El Amazfit GTR 3 es ideal para el que busque diseño y autonomía a buen precio en un smartwatch plagado de pequeños detalles

Amazfit GTR 3
  • El Amazfit GTR 3 es un dispositivo ideal para el que busque diseño y autonomía a buen precio. 
  • Además, el smartwatch guarda muchas más sorpresas, como infinidad de modos deportivos, buen sistema de medición e integración con Alexa. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Si hay una marca que ha popularizado el concepto de smartwatch esa es, sin duda alguna, Amazfit.

La compañía china que también fabrica las ya míticas Mi Band de Xiaomi tiene un portfolio muy extenso y variado que apunta a prácticamente cualquier segmento de precio pero que siempre trabaja con una máxima: buenas prestaciones en todos sus productos y un precio contenido. 

Hace unas semanas, la compañía china presentó sus nuevas incorporaciones, el Amazfit GTR 3 y su versión Pro con 2 claves principales bajo el brazo: diseño y autonomía.  

He tenido la oportunidad de pasar un par de semanas con el Amazfit GTR 3, la versión más básica, y no solo tengo claro que cumple en estos 2 apartados, sino que también guarda alguna que otra sorpresa muy interesante que lo coloca como uno de los smartwatch más interesantes del año

Sigue leyendo para conocer de primera mano las sensaciones que transmite este dispositivo con el análisis del Amazfit GTR 3

Sensacional diseño que me ha enamorado tanto por su esfera circular como por su fantástica  y útil botonera.

Amazfit GTR 3

Tengo claro que si buscas un smartwatch bonito y a buen precio, pocos te van a ofrecer lo mismo que el Amazfit GTR 3

¿Los ingredientes de su éxito? Una enorme esfera circular (45,8 x 45,8 x 10,8 mm) construida en aluminio que sienta como un guante y se siente genial en la mano —gracias sobre todo a sus escasos 39 gramos de peso— y a una construcción sobria y elegante que parece de una categoría superior

Pero donde está la joya de la corona es en sus dos botones físicos ubicados en el lado derecho del dispositivo y desde donde puedes controlar todo sin tener que tocar la pantalla. 

El de arriba, la corona, funciona como botón de desbloqueo y además puedes girar para moverte más cómodamente por los menús. El de abajo, por su parte, te dará un acceso rápido a los modos deportivos de los que hablaré más adelante. 

En la parte inferior están los clásicos sensores de medición en donde el Amazfit GTR también va bien servido

Por último, toca hablar de la correa que puede ser el elemento menos cuidado del conjunto, pero lo cierto es que la que viene de serie es muy cómoda y si no te convence siempre puedes quitarla y comprar alguna que le dé otro aire al smartwatch

Un panel magnífico que ofrece una visualización perfecta ante cualquier situación lumínica.

Amazfit GTR 3

Otro punto muy cuidado del dispositivo es el panel de 1,39 pulgadas AMOLED (454x454 píxeles) que alcanza los 326 píxeles por pulgada a los que se suma un brillo máximo de 1.000 nits que me ha parecido una delicia. 

Lo más interesante es que la pantalla carece de marcos aunque no se expande por toda la superficie —cuenta con un 66% de relación cuerpo-pantalla—, sino que tiene unos cuantos adornos muy clásicos por el borde que le dotan de más personalidad. 

En resumidas cuentas, el Amazfit GTR 3 ofrece un panel enorme y muy bien cuidado que además de verse genial en cualquier tipo de situación todo se ve muy nítido, vibrante y lo mejor: a un tamaño considerable

También quiero destacar que el dispositivo ofrece brillo automático. Algo que puede resultar una tontería, pero no todos lo incluyen de serie, incluso opciones más baratas, y personalmente me encanta cómo se adapta a cualquier situación en apenas segundos

Sistema operativo propio muy completo, con un sinfín de esferas de todo tipo al que solo se le puede poner una pega: carencia de apps de terceros. 

Amazfit GTR 3

En este sentido, una de cal y una de arena, no obstante primero toca hablar de todo lo positivo que tiene el Amazfit GTR 3 que es mucho

Lo primero es que cuenta con un sistema operativo propio, Zepp OS, que es una auténtica delicia y una aplicación para Android e iOS, desde la que puedes configurar el dispositivo a tu gusto y que además tiene una integración casi inmediata con tu smartphone. 

Su funcionamiento es muy simple. 

