Pasar al contenido principal

Amazon, Facebook y Google se lanzan a la carga para criticar el "injustificable" impuesto digital que ha aprobado Francia y estudia imponer España

El presidente francés Emmanuel Macron y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
El presidente francés Emmanuel Macron y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook. Reuters
  • Amazon, Facebook y Google se encuentran entre el grupo de empresas tecnológicas estadounidenses que se están poniendo nerviosas por las drásticas reformas que se están llevando a cabo en Francia, que están a punto de aumentar sus facturas de impuestos en millones de dólares.
  • Las empresas han presentado pruebas escritas a una investigación del Gobierno de los Estados Unidos sobre el denominado impuesto sobre los servicios digitales de Francia —similar a la tasa Google que estudia imponer España— que estas empresas consideran "injustificable".
  • Donald Trump ha advertido a Francia, España y el resto de países europeos que, de seguir adelante con estas reformas fiscales, podría contraatacar con nuevos impuestos para otros productos que se venden en Estados Unidos, como el vino.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Algunas de las empresas tecnológicas más grandes de Estados Unidos, incluyendo a Amazon, Facebook y Google, han salido a la carga para criticar los planes de reforma fiscal que se están estudiando llevar a cabo en Francia, España y otros países europeos.

El gobierno francés aprobó el mes pasado su plan para gravar a las tecnológicas con un nuevo impuesto del 3% sobre sus ingresos, lo que se recaudaría al margen de los impuestos actuales sobre los beneficios.

El llamado impuesto a los servicios digitales —España estudia una medida similar con la tasa Google— ha hecho saltar las alarmas en el gobierno de los Estados Unidos, que de manera inmediata ordenó iniciar una investigación sobre estas reformas fiscales.

La Administración dirigida por Donald Trump ha mostrado su preocupación porque Francia estaba "dirigiendo injustamente ese impuesto" hacia las empresas estadounidenses. La investigación podría acabar derivando en la imposición de nuevos aranceles como medida de represalia, abriendo una nueva guerra comercial.

Leer más: 11 de las mayores empresas tecnológicas del mundo solo han pagado 52,1 millones de euros en impuestos en España

Como parte del trabajo que está realizando el Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, el próximo lunes se celebrará una audiencia pública en la que podrán dar testimonio varias grandes empresas de tecnología.

Algunas han presentado declaraciones por escrito antes de la audiencia, en las que se muestran molestas con las propuestas francesas. Amazon, Facebook y Google están entre las empresas que sugieren que el impuesto es injusto. Afirman que preferirían estar sometidas a las reformas internacionales que actualmente está considerando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

A continuación puedes leer lo que han dicho exactamente.

Amazon

Peter Hiltz, director de política y planificación fiscal internacional de Amazon, afirma que el impuesto sobre los servicios digitales (DST) es "discriminatorio" en el sentido de que se aplicará a un "pequeño número de empresas casi exclusivamente no francesas", ya que sólo capta empresas con unos ingresos de 750 millones de euros o más.

"La DST también es particularmente perjudicial porque es un impuesto sobre los ingresos brutos y no sobre los beneficios, lo que dará lugar a una doble imposición", agrega, y señala que tendría que repercutir los costes adicionales a los intermediarios franceses que venden sus productos a través de su plataforma.

"La imposición de la DST francesa resultará en un gasto sustancial que Amazon no puede absorber si queremos seguir haciendo las importantes inversiones en las herramientas e infraestructura que ayudan a impulsar el éxito de nuestros socios".

Facebook

El director de política fiscal global de Facebook, Alan Lee, afirma que la compañía apoya "firmemente" la decisión del gobierno de EE.UU. de investigar los planes de Francia. Se ha quejado de que será complicado para Facebook cumplir con las nuevas leyes.

"Esto impondrá una carga significativa a Facebook, ya que hay poca orientación sobre el cálculo de este nuevo tipo de impuesto, y nuestros sistemas actuales requerirían una reingeniería de nuestros sistemas internos para capturar estos datos de una manera que cumpla plenamente con la ley tal como está escrita", ha afirmado.

Google

"Es probable que la DST perjudique a una amplia gama de empresas estadounidenses y de otros países que utilizan servicios y anuncios digitales para llegar a los consumidores franceses", ha declarado Nicholas Bramble, asesor de política comercial de Google.

Asimismo, ha señalado que Francia no es el único país que propone un impuesto sobre las tecnológicas, ya que actualmente se están poniendo en marcha planes similares en el Reino Unido, mientras que otros países -entre los que se encuentran España y Nueva Zelanda- están considerando la posibilidad de hacer lo mismo.

"Una serie de medidas unilaterales en cascada tendría repercusiones peligrosas para el proceso multilateral de la OCDE y para una amplia gama de sectores exportadores estadounidenses", explica Bramble.

"Esto es una preocupación para el comercio internacional y la economía en general si los países siguen el modelo de la DST y seleccionan sectores y grupos específicos de empresas extranjeras para políticas fiscales específicas".

Airbnb, Expedia, Microsoft, Salesforce, Stripe y Twitter

Estas seis firmas, así como Amazon, Facebook y Google, se han unido para presentar un informe conjunto sobre la investigación de Lighthizer.

"El impuesto francés es injustificable en la medida en que infringe los acuerdos internacionales, e irrazonable en la medida en que es discriminatorio, retroactivo e incompatible con los principios de la política fiscal internacional", según señalan las empresas tecnológicas.

"Si la DST francesa no es impugnada, proporcionará respaldo político a una docena de países que están considerando medidas similares."

Trump ha advertido a Francia de que si sigue adelante con las reformas fiscales, podría contraatacar con sus propias medidas, es decir, gravar el vino del país. "No deberían haber hecho esto", dijo Trump a los periodistas el mes pasado. "Les dije, les dije: 'No lo hagas porque si lo haces, voy a gravar tu vino'".

US President Donald Trump.
US President Donald Trump. Associated Press

El ministro de Finanzas de Francia, Bruno le Maire, ha dicho que el impuesto se trata de "justicia". Él lo explica así: "Estos gigantes digitales usan nuestros datos personales, obtienen enormes ganancias de estos datos y transfieren el dinero a otro lugar sin pagar sus impuestos".

Y además