Pasar al contenido principal

Cataluña ya tiene presidente... del Parlamento: los próximos pasos de la investidura

Roger Torrent, nuevo presidente del parlamento de Cataluña, en su primera sesión de trabajo
El nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, a su llegada la mañana del jueves 18 de enero a la primera reunión de la Mesa de la cámara catalana de la XII legislatura. Alberto Estévez/EFE

Cataluña ya tiene parlamento: cuando se cumplen dos años y una semana de la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, la región ha comenzado los trámites para elegir un nuevo presidente (o presidenta).

El primer paso ha sido constituir la Mesa —el órgano de gobierno del parlamento catalán—, que era esperado por ver la manera en que las fuerzas llamadas "constitucionalistas" (Ciudadanos, PSC y PP) y las independentistas (Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya y CUP) llegaban a acuerdos para votar. Asimismo, estaba por definir la postura de Catalunya en Comú-Podem.

Otra de las incógnitas era qué iba a suceder con los votos de los diputados electos en los últimos comicios, celebrados el 21 de diciembre de 2017, que están fugados en Bélgica y con los que están en la cárcel, y también si Carles Puigdemont podría ser investido (como pretende) de manera telemática, desde fuera de España.

Al final, el encargo de pilotar la situación ha recaído en un independentista. Se trata de Roger Torrent, de ERC, que se hizo con la presidencia de la cámara autonómica el pasado miércoles con los apoyos de Junts per Catalunya, la CUP y los diputados de su propio partido, en la primera victoria del independentismo de la legislatura.

No obstante, si Torrent logró la presidencia fue porque los ocho diputados de Catalunya En Comú-Podem se abstuvieron: conviene recordar que las tres fuerzas independentistas sumaban 70 de los 135 escaños del parlamento (mayoría absoluta, por tanto), pero que cinco de esos diputados se encuentran fuera de España y no pudieron votar. Así, Torrent obtuvo 65 votos frente a los 56 de José María Espejo-Saavedra, de Ciudadanos.

Tiempo de negociaciones e interpretaciones legales

A Torrent le toca ahora dirigir un proceso complejo: en primer lugar, porque los cinco diputados que se encuentran en Bélgica solicitaron por registro, al día siguiente de su elección, el mismo jueves 18, poder delegar su voto en otro diputado. La Mesa tiene que determinar si esto es legal o no.

En segundo lugar porque, tras un escenario de duda, finalmente los partidos independentistas han acordado que Carles Puigdemont sea votado como presidente de la Generalitat, pero para ello necesitan que ningún mecanismo institucional o legal se interponga en su plan de que sea investido por videoconferencia, como pretende.

No han acordado el modo en que se podría realizar esta investidura: lo único claro es que Puigdemont no piensa volver a España mientras pese sobre él una orden de detención.

El ex presidente de Cataluña se fue de España tres días después de declarar la independencia de la región el 27 de octubre de 2017, día en que el gobierno central activó el artículo 155 de la Constitución para disolver el parlamento y convocar estas elecciones.

Te puede interesar