La sequía y la desertificación pueden convertirse en la "próxima pandemia", según advierte la ONU: la península ibérica será el territorio europeo más afectado por este fenómeno

Un hombre pescando en un pantano casi seco
Reuters
  • La ONU ha advertido sobre un problema que no siempre se tiene en cuenta, pero que puede ser perjudicial para muchos países: la desertificación y las sequías.
  • La península ibérica sería uno de los territorios europeos más afectadas por este fenómeno, según explica un informe publicado por WWF.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La pandemia de coronavirus está dejando de ser una amenaza en los países del primer mundo. Sin embargo, otros problemas y riesgos potencialmente peligrosos para la humanidad se observan ya en el horizonte.

Uno de los más graves, aunque no siempre se tiene en cuenta, es el de la desertificación y la sequía; un fenómeno que puede afectar a muchas zonas del mundo, perjudicando los ecosistemas y la calidad de vida de los países más golpeados.

Así lo ha advertido la representante de la ONU, Mami Mizutori, en unas declaraciones concedida a Reuters. "La sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia y no existe vacuna para curarla", anuncia esta experta.

Mizutori ha pronunciado esta advertencia durante la presentación del 'Informe especial sobre la sequía de 2021' que ha publicado la ONU recientemente. En este estudio se aboga por actuar de forma urgente y tomar las medidas necesarias para evitar que las sequías vayan a más, señalando que también se trata de un problema económico: en lo que va de año la desertificación ha provocado pérdidas de aproximadamente 124.000 millones de dólares (104.000 millones de euros) en todo el mundo.

Además, la investigación destaca que la escasez de agua ha afectado a 1.500 millones de personas en todo el mundo desde 1998 hasta 2017. “Estas cifras muy probablemente son subestimaciones brutas”, asegura la directiva de la ONU, que propone continuar estudiando este asunto.

Otro aspecto a destacar es que la península ibérica puede ser de los territorios europeos más afectados por las sequías a medio y largo plazo, tal y como expone un informe sobre los efectos del cambio climático publicado por la WWF. 

Este documento señala que España y Portugal ya están siendo los países de Europa en los que más se nota la desertificación, y que se hace necesario tomar medidas urgentes para paliar su daño.

"Veo día a día los procesos de degradación y deforestación y preocupa bastante que no se le esté dando la atención debida", argumenta el especialista forestal de la WWF, Miguel Pacheco, en unas declaraciones para France 24. Este experto se muestra especialmente preocupado sobre los cambios que puede provocar la sequía en estos países: "Si esto continúa, nuestros estilos de vida van a cambiar y tendremos que aprovechar otro tipo de recursos para alimentarnos y buscar otros medios para conseguir el agua", lamenta.

La ONU propone reforestar las tierras degradadas y restaurar las hectáreas que se encuentren más secas. De este modo, sería posible recuperar la biodiversidad de dichas zonas, reducir las cantidades de carbono emitidas a la atmósfera y ralentizar el calentamiento global.

Otros artículos interesantes:

Bill Gates quiere tapar el sol para luchar contra el cambio climático, pero Suecia no le deja

Levantar un muro para evitar la subida del nivel del mar: el plan de Miami para paliar los efectos del cambio climático

7 trucos para aguantar mejor el calor cuando llevas mascarilla