Pasar al contenido principal

Así funciona internet en Cuba

Cubanos usando internet
Cubanos conectándose a internet mediante Wi-Fi pública. REUTERS/Enrique de la Osa
  • La conexión a internet de Cuba es conocida por ser extremadamente mala. Es lenta y cara para la población local, y principalmente se obtiene a través de puntos de conexión Wi-Fi aprobados por el gobierno.
  • Viajé a Cuba el año pasado y descubrí que, para obtener internet, necesitas comprar tarjetas que te dan una cantidad predeterminada de tiempo en los puntos de acceso Wi-Fi aprobados.
  • El gobierno está tratando de aumentar el acceso a internet para los ciudadanos y en 2016 firmó un acuerdo con Google para agregar servidores locales, pero un mayor acceso podría generar más censura.

Que Cuba tiene una conexión a internet extremadamente mala no es precisamente un secreto.

Para aquellos viajeros que se dirigen a Cuba a pasar las vacaciones, la falta de Internet es algo a tener en cuenta: no esperéis conseguir Uber o usar Google Maps para navegar cuando os perdéis.

Todo el servicio de internet en la nación isleña está controlado por la empresa estatal de telecomunicaciones ETSECA y se proporciona principalmente a través de puntos de acceso público Wi-Fi abarrotados y aprobados por el gobierno en todo el país.

Así es la experiencia de usar internet en Cuba:

Las zonas de Wi-Fi de pago están diseminadas por las principales ciudades. Son instantáneamente reconocibles por la multitud de jóvenes cubanos reunidos pegados a smartphones, portátiles y tablets

Paid Wi-Fi hotspots are scattered through major cities. They are instantly recognizable by the crowds of young Cubans gathered with their eyes glued to an assortment of smartphones, laptops, and tablets.
Un punto de conexión Wi-Fi en La Habana. REUTERS/Enrique de la Osa

Desde 2014, el gobierno ha abierto aproximadamente 237 puntos de conexión públicos de Wi-Fi de pago, según Reuters, que cuestan 2 dólares la hora.

Eso no es mucho acceso a internet para un país de 11 millones de personas.

El gobierno cubano culpa del escaso acceso a internet del país al embargo comercial de Estados Unidos, que según ellos obstruyó la introducción de nueva tecnología de red y les impidió acumular fondos para comprar equipos de otras naciones, según The Associated Press. Cuba estima que el embargo le ha costado 753.690 millones de dólares desde que Estados Unidos lo implementara en 1960.

Los críticos dicen que Cuba tiene un diseño de internet deficiente para evitar que la mayoría de los cubanos acceda a la cultura o la información externas.

Conectarse no es muy complicado para los turistas

For tourists, getting online isn’t too difficult.
Una tarjeta Nauta usada para conseguir internet en Cuba, Harrison Jacobs/Business Insider

Dirígete a la oficina de ETSECA más cercana (generalmente hay una al lado del punto de acceso Wi-Fi) y compra una de las tarjetas de internet raspables de Nauta por 2 dólares

Como todo lo demás en Cuba, prepárate para esperar. Yo recomendaría comprar varias a la vez. Independientemente de si la cola es larga o corta, el proceso es insoportablemente lento (mínimo: entre 30 minutos y una hora).

Aquí hay una lista de los puntos de conexión de ETSECA en Cuba.

Una vez que tengas la tarjeta, raspa el inicio de sesión y la contraseña en la parte posterior y únete a la red Wi-Fi más cercana

Once you have the card, scratch off the login and password on the back and join the nearest Wi-Fi network.
Accediendo a internet a través de un hotspot Wi-Fi en Cuba. Harrison Jacobs/Business Insider

Ingresa la información de inicio de sesión. Tu dispositivo te alertará de que te estás uniendo a una red no segura. El gobierno supervisa a todos los usuarios: es el precio de la admisión

Enter the login information. Your phone (or tablet, or laptop) will alert you that you are joining an unsecured network. The government monitors all users — it’s the price of admission.
Harrison Jacobs/Business Insider

Cuando hayas terminado, asegúrate de apagar tu Wi-Fi. Y por asegurarte, escribe: http://1.1.1.1/ para llegar a una pantalla de cierre de sesión. De lo contrario, prepárate para comprar otra tarjeta

When you are done, make sure to turn off your Wi-Fi. And if you want to be extra safe, type in http://1.1.1.1/ to reach a log-out screen. Otherwise, get ready to buy another card.
Harrison Jacobs/Business Insider

Si no quiere esperar en una cola dolorosamente lenta, hay algunas otras opciones

If you don’t want to wait on the painfully slow line, there are a few other options.
Lismai Aguilar, 18, usa un móvil para conectarse a través de un hotspot en La HaBana, Cuba. 12 de diciembre, 2016. REUTERS/Alexandre Meneghini

1. Dirígete al lobby de un hotel, que te permitirá comprar una tarjeta de internet oficial sin esperar. Si no eres huésped del hotel, es posible que te pidan que compres comida o bebida en el bar o restaurante del hotel.

2. Dirígete directamente al punto de acceso Wi-Fi. Es inevitable que los lugareños susurren "tarjeta de internet" y quieran venderte tantas como quiera por 3 dólares cada una. Un ligero margen de ganancia, pero probablemente valga la pena evitar la línea ETSECA.

3. La última opción es encontrar  a un local cerca del punto de acceso Wi-Fi que haya configurado una red Wi-Fi personal. Estos proveedores de Internet compran tarjetas de internet, usan internet para establecer una red personal y luego las venden a la mayor cantidad posible de personas por 1 dólar cada una. El beneficio: no esperar y más barato, pero el precio es una menor velocidad de conexión.

¡Bienvenido al internet cubano!

