que se construye en Andalucía se levanta en Málaga. Es la cuarta ciudad donde más se construye de toda España. El nivel de precios y acceso a la vivienda en Málaga es atractivo si se compara con otras capitales europeas, pero la población no lo tiene tan fácil. "El Ayuntamiento sube su apuesta por lo inmobiliario". Cambia todo para que nada cambie.

Y a corto plazo quizá tenga éxito "a la hora de recibir remesas de personas que quieran residir temporalmente en la ciudad, con el atractivo de que tendrán un poder adquisitivo alto".

"Pero me temo que el precio a pagar será la consolidación de los procesos de gentrificación urbana y encarecimiento del precio de la vivienda que se dan en la actualidad, ya que la práctica de política social en vivienda no está muy desarrollada en la ciudad", zanja el economista.

Qué es la gentrificación y cuáles son sus nuevas amenazas

Gentrificación es la adaptación al español de la voz inglesa gentrification. Es un proceso de regeneración urbana en una zona deteriorada o deprimida que provoca que muchos de sus vecinos autóctonos se desplacen a otros lugares ya que el nivel de la renta, el suelo o los alquileres comienza a subir.

Álvaro Ardura, arquitecto urbanista y profesor universitario, además de coautor de First We Take Manhattan, recuerda que estos procedimientos "ya venían ocurriendo" en España. "Se habían detectado ya trabajadores expatriados que tienen un régimen de ingresos mayor que el del residente nacional. Cobran el sueldo en su país de origen más un plus por desplazamiento. Eso ya estaba tensionando zonas de Madrid como la del Retiro".

Los expertos advierten de 5 cosas que puedes tener en tu casa y dificultan tu teletrabajo: así puedes solucionarlo

Alrededor del parque del Retiro en Madrid hay barrios que históricamente han sido caros, como el distrito de Salamanca, pero también zonas como la de Ibiza o Sainz de Baranda "que tenían una mayor mezcla social y los propios vecinos te lo pueden explicar", incide Ardura.

En Barcelona ha ocurrido tanto de lo mismo. "Hasta la pandemia, el teletrabajo se asociaba a esas clases creativas, del sector de la informática, del vídeo, de la publicidad. No tanto a otras actividades".

Pero "si ahora se generaliza, puede ser un problema".

Continúa el monocultivo del sector turístico

Estanque del Retiro.
Reuters

Daniel Sorando destaca que en los últimos artículos académicos que se han publicado sobre la materia se habla de una gentrificación "transnacional" incentivada por el auge del teletrabajo. "En realidad esto es un poco ambiguo porque transnacional es cualquier tipo de inmigración, pero hay inmigraciones que gentrifican e inmigraciones que no gentrifican".

De hecho, hay ya cadenas hoteleras en las islas Canarias que están tratando de asumir esta demanda para teletrabajadores. "Pero los hoteles suponen otro circuito. Explotar viviendas de alquiler para atraer a estos profesionales que pueden ser cosmopolitas...", acabará generando nuevas tensiones en el mercado inmobiliario y "disneyficando" el paisaje urbano, "convirtiendo las ciudades en escenarios de cartón piedra".

El Gobierno prorroga 3 meses las medidas antidesahucios y las moratorias de alquiler de vivienda

Sorando y Ardura se refieren a cómo las ciudades se parecen cada vez más entre sí. Los centros, dominados por grandes franquicias, acaban desgastando toda la identidad urbana. Ardura pone de ejemplo al urbanista David Harvey, que criticó "el giro emprendedor de las políticas urbanas". 

Esta apuesta es, para Sorando, un nuevo ejemplo de que el modelo productivo en España "es absolutamente dependiente del turismo". "Es una economía rehén. No hay un modelo que ofrezca una alternativa".

Un desarrollo desigual

Si las ciudades se llenan de teletrabajadores extranjeros se podría generar desigualdad. Barrios con inversiones millonarias frente a otras zonas de una misma ciudad que sufren del abandono institucional. Esto se puede escalar a nivel nacional ante el argumento de que el teletrabajo puede ser la solución a la España vaciada.

"En esa zona rural de la España vaciada debería haber una fuerte inversión y de conectividad para que los teletrabajadores puedan estar allí de forma viable. Pero faltan servicios. La gente, estas clases medias, no van a optar por esos destinos", dice Sorando.

Ardura recuerda los múltiples casos en los que ciudades como Málaga han pretendido crear sus 'Soho'. "Ahora muchas ciudades quieren sus Brooklyn", ríe. La gente que venga a teletrabajar "a lo mejor se empadrona, pero a lo mejor no. A lo mejor paga impuestos, pero a lo mejor no". "Habría que ver si las cuentas en términos económicos son tan beneficiosas".

La vivienda social para alquiler cae a mínimos: representa un 13,3% de las VPO construidas en los últimos 5 años

"En el caso de los pisos turísticos: atraer turistas está muy bien porque dejan dinero, pero los puestos de trabajo son en general de mala calidad". Continúa: "Siendo un poco cínicos y en términos puramente economicistas: se está tratando a los residentes como un mercado cautivo porque te van a pagar impuestos sí o sí. Y no creo que esa sea la forma de concebir una ciudad".

Sorando culmina. "Genera desarrollos muy desiguales". "Las clases medias y altas que hasta ahora se desplazaban a zonas degradadas lo hacían para vivir, con cierto compromiso adquirido de que cuidarían su territorio. Los turistas, en la Barceloneta, no tienen por qué cuidarlo".

Ahora cabrá esperar cómo será el auge de los teletrabajadores extranjeros en España, si es que llega a ocurrir, y de este modo concluir qué tesis predomina. Si la vivienda como derecho, o la vivienda como bien de mercado.

LEER TAMBIÉN: Es más probable sufrir un trombo al tomar píldoras anticonceptivas que con la vacuna de Johnson & Johnson, pero no se trata exactamente del mismo tipo de trombo

LEER TAMBIÉN: Nueva Zelanda se convierte en el primer país en el mundo en exigir a las empresas financieras transparencia respecto a su impacto climático

LEER TAMBIÉN: ¿Cómo va el proceso de vacunación en cada CCAA? Tasa de población vacunada y siguiente grupo por recibir la dosis

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido