Por qué cada año eres más pesimista y cómo evitarlo, según un experto en rendimiento y ejecución de objetivos

florece optimismo
Getty
  • De joven, el ser humano tiende a priorizar la ejecución de objetivos. El problema es que estos objetivos son a corto plazo: tener un buen trabajo, casarse, viajar a un país determinado... Una vez cumplido el objetivo, lo normal es detenerse.
  • Esta pausa en los objetivos insufla mucha importancia al presente. El pesimismo gana fuerza para preservar este presente, sin importar el gran futuro que se puede perder para siempre. Abajo está la clave para evitarlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Te notas más pesimista durante estos primeros días de 2021 en comparación con el año pasado? Si es así, la buena noticia es que no es del todo cosa tuya; se trata de una evolución normal relacionada con un cambio de mentalidad. Pero si te interesa el mundo de la autoayuda, puede que quieras cambiar esta forma de pensar.

Según Steven Kotler, experto en rendimiento y autoayuda para la ejecución de objetivos, por norma general el ser humano se vuelve más pesimista con el paso de los años.

El pesimismo de por sí no es malo. Como el resto de emociones que crea tu mente, en dosis pequeñas es de gran utilidad. Por ejemplo, te ayuda a rebajar tus expectativas para encontrar una relación sentimental adecuada, te ayuda a recalibrar tus objetivos para que no sean desmedidos y te rindas enseguida si no los cumples…

El problema viene cuando permites que esta emoción se desborde. Y, por desgracia, ese es el comportamiento estándar.

Conforme te acostumbras al pesimismo, más pesimista te vuelves. De esta forma, con el paso de los años, tu mentalidad inicial, enfocada a cumplir objetivos, empieza a priorizar otra cosa: evitar miedos.

“Todo lo que vemos, todo lo que nos encontramos en la vida, se puede amoldar perfectamente a dos cosas: nuestros miedos o nuestros objetivos”, explica Kotler en el podcast MindBodyGreen, especializado en mejora personal. 

El motivo por el que orgánicamente te vuelves más pesimista se debe a que cuanto más mayor eres, más decisiones importantes tomas. Elecciones como entrar en una relación, cambiar de trabajo, de profesión… se vuelven más críticas debido sobre todo al factor tiempo: si cometes un error, como ya no eres tan joven, tienes menos tiempo para rectificar o puede que no logres dar marcha atrás.

Como resultado, cuando tomas una decisión ya como persona responsable, de forma automática en tu cabeza tienen más peso valores como la seguridad o la certeza, que la satisfacción de cumplir un objetivo.

Esta es la clave para mantenerse optimista y feliz en tiempos de pandemia, según una experta en neurociencia

Ya hace tiempo que existen estudios que corroboran la explicación de este experto en rendimiento. Por ejemplo en 2021 se publicó un informe llamado Diferencias en la aversión al riesgo entre adultos jóvenes y adultos más mayores de Steven M. Albert y John Duffy, del departamento de Ciencias del Comportamiento y de la Salud Comunitaria de la Universidad de Pittsburgh.

Se realizó una prueba formada por dos grupos. Por un lado, madres de 32 años de media y, por el otro, adultos que venían de residencias para personas mayores. A los dos grupos se les explicó que iban a participar en un sorteo, que si ganaban podían quedarse con el premio, y además recibieron un vale por 10 dólares en un supermercado de la zona.

HorizonteHorizonte
Getty

El sorteo consistía en una tanda de 10 preguntas en donde cada participante debía escoger la opción A, normalmente la más segura, y la opción B, la más improbable, pero la que podía ofrecer mayor recompensa. Las madres jóvenes saltaban sin problemas de opciones, arriesgándose, mientras que la opción A era la favorita de los mayores. No querían jugársela.

Si el pesimismo deja de usarse en pequeñas dosis, puede llegar a ser paralizante. Kotler explica que año tras año, la mochila que llevas con cosas que te importan se hace más pesada. “Puede llegar a un punto en el que el miedo al fracaso provoque que dejes de ir a por tus objetivos”.

Una forma de incentivar este pesimismo, y acabar en parálisis, es obsesionarse en objetivos a corto plazo como, por ejemplo, conseguir un buen trabajo. Una vez obtenido, cualquier nuevo objetivo puede poner en peligro el status quo y por lo tanto es rechazado. Lo mismo con casarse, tener hijos… 

Una forma de mantener el pesimismo bajo control, y no perder ese apetito por los objetivos, es crear objetivos a largo-plazo o, como algunos coaches denominan, “objetivos-horizontes”. 

Por ejemplo, “tener un buen trabajo con un buen sueldo” no es un objetivo-horizonte porque una vez que se consigue dejas de esforzarte, la mente se vuelve conservadora, da mucha importancia a tu presente, viene el pesimismo y de ahí no te mueves.

“Trabajar por conectar a personas de diferentes ámbitos para crear sinergias” es por otro lado un objetivo a largo-plazo, un horizonte que siempre podrás observar y al que siempre podrás dirigirte. Puedes crear objetivos más tangibles y diarios para dar pasos hacia ese horizonte, claro, pero como no existe un límite, la presión se relaja, tu presente ya no es más importante que tu futuro, y el pesimismo solo aparecerá de tanto en cuanto como sabio consejero en lugar de compañero holgazán que quiere que te pares a descansar.

La importancia de la actitud optimista en el rendimiento

Si pensar en crear objetivos a largo-plazo te bloquea, puedes probar este ejercicio. La premisa puede sonar macabra, pero verás que te ayuda a descubrir por qué haces lo que haces.

Imagina que has fallecido (sí, macabro). Escribe la esquela que saldría en un periódico. Pero ojo: no una esquela basada en el presente. Una esquela basada en la vida que te habría encantado vivir. Si escribir eso te cuesta, escribe el discurso que diría la persona más cercana a ti para despedirte. De nuevo, no es un discurso basado en la realidad si no en el futuro que te gustaría vivir.

Al acabar, deja uno o dos días de descanso para olvidarte del texto. Regresa y busca los objetos-horizonte que te permitirían convertir esa esquela o discurso en realidad.

LEER TAMBIÉN: Insider Tips: empieza a cumplir tus objetivos de 2021 y lleva tu productividad al máximo nivel

LEER TAMBIÉN: Los 3 descansos que necesitas tomar cada día si quieres combatir el cansancio y mejorar tu productividad en el trabajo

LEER TAMBIÉN: 24 hábitos que los psicólogos vinculan con la felicidad y la salud

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”