Pasar al contenido principal

El CEO de Instagram dice que un episodio de 'Black Mirror' inspiró la decisión de probar a ocultar los 'likes'

El CEO de Instagram, Adam Mosseri, explicó la decisión de la empresa de ocultar el número de Me gusta a los usuarios.
El CEO de Instagram, Adam Mosseri, explicó la decisión de la empresa de ocultar el número de Me gusta a los usuarios. Getty
  • Instagram ha estado probando durante meses la función de ocultar los likes a los usuarios de la red social.

  • Adam Mosseri, CEO de Instagram, ha explicado en una entrevista con el New York Times que la decisión se ha inspirado en un episodio de Black Mirror en el que los personajes se puntúan unos a otros en función de sus interacciones.

  • Los usuarios de Instagram han mostrado sentimientos encontrados sobre el cambio, que aún se encuentra en fase de prueba. 

  • Descubre más historias en Business Insider España.

El CEO de Instagram, Adam Mosseri, ha explicado en una entrevista que la decisión de la compañía de probar a ocultar el número de likes en la plataforma ha sido una decisión inspirada —al menos parcialmente— por la serie Black Mirror de Netflix.

En una entrevista con el New York Times el CEO explica los motivos que han llevado a la compañía a tomar esta decisión —llamada internamente Proyecto Margarita— que elimina la función que mostraba el número de likes de cada post en Instagram.

A pesar de que el New York Times no ha detallado a qué episodio se refería Mosseri, según su descripción probablemente se refiera a Nosedive, un episodio de la tercera temporada de la serie.

Nosedive se emitió en 2016 y está protagonizado por la actriz Bryce Dallas Howard, que de repente se encuentra en un mundo distópico en el que la gente se puntúa entre sí con el teléfono móvil por medio de una escala de 1 a 5 estrellas en función de sus interacciones. El sistema de puntuación influye en cómo se trata a cada persona dentro de la sociedad y el episodio se ha visto a menudo como una dura crítica sobre la influencia que tienen actualmente las redes sociales.

En el episodio, Lacie Pound —el personaje de Howard— pasa la mayor parte de su tiempo obsesionada con su calificación, intentando en vano aumentar su puntuación para obtener más oportunidades en el mundo real. La actriz ha llegado a confesar que sus hábitos en las redes sociales cambiaron después de rodar este episodio de Black Mirror.

Según ha contado al New York Times, parte del deseo de Mosseri de reformar Instagram tiene que ver con su anterior puesto en Facebook; estaba a cargo del feed de noticias, a menudo fuente de críticas por el predominio de noticias falsas y comentarios hirientes.

"Deberíamos haber empezado a pensar más proactivamente en cómo se podría abusar de Instagram y Facebook y mitigar esos riesgos", explica Mosseri al New York Times. "Estamos poniéndonos al día".

Leer más: 3 emprendedores emergentes del mundo de la moda explican que la decisión de Instagram de ocultar los 'likes' es "por un bien mayor", aunque inevitablemente transformará cómo funciona el marketing

Instagram ha estado coqueteando con la idea de eliminar los likes desde el año pasado.

Los usuarios aún pueden ver el número de likes que reciben sus publicaciones en la plataforma, pero la idea del Proyecto Margarita es que el resto de usuarios no puedan ver el número exacto de likes que ha recibido cada publicación. 

Instagram comenzó a probar esta función bajo la idea de ayudar a mejorar la salud mental a partir de julio de 2019 en 7 países diferentes: Australia, Brasil, Canadá, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda. En noviembre del año pasado, Mosseri anunció que algunos usuarios estadounidenses comenzarían a dejar de ver el número de likes en las publicaciones.

A lo largo de esta fase de pruebas la compañía ha estado estudiando cómo implementar exactamente esta función para todos los usuarios del planeta.

El artículo del New York Times explica que la empresa todavía no ha decidido si mostrar si un post supera un cierto umbra de likes (miles o millones, por ejemplo) o si ofrecerá alguna forma para que los usuarios determinen el número de likes de una foto o un vídeo a través de otros métodos. 

"Tomaremos decisiones que perjudiquen el negocio si ayudan al bienestar y a la salud de las personas", ha llegado a sostener Mosseri, según ha publicado Wired.

Aunque Mosseri considera que el paso va en la dirección correcta para mitigar los aspectos negativos de las redes sociales, los usuarios de Instagram y, en particular, los influencers que utilizan la plataforma para ganarse la vida, han mostrado reacciones de todo tipo ante el cambio. Algunos creen que la decisión podría mejorar la salud mental de los influencers y conducir a publicaciones más auténticas en Instagram.

Mosseri es consciente de que la decisión —que según trata de "despresurizar la aplicación"— es compleja y se enfrentará a reacciones diferentes entre las diversas comunidades que utilizan Instagram.

"No quiero enfadar a nadie", explicó en una reunión sobre el cambio, según el New York Times.

Y además