Pasar al contenido principal

Carne sintética: guerra a la vista entre Silicon Valley y los ganaderos de Estados Unidos

La próxima batalla de Silicon Valley: la carne artificial
Flickr / Marc Dalmulder
  • La Asociación de Ganaderos de los Estados Unidos (USCA) ha presentado una petición Departamento de Agricultura (USDA) argumentando que las nuevas empresas que se dedican a la carne cultivada en laboratorio no deberían poder llamar a sus productos "carne" ya que no provienen de animales sacrificados.
  • Aunque los productos de "carne sintética" todavía no están disponibles en restaurantes o supermercados, varias empresas están intentando agilizar su comercialización.
  • El debate probablemente se va a intensificar en los próximos meses.

Por primera vez, una gran parte de la industria cárnica de los Estados Unidos está señalando a las nuevas empresas tecnológicas que se dedican a crear carne sintética, también conocida como carne artificial o carne in vitro, ya que se cultiva en el laboratorio a partir de células animales.

La Asociación de Ganaderos de los Estados Unidos (USCA) ha presentado una petición de 15 páginas al Departamento de Agricultura solicitando que defina los conceptos de "carne" y "carne de res" como animales criados y sacrificados.

El grupo, compuesto por agricultores a lo largo y ancho de los Estados Unidos, argumenta que la carne cultivada en el laboratorio no cumple con esa definición, y que etiquetarlos como "carne" puede confundir a los consumidores.

"[El gobierno] debería exigir que cualquier producto etiquetado como carne provenga de ganado que haya nacido, se haya criado o cosechado de la manera tradicional, en lugar de provenir de fuentes alternativas como productos sintéticos de plantas, insectos u otros componentes no animales así como cualquier producto cultivado en laboratorios a partir células animales", denuncia la USCA. 

Mediante la presentación de esta petición, los ganaderos del país están demostrando a las nuevas empresas tecnológicas que se dedican a la carne artificial que están preparadas para luchar por esa definición.

En la petición, la USCA menciona a Memphis Meats, Just (anteriormente llamada Hampton Creek) y Mosa Meats, tres nuevas empresas que están compitiendo entre sí para conseguir llevar la carne sintética al mercado. 

Leer más: Por qué deberías preocuparte de a qué hora comes

Las recientes inversiones de capital riesgo podrían hacer que sea más comercialmente factible. En enero, Tyson Foods anunció que había invertido en Memphis Meats, uniéndose a la nómina de patrocinadores destacados de la startup, que incluye a Bill Gates, al gigante de la alimentación Cargill o a Richard Branson. En 2016, Tyson también se hizo con una participación del 5% en Beyond Meat, una empresa que fabrica hamburguesas, pollo y salchichas a base de plantas.

Just podría ser la primera empresa en llevar la carne artificial a las tiendas. El año pasado la compañía aseguró que planeaba hacerlo a lo largo de 2018. Memphis Meats y Mosa Meats aseguran que comenzarán a ofrecer sus productos al público a partir de 2021.

"Hemos progresado en todas las áreas que necesitaban mejoras, creando tejido adiposo, creando color, avanzando hacia un cultivo libre de suero, pero todavía no lo hemos logrado", explicó hace unos meses el CEO de Mosa Meats, Peter Verstrate, a Business Insider.

Los defensores de estos alimentos que imitan a la carne como la carne cultivada en laboratorio o la carne desarrollada a base de plantas argumentan que son más respetuosas con el medioambiente en comparación a la cría de ganado tradicional. A nivel mundial se calcula que la cría de animales representa alrededor del 18% de las emisiones de efecto invernadero, utiliza 120.000 kilómetros de terreno y agota el 70% del agua del mundo.

A medida que las startups mejoren sus alternativas a la carne natural  el debate sobre lo que legalmente se puede considerar carne probablemente continuará intensificándose.

Te puede interesar

Lo más popular