Pasar al contenido principal

El Banco de España alerta de que un impuesto a la banca encarecería el crédito y aumentaría las comisiones

Javier Alonso, subgobernador del Banco de España.
Javier Alonso, subgobernador del Banco de España. Apie

El problema de cómo pagar las pensiones sigue generando un debate a su alrededor. El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, ha apuntado que un impuesto sectorial a la banca "probablemente acabaría incrementando el coste de los créditos, reduciría el interés de los depósitos e incrementaría el interés de los depósitos". 

Algo que sería posible siempre y cuando los bancos "puedan asumirlos". En este sentido, Alonso ha señalado que si la banca no puede asumir este incremento en sus tarifas por la situación de competencia que existe, lo que ocurriría es que la rentabilidad de las entidades sería menor. 

Precisamente, conseguir aumentar la rentabilidad es uno de los retos del sector en un entorno de tipos bajos. Alonso ha apuntado que su organismo ya ha recogido en sus informes que existe una presión de la rentabilidad a la baja sobre los bancos. 

"Los bancos necesitan ganar los suficiente para incrementar capital y llegar a los requisitos de capital", ha dicho Alonso. "Un banco que no gana dinero es un problema, un banco que no gana dinero de forma recurrente no es viable y no queremos volver a tener problemas", ha añadido en su conferencia en las jornadas 'La economía ante el blockchain. Lo que está por venir' organizadas por la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas Económicos (Apie) en Santander.

Leer más: Carlos Torres (BBVA) advierte de que un impuesto a la banca para financiar las pensiones encarecería el crédito

En este sentido, Alonso ha abogado por una aproximación global al problema de las pensiones por su dimensión. El subgobernador ha cifrado en un 12% sobre el PIB lo que representan los pagos de las pensiones por lo que considera que estas cifras aconsejan una aproximación global sobre cómo debe financierse la Seguridad Social y no una aproximación parcial para un problema de esa magnitud. 

La propuesta de imponer un impuesto a la banca para sufragar su pago no convence a los implicados, que alertan de un posible incremento del precio del crédito o los servicios de la banca para poder hacer frente a él. Así, el número dos de la institución coincide con algunos representantes de la banca. 

El consejero delegado de BBVA, Carlo Torres, ya apuntó que un impuesto a la banca incrementaría el precio del crédito. Una idea compartida también por el consejero delegado de Caixabank Gonzarlo Gortázar, que señaló que poner un impuesto a la banca sería una forma de discriminar al sector, según informa Europa Press, dado que ya tiene que hacer frente a una serie de recargos y al actual contexto negativo de tipos de interés en mínimos históricos.

Ver ahora:

Tags:

Banca, Impuestos

Te puede interesar