Los anticuerpos que aparecen tras el coronavirus duran al menos 10 meses, según una nueva evidencia

Muestra de sangre.

REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

  • Los anticuerpos que aparecen tras la infección con el SARS-CoV-2 parecen durar hasta 10 meses, según un nuevo estudio publicado en Nature
  • Los investigadores también han encontrado evidencias de alguna actividad de neutralización cruzada contra las variantes del SARS-CoV-2.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los recuperados del COVID-19 tras infectarse con el SARS-CoV-2 parecen retener anticuerpos contra el coronavirus durante al menos 10 meses después de la aparición de los síntomas que provoca

La investigación, revisada por pares y publicada en la revista Nature, sugiere que la disminución inicial de la neutralización probablemente se deba en parte a la reducción de la IgM sérica (el primer anticuerpo que el cuerpo genera para combatir una infección) circulante observada, así como a la muerte de las células secretoras de anticuerpos de vida corta.

"Aunque los títulos de anticuerpos neutralizantes disminuyen a partir de un pico de respuesta inicial, aún se puede detectar una fuerte actividad neutralizante contra partículas virales pseudotipadas y virus infecciosos en una gran proporción de sueros convalecientes hasta los 10 meses después de la aparición de síntomas", concluyen los autores.

Así se adaptan los anticuerpos humanos contra el COVID-19 con el tiempo, creando una "carrera armamentística" entre el sistema inmunitario y las variantes del virus

Utilizando sueros de 38 individuos infectados en la primera ola del COVID-19, los autores han evidenciado que la actividad de neutralización cruzada puede detectarse hasta 305 días después de la aparición de los síntomas, según los hallazgos publicados en Nature

No obstante, los investigadores reconocen que los sueros fueron menos potentes contra B.1.1.7 (alpha) y B1.351 (beta) —las 2 variantes de preocupación más importantes del coronavirus antes de que apareciesen gamma y delta—. 

Aunque también han encontrado evidencias de alguna actividad de neutralización cruzada contra las variantes del SARS-CoV-2. Es decir, quienes se han contagiado con el virus original podrían tener algún nivel de protección contra mutaciones posteriores.

"En general, los sueros de la ola 1 mostraron actividad neutralizante contra B.1.1.7, P.1 y B.1.351, aunque una potencia más baja para B.1.1.7 y B.1.351", describen.  

"Aunque la neutralización sostenida contra la variante infecciosa del SARS-CoV-2 es importante, la actividad de neutralización cruzada eficaz es esencial para la protección a largo plazo contra las variantes emergentes del SARS-CoV-2", concluyen. 

Las embarazadas transmiten menos anticuerpos contra el COVID a los niños que a las niñas, una pista que muestra por qué los hombres son más vulnerables al virus

Otros estudios han sugerido que los recuperados del COVID-19 podrán generar anticuerpos contra el coronavirus durante el resto de su vida aunque hayan pasado una infección leve. 

Los investigadores descubrieron que los niveles de anticuerpos descienden drásticamente a los 4 meses. Pero el descenso se vuelve gradual durante los siguientes 7 meses y permanece estable al menos 11 meses después de la infección. 

"Los datos indican que la infección leve con el SARS-CoV-2 provoca una respuesta de larga duración de BMPC —siglas de células plasmáticas de vida larga en la médula ósea, en inglés—. De manera consistente, se han detectado circulando células B de memoria en reposo contra la proteína S en los individuos convalecientes", aseguran los autores del estudio también publicado en Nature.

Otros artículos interesantes:

Descubren un anticuerpo capaz de neutralizar todas las cepas conocidas del SARS-CoV-2, según afirma un grupo de investigadores

Los anticuerpos generados con la pauta completa de Pfizer caen hasta niveles de una sola dosis 6 meses después, según un estudio

La tercera dosis produce 10 veces más anticuerpos que la segunda, según datos de sanitarios vacunados en Israel

Te recomendamos