Pasar al contenido principal

Los investigadores alertan sobre los millones de microplásticos que expulsan en cada taza las bolsas de té de plástico y recomiendan usar infusores de metal

Kate Middleton, Duquesa de Cambridge, bebiendo una taza de té
Kate Middleton, Duquesa de Cambridge, bebiendo una taza de té. Reuters
  • Estudios alertan de que algunas bolsas de té expulsan millones de microplásticos al entrar en contacto con el agua caliente.
  • Una sola bolsa de plástico “puede liberar en una taza 11.600 millones de microplásticos y 3.100 millones de nanoplásticos”.
  • Aunque existe un debate sobre los problemas a largo plazo que puedan provocar los microplásticos, se recomienda evitarlos en lo posible.
  • Lo más recomendable es comprar el té a granel y usar infusores de metal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Puede que a los habitantes del futuro les sorprendan algunos de nuestros actos más cotidianos, como puede ser beber el té en bolsitas.

En las últimas semanas hemos vuelto a tener noticias sobre que están lloviendo microplásticos en Londres y cómo la gran mayoría de estos provienen de los envasados de alimentos.

Pero no es la única noticia en lo que se refiere a los microplásticos, Independent ha publicado artículos sobre investigaciones que han llevado a descubrir que algunas bolsas de té de plástico pueden expulsar más de 10.000 millones de partículas de microplástico al entrar en contacto con el agua caliente.

Leer más: 25 alternativas baratas y cómodas para sustituir el plástico en tu casa y cocina

En cuanto a la cantidad de microplásticos que puede contener una bolsa de té, el estudio que se utilizó como referencia advierte que "sabemos que la sal de mesa, que tiene un contenido microplástico relativamente alto, contiene aproximadamente 0,005 microgramos de microplástico por gramo de sal. Una taza de té de este tipo contiene miles de veces más masa de plástico, hasta 16 microgramos por taza".

Esta no es la primera investigación que hace hincapié en la existencia de microplásticos en las bolsas de té, en anteriores estudios ya se comentaba la existencia de polipropileno en estas bolsas, pero el último se centra directamente en las bolsas de té que se están utilizando los últimos años de forma creciente.

El gran problema se sitúa en las bolsas de té de plástico y que se venden con distintas formas, habitualmente triangulares, en vez utilizar el papel tradicional. Según las investigaciones, una sola bolsa de este tipo “puede liberar en una taza 11.600 millones de microplásticos y 3.100 millones de nanoplásticos”.

Taza de té
Getty Images

La Dra. Maria Vela Cano, investigadora del Instituto del Agua (UGR) encuentra en las bolsas de té uno de los casos habituales con estos elementos, ya que "los problemas con el micro y nanoplástico es que por su tamaño no se pueden tratar, o gestionar y eliminar". Pero afirma también que "existen fuentes que producen estos microplásticos de las que no somos conscientes, como exfoliantes, dentífricos, ropa hecha con fibras sintéticas...".

En cuanto a los efectos de los nanoplásticos, no están probados los problemas que puedan causar a largo plazo en los humanos, aunque la ingesta de materiales plásticos genera preocupación en científicos y llega a valorarse como una amenaza para la salud.

Al consultar por la opción más recomendable, Vela lo ve claro: "En el caso concreto del té, lo que se pretende es eliminar las bolsas, sean como sean" y recomienda comprar el té a granel y usar infusores de metal. Añade que: "la tendencia hacia la sostenibilidad pasa por evitar en todos los ámbitos posibles embalajes innecesarios".

Y además