La banca europea se hace de oro con la deforestación: gana 400 millones de euros anuales en contratos con empresas vinculadas a la tala

Deforestación en Europa

Getty Images

  • Los bancos y gestores de activos europeos desempeñan un papel importante en la deforestación, según muestra un nuevo informe de Global Witness.
  • Las entidades financieras de la UE, especialmente de sus 5 principales economías —Alemania, España, Francia, Italia y Países Bajos—, ganan más de 400 millones de euros anuales gracias a contratos con empresas agrícolas e industriales responsables de la tala. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada año se talan 15.000 millones de árboles, que no solo constituyen el pulmón del planeta sino el hábitat de numerosas especies. La tala asfixia la biodiversidad del planeta: el 70 % de animales y plantas viven en los bosques, ante el calentamiento global, los suelos sin ellos se secan a mayor velocidad y suman papeletas para convertirse en desiertos.

Un nuevo informe de Global Witness publicado por EuObserver revela cómo la banca europea se beneficia económicamente de la deforestación y contribuye a la misma: las entidades financieras de la UE tienen contratos por valor de más de 30.000 millones de euros con empresas vinculadas a la tala.

Tras examinar 70.000 acuerdos financieros que firmaron fondos de inversión y entidades bancarias con industrias forestales y agropecuarias entre los años 2016 y 2020, el documento concluye que la banca de la UE gana más de 401 millones de euros al año por contratos que contribuyen a la deforestación.  

En especial, contribuyen a la desaparición de los bosques los bancos de las 5 economías más importantes del Viejo Continente: Alemania, España, Francia, Italia y Países Bajos.

De forma más concreta, el informe apunta a que Rabobank, HSBC, BNP Paribas y Deutsche Bank han invertido miles de millones en empresas con vínculos comprobados con la deforestación.

Entre ellos se encuentran el gigante de la soja SLC Agricola, al que el informe acusa de talar 30.000 hectáreas de bosque en la Amazonía y Olam International, acusado de arrasar 40.000 hectáreas de selva tropical en Gabón entre 2012 y 2017 para crear plantaciones de caucho y aceite de palma.

Los indígenas de la tribu Mura muestran un área deforestada en tierras indígenas sin marcar, dentro de la selva amazónica cerca de Humaita.
Los indígenas de la tribu Mura muestran un área deforestada en tierras indígenas sin marcar, dentro de la selva amazónica cerca de Humaita.

Reuters

"Los antecedentes problemáticos de estas empresas deberían haber levantado señales de alerta importantes para los equipos de cumplimiento bancario", escriben los investigadores. Los datos recabados muestran que las empresas a menudo utilizan subsidiarias para evadir el escrutinio.ç

Desde global Witness detallan las inversiones en ganadería y plantaciones de soja, aceite de palma o caucho vinculadas a la deforestación. "Los bancos se han beneficiado de la destrucción de hábitats preciosos y las violaciones de los derechos humanos", reza el informe. 

El documento señala los 135.000 millones de euros invertidos en el último lustro para actividades que deforestan regiones tropicales de Brasil, el sudeste asiático y África. A nivel internacional, generaron 1.500 millones de euros para el sector financiero internacional.

Paradójicamente, las entidades financieras exhiben políticas de sostenibilidad específicas destinadas a prevenir la deforestación. 

Por ejemplo, un portavoz de Rabobank señala "su política y controles estrictos", pero el informe señala la estrecha relación del banco con Anthoni Salim, el cuarto hombre más rico de Indonesia y propietario de un conglomerado amplio de empresas ligadas a la tala de la selva virgen tropical.

Solamente dos de sus plantaciones de palma en Kalimantan despejaron 7.000 hectáreas de selva virgen entre 2015 y 2018. Además, han recibido acusaciones de facilitar el trabajo infantil a través de sus filiales.

En cuanto a las entidades financieras del mundo más responsables de la tala, JPMorgan se lleva la palma: suma un total de 8.000 millones de euros en acuerdos que resultaron en la pérdida de decenas de miles de hectáreas de selva tropical. 

Por su lado, el Banco de China está vinculado con inversiones asociadas a la tala de 140.000 hectáreas de bosque en Sumatra. 

El documento ha visto la luz a las puertas de una nueva ley contra la deforestación, que la Comisión Europea pretende anunciar el próximo 17 de noviembre. Sin embargo, la propuesta, calificada de "oportunidad perdida" por Global Witness, no incluye a las instituciones financieras, pese a las peticiones del Parlamento Europeo. 

Otros artículos interesantes:

Esta grabadora que funciona con placas solares e inteligencia artificial está salvando los bosques de la tala ilegal y la deforestación

No más árboles talados en la selva tropical: crean una alternativa sintética a las maderas exóticas a partir de residuos de kombucha

De tu móvil al bosque: Tribaldata es la app española para tomar el control de tus datos publicitarios y plantar árboles a 4.000 kilómetros de distancia gracias a su valor

Te recomendamos

Y además