Pasar al contenido principal

3 emprendedores emergentes del mundo de la moda explican que la decisión de Instagram de ocultar los 'likes' es "por un bien mayor", aunque inevitablemente transformará cómo funciona el marketing

3 entrepreneurs at the helm of fashion and retail startups all say Instagram's decision to hide likes is 'for the greater good' — but it will inevitably disrupt how brand marketing works
Reuters
  • En noviembre, Instagram anunció que comenzaría a experimentar con la eliminación de los likes en las fotos.
  • La reacción de los influencers, las celebrities y las marcas ha sido rápida y diversa: algunos han elogiado la decisión, mientras que otros han llegado a afirmar que no van a volver a utilizar la aplicación.
  • Business Insider ha hablado con tres emprendedores de la moda sobre la política de ocultar los likes de Instagram y cómo va a afectar a sus florecientes negocios.
  • La mayoría está de acuerdo en que, aunque el seguimiento de la participación se volverá más difícil, la salud mental de los menores es más importante que la capacidad de comercialización de una marca.
  • "Necesitamos ser más flexibles y descubrir cómo utilizar esta plataforma de una manera diferente", afirma Christina Fagan, fundadora y CEO de la línea de ropa SH*T THAT I KNIT.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde que Instagram anunciara en noviembre que iba a probar a ocultar los "likes", la curiosidad y la preocupación se dispararon sobre cómo dicho cambio afectaría a los influencers, que a menudo ganan dinero directamente gracias a sus seguidores, por el engagement que generan en sus publicaciones y por los "me gusta" que consiguen. Pero existe otro grupo que también se puede ver impactado significativamente por este cambio: los empresarios.

Tal y como publicó la cadena CNN, Instagram probó la función de eliminar los likes en varios países como Australia, Brasil o Canadá antes de expandir el experimento al resto del mundo. La actualización hace imposible a los usuarios ver cuántas personas han pulsado para darle a "me gusta" en las fotos o publicaciones de otros, aunque todavía siguen viendo cuántas personas han pulsado en el corazón del like en sus propias publicaciones.

Se trata de una decisión que no solo va a afectar a los influencers que utilizan Instagram para promocionar su imagen, sino también a los empresarios y a las marcas de consumo que utilizan la plataforma para promocionar sus negocios. En conversación con Business Insider, tres empresarios del sector de la moda y del comercio minorista han compartido sus impresiones sobre esta nueva política de ocultar los likes y sobre cómo pretenden ahora llegar a sus consumidores y comercializar sus productos ante este nuevo cambio.

Leer más: La nueva política de Instagram de eliminar los 'likes' es otro desafío a nuestra necesidad humana de 'pertenencia', según una psicoanalista

"En última instancia, será una buena práctica comercial"

La nueva manera de funcionar de los likes tiene como objetivo ayudar a los usuarios a "centrarse en las fotos y vídeos que comparten, no en cuántos likes consiguen", escribió la compañía en Twitter el pasado mes de julio. "Estamos deseando aprender más sobre cómo este cambio puede ayudar a mejorar la experiencia de todos en Instagram". Instagram decidió implementar la función después de enfrentarse a duras críticas por el impacto negativo de la aplicación en la salud mental, tal y como escribió en su momento Paige Leskin en Business Insider.

"Instagram es nuestra plataforma número uno", explica Matthew Alland, director de experiencia en la tienda de lujo Olivela. "Esa plataforma es también bastante significativa, ya que llega al grupo demográfico que queremos".

Olivela es una tienda al por menor que, por cada artículo de diseño que compra, dona una parte de las ganancias a los niños más necesitados. La empresa se creó en 2017 y actualmente cuenta con más de 300 diseñadores diferentes. En noviembre Olivela lanzó una campaña de recaudación de 1 millón de dólares en Instagram, vinculándose con famosas como Jennifer Aniston o Selena Gómez con la esperanza de impulsar diversas causas humanitarias y organizaciones sin ánimo de lucro como el St. Jude Children's Research Hospital o el programa de caridad Stand Up to Cancer.

A pesar de la dificultad que podría suponer para el marketing, Alland señala que iría en contra de la ética de su empresa oponerse a la política de ocultar likes, destacando que esa nueva función "simplemente es algo mejor para todo el mundo".

"Creemos que la salud y el bienestar mental de los niños es mucho más importante [que mostrar likes] y [este cambio] será en última instancia una buena práctica empresarial", dice Alland a Business Insider. "Personalmente estoy muy a favor, igual que lo está nuestra empresa.... [Es] quitarle la presión [de las redes sociales] a los niños, a los adolescentes y a todos nuestros consumidores".

"Necesitamos ser más flexibles"

Christina Fagan, CEO y fundadora de la empresa de ropa de punto SH*T THAT I KNIT, expresa sentimientos similares. Fagan también utiliza Instagram principalmente para vender a clientes, y su compañía ha desarrollado una considerable audiencia millennial y una base de clientes fieles como resultado de ello.

Al final, Fagan apoya la nueva política, aunque con algunas reservas.

"Creo que es por un bien común", dice. "Personalmente creo que la salud mental de un niño de 13 años es más importante que la capacidad de comercialización de una marca, y las marcas deben ser más flexibles y averiguar cómo utilizar esta plataforma de una manera diferente".

Sin embargo, Fagan admite que, al utilizar influencers para promover su marca, le preocupa cómo podrá hacer un seguimiento del engagement que sus productos reciben en las publicaciones patrocinadas que comparten sus socios.

"Para mí, como dueña de una empresa, los likes de Instagram son una forma de medir la legitimidad de los influencers y de otras marcas", explica. "Es la relación entre los likes que reciben y la cantidad de seguidores que tienen. Así que me preocupo cómo van a controlar [a los usuarios] para que no compren seguidores con el objetivo de que parezcan más grandes de lo que son en realidad ahora mismo".

 "Va a perturbar el mundo del análisis de datos"

Otros empresarios del mundo de la moda también comparten la preocupación de Fagan por el control que se pueda llegar a hacer sobre la legitimidad de estos usuarios ante el cambio. El CEO y fundador de Edge Beauty, Steve Mormoris, explica a Business Insider que, en última instancia, las marcas van a tener que encontrar nuevos métodos para rastrear y estudiar el engagement de los usuarios.

"[Ocultar los likes] va a perturbar el mundo del análisis de datos sobre cómo se está analizando el engagement", explica Mormoris. "[Ahora mismo] miro los comentarios. Miro las reviews de los usuarios. Miro a las personas que realmente llegan a contactarme por correo electrónico, me escriben cartas bonitas (o desgradables) y conversan conmigo".

Pero al mismo tiempo, también cuestiona cómo de importantes eran los likes (y su seguimiento) hasta ahora. "Es muy fácil decir que 'te gusta' alguien pero, ¿a alguien realmente le gusta algo?'", reflexiona. "Es difícil saberlo porque la gente tiene el reflejo de navegar por las imágenes y hacer click para dar like hasta el punto de que se hace en grandes cantidades. Así que, ya sabes, uno al final tiene que preguntarse, ¿es realmente importante?".

Y además