Pasar al contenido principal

Las carreras universitarias tienen fecha de caducidad, según este experto en transformación digital

Samuel Sánchez, CEO de Winecta
Samuel Sánchez, CEO de Winecta Winecta
  • Samuel Sánchez, CEO de la empresa de digitalización Winecta, apunta que especializarse será una de las claves
  • Cree que la formación en tareas concretas debería durar entre seis meses y un año, lo que ayudaría a incorporarse antes al mercado laboral
  • Sentencia que "sin una buena educación no se puede progresar"

Los cambios tecnológicos exigen que la educación sea más flexible y se adapte a las nuevas necesidades de las empresas. Eso es lo que plantea Samuel Sánchez, CEO de Winecta, una compañía dedicada a facilitar la transformación digital de otras empresas, con especial foco en instituciones educativas.

El planteamiento de Sánchez requiere la transformación del panorama formativo español. Los últimos datos del Ministerio de Educación revelan que 1,5 millones de personas cursan estudios universitarios en España, divididos entre estudiantes de primer y segundo grado, de máster y doctorados.

Leer más: Así es el proyecto con el que el sistema educativo español busca igualarse con Finlandia

En todo caso, desde su punto de vista este sector que "debe y va a cambiar radicalmente". Su apuesta es clara: formaciones concretas y de una duración inferior a los seis meses o un año. Además de conseguir una formación más especializada, "puede ser una gran oportunidad" para incorporarse más rápido al mercado laboral.

¿Hacia el final de las carreras?

Sánchez va más allá: "quizás en un futuro no tenga sentido tener formaciones universitarias de 4 o 5 años". Desde su punto de vista, en el transcurso de esos años "todo lo aprendido seguramente va a estar ya obsoleto, como está pasando con carreras como las técnicas", razona.

Leer más: Más de la mitad de los trabajadores no sabe de qué va la transformación digital y eso es el vivo reflejo de la endogamia de los tecnólogos

Con respecto a la educación en sentido más amplio, cree que "es un sector clave en cualquier país". Para Sánchez, "sin una educación no se puede progresar".

En cuanto a la transformación del mercado laboral, Sánchez anticipa que "cambiará radicalmente", como la educación. A pesar de eso, cree que la digitalización ayudará a que surjan nuevas profesiones, si bien afirma que se trata de "una cuestión de adaptación que llevará su tiempo".

Y además