Welcome to Cuban internet!
Rafael Antonio Broche Moreno posa con su ordenador, módem y su red por cable en su casa de La Habana. Ramon Espinosa/AP


Para cualquiera que venga de Estados Unidos la velocidad de conexión es brutalmente lenta. Los sitios web, el correo electrónico y la mensajería funcionan bien, pero los videos y los multimedia tardan una eternidad. Olvídate de los blogs en directo de tu aventura cubana.

Dicho esto, a pesar de la reputación represiva del país, muy pocos sitios web están bloqueados. No tuve problemas para acceder a Facebook, Instagram, Google, Gmail, The New York Times o Business Insider (😜).

De hecho, no encontré sitios web que estuvieran bloqueados, aunque no intenté acceder a sitios web disidentes de Cuba como Cubanet, Diario de Cuba, Cubaencuentro, Hablemos Press y 14ymedio, que están restringidos en el país según denuncia Freedom House.

El internet cubano es relativamente abierto porque el acceso es tan limitado que la censura es innecesaria según explico el sociólogo Ted Henken en The Verge en 2015. Incluso a 2 dólares la hora, el precio del acceso a internet es demasiado alto para la mayoría de los cubanos. Alrededor del 75% de los cubanos trabaja para el gobierno, ganando un salario de entre 20 y 40 dólares al mes.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones estima que, a partir de 2013, solo alrededor del 26% de los cubanos tienen acceso.

Aproximadamente el 4.1% de los cubanos -principalmente profesores, médicos e intelectuales- tienen acceso a Internet en el hogar, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la agencia especializada de las Naciones Unidas para las tecnologías de información y comunicación.

La única otra forma de conectarse a internet en Cuba es en hoteles, campus universitarios, cibercafés estatales o en las oficinas de ETSECA

The only other way to get on the internet in Cuba is at hotels, university campuses, state-run cybercafes, or the offices of ETSECA.
Un usuario de Internet navega por la red en una sucursal de la empresa estatal de telecomunicaciones, ETECSA, en La Habana, el 4 de junio de 2013. REUTERS/Stringer


Una red controlada por el gobierno también está disponible en esos lugares, a un precio considerablemente más bajo, 0,60 dólares por hora, según Freedom House.

La red está limitada a "un sistema de correo electrónico nacional, una enciclopedia cubana, un conjunto de materiales educativos y revistas de acceso abierto, sitios web cubanos y sitios web extranjeros que apoyan al gobierno cubano", dice el informe.

Sin embargo, esa situación está empezando a cambiar

That situation is beginning to change, however.
El presidente cubano Castro habla con su primer vicepresidente Díaz Canel durante una sesión de la Asamblea Nacional en La Habana Thomson Reuters


Cada vez más cubanos están empezando a ganar salarios más altos trabajando en empresas privadas, lo que se ha hecho posible gracias a las reformas económicas implementadas desde 2011.

En particular, los cubanos que trabajan en la industria del turismo (guías turísticos, conductores, propietarios de bed and breakfast y trabajadores de restaurantes y bares) se están beneficiando del aumento en los visitantes desde el deshielo de Cuba-América 2014.

Las estadísticas de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba revelan un aumento del 17,6% en el turismo desde 2014 hasta 2015, y los datos preliminares apuntan a un aumento del 15% en 2016.

El primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, del que muchos rumorean que estará en la línea de la presidencia si Raúl Castro deja el cargo el año próximo, dijo durante un discurso de 2015 que el gobierno está trabajando para que internet esté "disponible, accesible y asequible para todos", de acuerdo con The Verge.

Además, dijo que esperaba llevar internet de banda ancha a la mitad de los hogares cubanos para 2020. Actualmente, el acceso a internet en el hogar está prohibido para los residentes cubanos.

Si el objetivo del gobierno se va a cumplir o no es una incógnita

Whether the government’s goal is met is anyone’s guess.
La maestra jubilada Margarita Márquez, de 67 años, utiliza Internet después de haber sido instalado recientemente en su casa en la Habana Vieja, Cuba, el 29 de diciembre de 2016. REUTERS/Alexandre Meneghini

El año pasado, el gobierno comenzó un programa piloto para llevar acceso a Internet a los hogares de 2.000 residentes de La Habana. Pero eso es una gota en el océano en comparación con la población de 11 millones de personas en Cuba.

A mediados de diciembre de 2016, Google y Cuba firmaron un acuerdo para permitir a la compañía acelerar el acceso a Internet en la isla mediante la instalación de servidores locales que almacenarán gran parte del contenido de Google. La medida podría hacer que el acceso a los servicios de Google, como Gmail y YouTube, sea 10 veces más rápido, pero hará poco por ampliar el acceso a Internet a más cubanos.

Un mayor acceso podría tener alto coste

Internet cartel aministia internacional [RE]
Voluntarios de Amnistía Internacional colocan carteles protesta en Sídney (Australia) contra la censura del gobierno chino. REUTERS/Will Burgess

Henken dice que es probable que Cuba siga el modelo de China y cree su propia versión de el Gran Cortafuegos si aumenta drásticamente el acceso a Internet.

"Cuba quiere pasar de un modelo que básicamente no necesita censura en Internet porque prácticamente no hay internet" al uso de internet para controlar a la población, declara Henken a The Verge.

No es algo difícil de imaginar. Un cable de fibra óptica desde Venezuela hasta Cuba fue construido por el proveedor de telecomunicaciones franco-chino Alcatel-Lucent Shanghai Bell hace varios años para mejorar el acceso a internet. Y el gigante chino de telecomunicaciones Huawei ha sido encargado con la tarea de construir infraestructura de banda ancha en La Habana, según la BBC.

Te puede interesar