Pasar al contenido principal

Los beneficios de tomar café a diario: desde reducir el riesgo de padecer enfermedades hasta mejorar tu rendimiento físico

Taza de café.
Anna Kim

Getty Images

  • El café proporciona energía y te mantiene despierto hasta en los días más largos gracias a la cafeína, su componente principal, que estimula el sistema nervioso.
  • Un estudio de 2017 ha revelado que tomar 3 tazas de café al día podría reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades, como el cáncer o enfermedades neurodegenerativas.
  • También mejora el rendimiento físico y ayuda a quemar grasas, aunque estos efectos van disminuyendo si lo consumes en exceso.
  • Descubre más historias en Business Insider España

En largas noches de estudio, antes de hacer ejercicio, después de comer o a primera hora de la mañana para no ir dormido al trabajo. El café es esa bebida milagrosa que te da energía y mantiene despierto hasta en los días mas largos.

La verdad es que de milagrosa tiene poco, sus efectos se deben a la cafeína, el componente principal del café que afecta al sistema nervioso, estimulándolo para bien y para mal. 

Sin embargo, en los últimos años, se ha demostrado que tomar café tiene más beneficios que contraindicaciones, siempre que no se consuma en exceso. 

Leer más: 7 alternativas al café para aportar energía a tu cuerpo

Un estudio de 2017 ha revelado que tomar 3 tazas de café al día podría reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades, como el cáncer o enfermedades neurodegenerativas y mejora el rendimiento físico debido al carácter estimulante de la cafeína.

Disminuye el riesgo de padecer enfermedades

A algunos les gustan los dibujos en su café [RE]

Beber café habitualmente reduce la probabilidad de padecer un gran número de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer o el párkinson, y algunos tipos de cáncer. 

Estas enfermedades son cada vez más frecuentes en la sociedad actual debido al aumento de la población envejecida y los hábitos de vida poco saludables

Según numerosos estudios, las personas que consumen café de manera moderada tienen menos posibilidades de padecer este tipo de trastornos, debido a la cafeína que contiene.

Leer más: Un investigador contra el cáncer ha estado durante 6 años siguiendo la dieta Keto y cree que los hábitos modernos de alimentación generan enfermedades

Además, en el caso del Alzheimer, estos también presentan una pérdida de la memoria más lenta.

En cuanto al cáncer, un estudio llevado a cabo por la Sociedad Americana para la Nutrición, ha descubierto que aquellos que beben hasta 4 tazas de café al día, podrían ser menos propensos a tener en un futuro cáncer rectal y de colon, puesto que esta bebida frena la secreción de ácidos biliares, detonantes principales del cáncer.

Otra de las enfermedades que se ven beneficiadas por el café, es la diabetes más común, la de tipo 2. Esta sustancia produce la insulina que necesita el cuerpo estimulando las células que se encuentran en el páncreas.

Leer más: El producto estrella de Mercadona para este verano: vende más de 1.600 unidades al día y se agota en las estanterías

Beber café también ayuda a combatir afecciones respiratorias como alergias o asma, gracias a la dilatación de los bronquios que produce, así como enfermedades hepáticas como la cirrosis. 

Mejora el rendimiento físico y ayuda a quemar grasas

Sesión de ejercicio con Fitbit Versa 2

La cafeína te mantiene activo, estimula tu sistema nervioso e incluso hace que te sientas más motivado. 

Por eso, muchos deportistas toman café antes de entrenar, para reducir el cansancio y rendir más durante el ejercicio. Provoca que la hormona de la adrenalina aumente, haciendo que se libere la grasa corporal como ácidos grasos libres cuya energía facilita el entrenamiento. 

Además, debido a sus propiedades, ayuda a quemar grasas de una forma más rápida y, por tanto, facilitan el adelgazamiento. 

Sin embargo, si estás pensando en beber más café de la cuenta para conseguir mejores resultados, debes saber que estos efectos van disminuyendo si lo consumes en exceso.

Y además