'Batch dressing': el truco de moda para dejar de decir "no sé qué ponerme"

armario

Getty Images

Si tienes que asistir al trabajo presencial, llega un momento en el que se te acaban las ideas. No sabes que ponerte, te aburre tu armario, lo abres, lo miras, pruebas y nada, no das con el conjunto perfecto para la oficina. 

La mayoría de las veces, no es que no tengas ropa, es que vas con prisa por la mañana y tu cerebro aún no está preparado para formar nuevas ideas, nuevos conjuntos. Por eso, esta nueva forma de organizar tu semana y tus looks es lo único que necesitas. 

Se llamaBatch Dressing, y puede sonarte porque comparte significado con el Batch Cooking de cocina y, del mismo modo que funciona uno, preparando una especie de menú y sus consecuentes elaboraciones para toda la semana, también debes hacerlo con tu ropa. 

Así simplemente tendrás que levantarte y vestirte ahorrando muchos minutos y eso, por la mañana, es un auténtico lujo.

Estos son los pantalones de Zara que mejor sientan de cara al otoño, palabra de Hailey Bieber

Así puedes poner en práctica esta técnica para ahorrar tiempo:

1. Dedícate este tiempo para ti

Sí, quizás tienes que dejar una hora destinada solo a esto, pero después lo agradecerás. Apúntate una hora del domingo, por ejemplo, que tengas libre solo para dedicárselo al batch dressing. 

Comienza a hacer tus conjuntos y pruébate lo que necesites para estar segura de que te queda bien y que es lo que esperabas: cómodo, ligero, práctico... 

2. Mira el tiempo atmosférico

Una de las cosas que más importan es que mires el tiempo, porque nunca sabes cuando se puede poner a llover y lo mejor es estar preparada para ello. 

De hecho, también puede ser genial para pensar en los complementos, el abrigo o chaqueta... Vaya, que lo que más va a condicionar tu outfit es el clima, así que tienes que tenerlo muy en cuenta.

3. Es buen momento para ver qué necesitas y qué no

Una de las mayores ventajas del batch dressinges que te permite ser realista con tu armario y tu ropa. 

En ocasiones, durante las épocas de buen tiempo como el verano, se compra más ropa estacional y por moda, porque se sale más. 

¿Tienes los básicos necesarios para vestir para la oficina o el trabajo? Un vaquero versátil, camisetas blancas básicas. Si hay cosas en el armario que no das uso, dónalas, recíclalas o ponlas a la venta en una tienda de segunda mano. 

4. Ya casi estás

Una vez hayas planificado todo y tengas los conjuntos listos, cuélgalos en perchas y déjalos listos para la semana. 

Ahorrarás muchísimo tiempo y es una manera de observar qué tal está tu armario, darle una oportunidad a prendas a las que no sueles, simplemente por falta de tiempo, para probártelas y así tendrás unas mañanas mucho más relajadas.

Otros artículos interesantes:

Nace H&M Move, la nueva marca del gigante sueco que busca democratizar la moda deportiva

Estos son los pantalones de Zara que mejor sientan de cara al otoño, palabra de Hailey Bieber

"En Shein nadie juzgó mi cuerpo": la legión de desencantadas con la moda tradicional que encuentran en la empresa china un salvavidas al que perdonan sus sombras

Te recomendamos