Deslizando hacia abajo surge el panel de accesos rápidos; hacia arriba las notificaciones —que tiene margen de mejora, ya que hay determinados caracteres que no lee correctamente; y hacia la izquierda o derecha para acceder a ciertos baremos de todo tipo como el ritmo cardiaco, los pasos, el tiempo o incluso tu calendario. 

Amazfit GTR 3

Lo que no me ha convencido tanto es como está estructurada la lista de aplicaciones o ejercicios, ya que al jugar con los bordes circulares del dispositivo, no queda todo centrado y en determinadas ocasiones es complicado darle a la opción que te gustaría

Además, otro punto fantástico de su software es que viene con Alexa integrado, por lo que puedes añadir eventos o pedirle cualquier cosa sin tocar nada y además se sincroniza a la perfección con tu smartphone. 

La única pega es que no funciona todo lo bien que me gustaría y hay veces que  se desincroniza y tienes que pasar por el móvil para activar de nuevo el asistente virtual. 

En cuanto al sistema operativo es francamente cómodo y fácil de usar e incluso tiene alguna que otra aplicación que puedes instalar desde la aplicación del móvil

Amazfit GTR 3

Sin embargo, al tener un sistema operativo propio es completamente imposible bajarse aplicaciones de terceros, por lo que en este sentido queda algo limitado, aunque personalmente no lo he notado. 

Eso sí, según Amazfit liberarán un kit de desarrollo para que cualquiera pueda crear aplicaciones, por lo que es de esperar que amplíen su ecosistema de apps en el futuro

Y para acabar con una nota positiva, el Amazfit GTR 3 cuenta con más de 150 esferas personalizables de todo tipo —algunas de ellas incluso animadas— para que puedas elegir la que más te guste cuando quieras. 

Medición total y un sinfín de deportes a la carta donde no falta la integración del GPS. 

Amazfit GTR 3

En cuanto al sistema de medición, el Amazfit GTR 3 va bien servido

Cuenta con los clásicos y habituales como la medición del pulso o la calidad de sueño a los que se suma una medición de oxígeno en sangre y medición de Sp02, ambas en tiempo real y con un resultado muy notable. 

¿Y qué sería de un smartwatch sin modos deportivos? Pues aquí vas a tener de todo y con algunos francamente curiosos. De los 150 modos que vienen instalados tendrás clásicos como correr, caminar, montar en bicicleta, natación —tiene resistencia 5 ATM— o hacer yoga, hasta opciones para medir tu actividad en juegos de mesa, deportes electrónicos o incluso bridge. 

Y para hacerlo todavía más redondo, el Amazfit GTR 3 cuenta con chip GPS, por lo que podrás salir de casa sin necesidad de llevar el teléfono contigo y con una precisión muy buena. 

Un auténtico monstruo en autonomía, aunque con un sistema de carga algo incómodo.

Amazfit GTR 3

El último punto clave del dispositivo es la autonomía que es una auténtica salvajada

Sus 450 mAh consiguen hasta 21 días de vida útil si lo usas de manera habitual, algo que baja hasta los 10 si vas a darle un uso intensivo al aparato.

En cuanto a la carga, emplea una carga magnética algo incómoda, ya que solo encaja de un modo concreto y se sale al más mínimo roce, pero consigue el 0 al 100 en más o menos hora y media.  

Si buscas autonomía y buena pantalla pocos pueden hacerle sombra: el Amazfit GTR 3 es una auténtica delicia que además puedes comprar a muy buen precio. 

Amazfit GTR 3

El Amazfit GTR 3 es un dispositivo que me ha encantado, sobre todo por su asombrosa batería y su cuidado diseño, pero es que guarda mucho más en su interior. 

Es cierto que se queda un poco por debajo de su hermano mayor, que puedes conseguir por 50 euros más y que te dejará hacer llamadas o incluso guardar música en el smartwatch, aunque si buscas algo más simple aunque cargado de funcionalidades, sus 149,99 euros están más que justificados

Otros artículos interesantes:

El Amazfit GTS 2e mide la temperatura corporal y tiene una pantalla sorprendente, aunque esperaba más de la batería

Amazfit Band 5: por qué esta pulsera es incluso mejor que la Xiaomi Mi Band

Así podría ser el smartwatch de Meta (la antigua Facebook), según las primeras imágenes filtradas

Te recomendamos

Y además