Pasar al contenido principal

Así se agota (rápidamente) el mandato de Theresa May

Theresa May saliendo de Downing Street.
Theresa May saliendo de Downing Street. Getty
  • El futuro de Theresa May como primera ministra parece que peligra.
  • Los diputados conservadores amenazan con derribarla, ya que su acuerdo del Brexit cuenta con poco apoyo en el Parlamento.
  • La primera ministra podría enfrentarse a una moción de confianza en cuestión de días.
  • May promete seguir luchando, pero sus posibilidades de sobrevivir para impulsar su acuerdo del Brexit parecen pocas.

LONDRES - Cuando Theresa May perdió su mayoría en las elecciones generales del año pasado, a muchos les pareció que sus días como primera ministra estaban contados.

Sin embargo, May sobrevivió entonces y sigue sobreviviendo ahora, a pesar de la dimisión de casi dos docenas de miembros de su gobierno, entre ellos su ministro de Asuntos Exteriores Boris Johnson y no uno sino dos ministros para el Brexit (David Davis y Dominic Raab).

Pero aunque las noticias sobre la inminente caída de May se han exagerado durante mucho tiempo, esta vez parece que algo ha cambiado. Por primera vez parece casi imposible encontrar un camino por el que la primera ministra pueda salir de la crisis actual. A continuación, el por qué.

El acuerdo de May del Brexit está muerto

Theresa May
Theresa May Neil Hall / Reuters; Yves Herman / Reuters; Samantha Lee / Business Insider

Los acontecimientos que han tenido lugar durante las últimas 24 horas han dejado claro que a May simplemente no le salen los números para conseguir aprobar su acuerdo del Brexit en el Parlamento británico.

Las posibilidades de llegar a un acuerdo ya eran escasas desde el principio, ya que ella cuenta tan solo con un gobierno en minoría y a su propio partido dividido sobre el Brexit. Pero con los últimos sucesos, lo que antes parecía una tarea muy difícil, pero al menos posible, ahora parece imposible.

La dimisión de tantos ministros y la oposición casi frontal a su acuerdo que han expresado los diputados de todos los partidos presentes en el Parlamento hoy implica que el acuerdo está, como el diputado conservador Mark Francois ha manifestado hoy en la Cámara, "muerto a su llegada".

Ha perdido la confianza de su partido

De izquierda a derecha, los diputados conservadores Jacob Rees-Mogg, Boris Johnson e Iain Duncan-Smith.
De izquierda a derecha, los diputados conservadores Jacob Rees-Mogg, Boris Johnson e Iain Duncan-Smith. Dan Kitwood/Getty Images

No hay un claro sucesor y la mayoría de los diputados conservadores no se oponen vehementemente a su liderazgo. Si se produjese una moción de confianza a su liderazgo, Downing Street (May) cree que lo ganaría.

Sin embargo, no se puede confiar en tales suposiciones. Aunque el diputado conservador medio puede no estar deseando cambiar de líder hoy por hoy, tampoco está deseando apoyar a May. Fue muy revelador que la primera ministra solo haya recibido preguntas este jueves en el Commons durante más de una hora, hasta que solo un diputado se pusiera en pie para apoyar su acuerdo.

Y mientras que el líder laborista Jeremy Corbyn sobrevivió a un desafío mucho mayor por parte de sus diputados gracias al apoyo abrumador de los miembros de su partido, May sólo cuenta con un leve apoyo de los conservadores del Parlamento y del partido en general.

En la tarde de este jueves, los Brexiteers conservadores (o torys partidarios de un Brexit duro) se han reunido en una sala de la comisión parlamentaria para discutir cómo derrocar a May. No todos los 35 diputados conservadores presentes en la sala han apoyado la decisión de expulsarla. Pero cuando su líder, Jacob Rees-Mogg, ha declarado que había presentado una carta para pedir una moción de confianza, la aprobación de los demás ha sido fuerte.

Más tarde el conservador ha dado una rueda de prensa a las afueras del Parlamento. Tras su anuncio, varios diputados conservadores más han revelado que ellos también han enviado sus cartas en las que piden que May se marche. Así, el plan del Brexiteer para derrocar a May está ahora en pleno apogeo.

Es una cuestión de cuándo van a expulsar a May, no de si van a hacerlo

Theresa May
Theresa May Getty

Todavía no está claro si el ERG (European Research Group, formación conservadora) tiene los apoyos suficientes para expulsar a May. Sin embargo, lo que está claro a partir de hoy es que la primera ministra no podrá conseguir aprobar su acuerdo en el Parlamento. 

Y si May es derrotada en ese intento, entonces seguramente no tendrá nada más que hacer. Ninguna primera ministra, por obstinada que sea, podría seguir adelante después de haber perdido el apoyo de su propio gabinete y Parlamento en un asunto tan importante como éste. 

Independientemente de lo que diga la Ley (Fixed Term Parliaments Act), May estaría acabada y las demandas de un nuevo primer ministro, unas elecciones generales o incluso un posible segundo referéndum del Brexit se convertirían en algo abrumador.

Los acontecimientos están cambiando rápidamente, y para el momento en que leas esto, es muy posible que se hayan producido más dimisiones del Gabinete de May. 

Cuando se redactó esta noticia, la situación aún no estaba clara. Pero lo que sí es cierto es que ahora sólo se trata de saber cuándo se ve obligada a abandonar el cargo, no de si lo hace o no. 

El final del mandato de May ya está a la vista de todos. La única cuestión es cuánto tiempo tardan la primera ministra y su partido en darse cuenta de ello.

Te puede interesar