Intel registra un 22% menos de beneficios netos en los primeros 6 meses del año: los planes de la compañía para frenar la escasez de chips

Pat Gelsinger, actual CEO de Intel, en 2014.
Pat Gelsinger, actual CEO de Intel, en 2014.

REUTERS/Yuya Shino

  • Pat Gelsinger, CEO de Intel, ha avanzado que espera que el momento más complicado de la escasez de chips se supere en el segundo semestre de 2021.
  • En los primeros 6 meses de año, la multinacional ha reconocido un descenso de hasta el 22% de sus beneficios netos con respecto al año anterior.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Intel ha registrado un 22% menos de beneficios en el primer semestre de 2021 con respecto a la primera mitad del año pasado. El beneficio neto GAAP reportado por la multinacional tecnológica asciende a los 8.422 millones entre enero y junio de 2021, una cifra que se queda lejos de los 10.766 millones de dólares que reflejó en el mismo período de 2020.

En el trimestre, el beneficio neto se mantiene estable: reporta 5.061 millones de dólares en el segundo cuarto del presente año, un descenso de casi el 1% con respecto a la cifra que registró en el segundo trimestre del año pasado, cuando estalló la pandemia: 5.105 millones.

Intel también reporta en el segundo cuarto de su ejercicio fiscal una facturación de 19.600 millones de dólares, lo que al cambio se traducen en más de 16.600 millones de euros. Con respecto al mismo período del año pasado, la facturación se mantiene estable, ya que entonces registraron 19.700 millones de dólares.

Eso, según los Principios Contables Generalmente Aceptados (GAAP, por sus siglas en inglés). En cuanto a las cuentas no GAAP, Intel defiende que sus ingresos crecieron un 2% en el segundo trimestre fiscal, 18.500 millones de dólares (casi 15.700 millones de euros) con respecto a los datos del año pasado, cuando contabilizaron una facturación de 18.200 millones (15.440 millones en euros).

Intel va a empezar a utilizar un nuevo diseño de chip que podría dar un vuelco a toda la industria

Son las segundas cuentas de resultados que presenta Pat Gelsinger, el CEO de Intel que llegó a la compañía en abril después de que la multinacional tecnológica anunciase su fichaje en enero de este mismo año. En beneficios netos, las cuentas GAAP determinan que Intel ha registrado en el segundo trimestre 5.100 millones de dólares, los mismos que en el mismo período del año anterior. En cuentas no GAAP, el beneficio neto habría aumentado en un 6% interanual, hasta los 5.200 millones.

  • Ingresos 2T 2021 (GAAP): 19.600 millones, -0,5% interanual.
  • Beneficios netos 2T 2021 (GAAP): 5.061 millones
  • Beneficios por acción 2T 2021 (GAAP): 1,24 dólares, +4% interanual
  • Beneficio neto primer semestre (GAAP): 8.422 millones, -22% internaual

Intel presentó los resultados del trimestre en la noche de este jueves, en una conferencia con accionistas en las que Gelsinger reivindicó que "nunca habíamos visto un momento tan apasionante para la industria de los semiconductores". "La digitalización continúa acelerando, creando una enorme oportunidad para nosotros y para nuestros clientes, tanto los claves como los procedentes de nuevos sectores emergentes".

"Con nuestra escala y nuestro renovado foco puesto tanto en la innovación como en la ejecución, estamos posicionados como pocos para capitalizar esta oportunidad, que creo que abre la puerta a una década de crecimiento sostenible para la industria", enfatizó el CEO. "Los resultados de nuestro segundo cuarto muestran cómo está llegando nuestro momento, nuestra operativa está mejorando y nuestros clientes siguen eligiendo nuestros productos líderes".

Las cuentas de Intel revelan también que su unidad de producción de ordenadores personales (que incluye la manufactura de procesadores y chips) registró un aumento de sus ventas del 33% con respecto al año pasado, lo que ha supuesto únicamente un aumento de sus ingresos del 6% en el segmento. Esto se explica porque el precio de los chips de Intel están cayendo.

La CNBC recuerda que Gelsinger está intentando transformar la compañía, que desde hace años se dedica esencialmente al diseño de semiconductores.

Intel estudia comprar GlobalFoundries por 30.000 millones de dólares para impulsar su producción de semiconductores y mitigar su escasez

Ahora quieren volver a ser una potencia fabricándolos, y más en un período en el que la escasez de chips está golpeando diversas industrias. Desde la del automóvil hasta a la de los pequeños electrodomésticos. Para ello, la firma ha protagonizado recientes operaciones corporativas.

De hecho, el propio CEO de Intel avanzó en la conferencia con los accionistas que la escasez de chips tocaría fondo en la segunda mitad de este año, aunque los problemas de escasez continuarían después de esa brecha. Otro de los grandes segmentos de la firma, los procesadores para centros de datos, han reportado unas ventas de 6.500 millones de dólares, lo que supone una caída del 6% que la firma aduce a un "entorno desafiante y competitivo".

Hay otro segmento, todavía pequeño en la contabilidad de la firma, que es el de procesadores para vehículos autónomos. En este segmento se ha registrado un crecimiento de las ventas del 124% pero aunque sus datos todavía no sean apreciables en los resultados, la firma espera convertirse en el principal proveedor de este tipo de semiconductores.

Otros artículos interesantes:

Intel prevé 10 "buenos años" de crecimiento en la industria de los procesadores: "El mundo se vuelve más digital, y todo lo digital necesita chips"

Intel avisa: la escasez de chips se prolongará varios años y aún no es posible afrontar la creciente demanda

Huawei e Intel presentan el Matebook D15: el portátil se renueva e incorpora un procesador de undécima generación