"Fue un error enorme alargar su contrato": por qué la familia Porsche-Piëch ha despedido al CEO de Volkswagen, Herbert Diess

El CEO de Volkswagen, Herbert Diess, durante la presentación del eléctrico ID3.
El CEO de Volkswagen, Herbert Diess, durante la presentación del eléctrico ID3.

REUTERS/Wolfgang Rattay

Hasta los altos cargos del imperio VW se han visto sorprendidos por la noticia: el poderoso directivo de los automóviles, Herbert Diess, perderá su puesto como CEO de la compañía a partir de septiembre. Nada podía anticipar la noticia, al menos a primera vista. Pero el movimiento se había estado cocinando a fuego lento en Wolfsburgo durante mucho tiempo.

En el comunicado oficial de VW, el fabricante de automóviles se muestra conciliador respecto a la salida de su propio jefe. Se han separado por "mutuo acuerdo". Diess había "demostrado de forma impresionante la rapidez y la coherencia con la que se pueden llevar a cabo procesos de transformación de gran alcance", dijo Hans Dieter Pötsch, presidente del Consejo de Supervisión, al comentar la salida.

¿Significa eso que todo ha ido bien? En absoluto. 

Y es que, según ha podido saber Business Insider Alemania, en los círculos del consejo de administración, las familias propietarias de Porsche y Piëch han echado el freno de mano al gestor de automóviles.

Los pasos en falso que condujeron a su despido

El hecho de que Diess pierda su puesto ahora no se debe obviamente a un solo error. Es más bien el resultado de una serie de pasos en falso que Diess ha dado en los últimos años. Las familias se habrían dado cuenta de que los ánimos en Wolfsburgo se inclinaban hacia Diess, y han optado por echarle del trono.

En los círculos del consejo de administración se dice que tiene una "flagrante falta de liderazgo", que carece de "todas las habilidades diplomáticas" y que es un "egocéntrico", unas declaraciones que contrastan con el comunicado de prensa. Como "campeón del mundo de anuncios" había concedido "grandes entrevistas", pero al final no aportó nada. 

"Que el contrato se prorrogara fue un gran error. Es mejor hacerlo ahora, en verano, que dejar que todo continúe", dicen estas fuentes, según ha podido recabar Business Insider Alemania.

Al mismo tiempo, su estilo de gestión ha sido criticado una y otra vez. Trataba mal a sus altos cargos, a veces incluso los humillaba. Según un informe, atacó y humilló a personas altamente remuneradas de VW en grandes reuniones. El resentimiento había crecido recientemente de forma masiva. Además, Diess no tenía ningún correctivo en su entorno que lo frenara. 

En cambio, su sucesor, Blume, es considerado un líder que comunica bien y sabe ganarse a los trabajadores.

El coche autónomo, tan cerca y tan lejos en España

Sin oposición por parte de los representantes de los trabajadores

Según estas informaciones, no es de extrañar que los representantes de los trabajadores no se hayan resistido al despido. Herbert Diess siempre ha tenido una relación complicada con los trabajadores, y estuvo a punto de ser despedido varias veces.

Fue un correo electrónico interno lo que destruyó la confianza en Diess y del que Business Insider informó el pasado otoño. 

En el mensaje, Diess planteó la idea de recortar 30.000 puestos de trabajo en Wolfsburgo. La carta se filtró a los representantes de los trabajadores, que la llevaron al consejo de administración. Finalmente, el consejo obligó a Diess a retirar la orden del correo electrónico.

Los comités de empresa criticaron repetidamente el estilo de comunicación de Diess y se sintieron constantemente provocados por él. Casi nadie en Wolfsburgo creía que pudiera haber una curva de aprendizaje para el director general.

La filial de software Cariad causó problemas

A esto se añaden los problemas de la filial de software de Volkswagen, Cariad. El objetivo de Cariad era crear una plataforma electrónica e informática uniforme que todas las marcas de VW pudieran utilizar como sistema modular. Pero aquí hubo discrepancias una y otra vez.

Diferencias en la etapa de desarrollo, diferentes ideas de las marcas y dificultades de compatibilidad. En realidad, se suponía que iba a llegar a una plataforma unificada de software mucho antes. Pero Diess fracasó con el proyecto de software.

Sin embargo, a pesar de su salida como CEO, Diess sigue siendo el que más gana en la nómina de VW. Al parecer, Diess seguirá recibiendo su salario fijo de casi 2,2 millones de euros hasta el final de su contrato en 2025, sin tener que trabajar por ello.

Otros artículos interesantes:

El presidente de Volkswagen dice que "España va a la zaga" de Europa en las ventas de eléctricos y reclama "incentivos adecuados" al Gobierno tras confirmar la planta de baterías de Sagunto

Los coches eléctricos tienen un sucio secreto, y es uno muy grande

El 33% de los coches no podrá circular en Madrid a partir de 2025

Te recomendamos