Pasar al contenido principal

Apple elimina Fortnite de su App Store: la trampa antimonopolio de Epic Games en la que ha caído Tim Cook

Epic Games, creadora de Fortnite, parodió el famoso anuncio '1984' de Apple.

  • Apple eliminó el jueves de su App Store el popular juego Fortnite, una medida con la que cae directamente en la trampa tendida por la empresa creadora del videojuego, Epic Games, que la ha denunciado por comportamiento anticompetitivo.
  • Epic Games permitió comprar créditos de su moneda virtual sin pasar por el sistema de Apple para evitar las comisiones del 30% que se lleva la compañía de la manzana o Google, con lo que quebró una de las normas de su App Store.
  • La prohibición de Fortnite refuerza a Epic Games en la pelea de relaciones públicas que acompaña a su demanda, en la que considera que la empresa dirigida por Tim Cook hace un papel monopolístico.
  • Apple, que ya había sido denunciada por prácticas anticompetitivas y forma parte de la investigación de la Cámara de Representantes contra las grandes empresas de internet (junto a Google, Facebook y Amazon), puede estar afrontando su mayor reto.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La trampa que el CEO de Epic Games, Tim Sweeney, ha tendido a Apple puede generar verdaderos quebraderos de cabeza al creador del iPhone. La compañía responsable del popular videojuego Fortnite acusa a la empresa de Tim Cook de conducta anticompetitiva, y su manera de hacerlo ha sido rompiendo una de las reglas de la App Store, la tienda de aplicaciones móviles de Apple.

Fortnite permitió a sus usuarios la posibilidad de comprar PaVos, la moneda de su popular videojuego, directamente a Epic Games en lugar de pagarlos a través de las tiendas de aplicaciones, App Store o Google Play, con lo que rompió una de las reglas de la tienda de Apple y el videojuego fue eliminado de la plataforma.

Leer más: Guerra abierta en 'Fortnite': Epic Games ofrece la opción de pagos directos para evitar el 30% de comisiones a Google y Apple

Lo que subyace bajo este caso es la pelea sobre el control que Apple tiene respecto a las aplicaciones que se pueden instalar en sus dispositivos, que solo se pueden descargar a través de la App Store, con la que la empresa dirigida por Tim Cook obtiene un 30% de todos los pagos, ya sean suscripciones, alquileres o compras de libros o películas.

Como Apple solamente incluye la App Store en sus iPhones y iPads, y prohíbe otros métodos para descargar aplicaciones, los desarrolladores tienen la obligación de utilizar su mecanismo de pagos y no pueden utilizar otras alternativas

Esta tasa del 30% era una queja constante de los desarrolladores desde hace años, pero para muchos no había otra opción para acceder a los 1.500 millones de dispositivos Apple que hay en el mundo, un gran mercado al que tendrían que renunciar si abandonan la App Store, siendo además un tipo de usuario que gasta más que los que utilizan el sistema Android de Google.

Apple siempre ha argumentado que estas restricciones son en realidad medidas de seguridad que aplican para todos los desarrolladores, y hasta el momento no ha sido tan acusado de prácticas anticompetitivas como sí les ha ocurrido a sus competidores en los mercados que dominan, casos como el de Google en las búsquedas, Facebook en las plataformas sociales o Amazon en el correo electrónico.

Pero ese tiempo en el que la compañía de Tim Cook quedaba fuera de las sospechas se ha ido acabando, conforme las restricciones de la App Store han generado más atención. El año pasado Spotify denunció a Apple ante la Comisión Europea por conducta anticompetitiva precisamente por estas comisiones en la App Store, Tim Cook fue llamado a declarar ante la Cámara de Representantes estadounidense junto a las otras grandes en la investigación antimonopolios, y el Departamento de Justicia estadounidense ha anunciado que está preparando una investigación contra la compañía de la manzana, según informa Politico.

Epic, una verdadera amenaza para Apple

Fortnite temporada 3

Epic puede ser una verdadera amenaza para Apple, y lo está demostrando en los últimos días. Al movimiento del jueves, por el que permitió a sus usuarios hacer compras por fuera de la App Store, violando deliberadamente las reglas de la tienda de aplicaciones, le siguió la eliminación de Fortnite, que generó la furia de millones de jugadores que dejaron de poder descargar o actualizar el juego en sus dispositivos.

Leer más: El negocio millonario de Fortnite: 500 millones de dólares en ingresos gracias a los iPhone y iPad en 2018

La empresa de Tim Sweeney estaba esperando ese movimiento, porque a continuación presentó una demanda contra Apple por comportamiento anticompetitivo en la distribución y compra de aplicaciones para iPhones y iPads, incluyendo la reacción de la empresa de Tim Cook a la venta de PaVos como uno de los puntos de la demanda.

"En lugar de tolerar la sana competencia y mejorar la oferta, Apple respondió eliminando Fortnite de la AppStore", señaló Epic en su denuncia, en la que argumentó que esta demanda es "otro ejemplo de cómo Apple utiliza su enorme poder para imponer restricciones que no son razonables e ilegalmente mantener su monopolio sobre el proceso de pago en aplicaciones de iOS".

Además, Epic también anticipó en su demanda un posible argumento de Apple de que estaba requiriendo un tratamiento especial para su aplicación, ya que señaló en varias ocasiones que las reglas de la App Store le dañan financieramente y no pidió compensación, sino que pidió al juzgado que declare las reglas de Apple "ilegales e inaplicables" por prácticas anticompetitivas.

La oportuna parodia del famoso anuncio '1984' de Apple

fortnite 1984

La jugada de Epic contra Apple se completa con el lanzamiento de un anuncio que no es sino la parodia del famoso anuncio de Apple '1984', aquel dirigido por Ridley Scott en el que utilizaba la referencia a la distopía futurista de George Orwell para presentar su Macintosh contra IBM, la empresa dominante del momento.

Con la misma estética y figuras de Fortnite, Epic Games hizo su propia versión del anuncio, con el nada disimulado título de 'Nineteen Eighty-Fortnite' (mil novecientos ochenta y Fortnite) y el eslogan 'FreeFortnite' (Liberad Fortnite) acompañando la pieza, en la que una figura rompe una pantalla en la que el 'Gran Hermano' tiene la cabeza con forma de manzana mordida.

La maniobra de Epic Games no es solo una campaña de relaciones públicas. La demanda está bien razonada y argumenta que el poder de Apple y sus reglas están suponiendo un coste para consumidores y desarrolladores.

"Con su tasa del 30%, Apple necesariamente obliga a los proveedores a tener menos beneficios, reduce la calidad de sus aplicaciones, sube los precios a los consumidores, o produce una combinación de las tres cosas", apunta la demanda, que compara estas comisiones con el coste real del procesamiento de pagos, que cifra en un 2,6%, e incluso incluye referencias a un email de Steve Jobs en el que admitía que esta comisión sería "prohibitiva" para muchos de los socios de Apple.

La demanda es preocupante para Apple porque buena parte de su crecimiento de los últimos años se ha debido a sus servicios para empresas, una buena parte de ellos procedentes de la App Store. Sin ella, muchos accionistas verían de otra manera a la compañía de la manzana.

Y además