La clave de Bill Gates para evitar el agotamiento, aburrirse y 'quemarse' en el trabajo desde joven (y qué debes hacer tú si sufres una crisis laboral)

Bill Gates, cofundador de Microsoft, en una imagen del pasado.
Bill Gates, cofundador de Microsoft, en una imagen del pasado.

Nicholas Roberts/Reuters

  • El síndrome del burnout (síndrome del trabajador quemado) está reconocido por la OMS, que explica que es "resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito".
  • A pesar de su vertiginosa carrera profesional, un joven Bill Gates de 28 años se mostraba convencido en una entrevista de que él no se iba a sentir 'quemado' en su trabajo en Microsoft, y compartía su motivo y estrategia.
  • Para aquellas personas que sí teman sufrir este síndrome y caer en el estrés y la baja productividad, entre otras consecuencias, estas son las señales de alerta a las que se debe prestar atención y los consejos para evitar una crisis laboral y personal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia por COVID-19 ha dado lugar a una situación de incertidumbre y estrés que ha desembocado en problemas de salud mental y, al mismo tiempo, ha atraído la atención sobre un tema que ya existía desde antes, pero con menos focos encima.

El colectivo sanitario fue de los más castigados durante la fase más dura de la pandemia; sin embargo, en cualquier profesión y ambiente laboral existe el riesgo de padecer cansancio o agotamiento, estrés, depresión o ansiedad, entre otros síntomas.

Varios de ellos se engloban dentro del llamado síndrome del burnout (síndrome del trabajador quemado), reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El burnout es un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito", define la OMS.

El organismo recuerda que este "se refiere específicamente a los fenómenos del contexto laboral" y enumera las 3 dimensiones que lo caracterizan

  1. Sentimientos de agotamiento de la energía.
  2. Aumento del distanciamiento mental del propio trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el mismo.
  3. Sensación de ineficacia y falta de realización o logros.

Por qué Bill Gates estaba convencido antes de cumplir 30 de que no iba a sentirse 'quemado' en su trabajo en Microsoft

Ese cansancio, negativismo y estrés es una amenaza ante la que se debe estar alerta. Bill Gates, sin embargo, estaba convencido desde joven de que él no se iba a sentir 'quemado' en su trabajo en Microsoft, a pesar de su vertiginosa carrera profesional.

Gates aprendió a programar por sí mismo con 13 años, abandonó Harvard y fundó Microsoft con 19. El primer gran contrato de la empresa llegó cuando este contaba con apenas 21, y ya con 28 tenía importantes planes: esperaba que Microsoft alcanzase más de 100 millones de dólares (cerca de 90 millones de euros, al cambio actual) en ingresos ese año (1984), como declaró en una entrevista a NBC.

"¿Cómo sabes que no vas a estar 'quemado' en pocos años?", le preguntaron. Ahí, Bill Gates mencionó la que consideraba que era la clave para no quemarse en un trabajo, aunque fuese de la exigencia de Microsoft.

"El trabajo que hacemos es... no es que estemos haciendo lo mismo todo el día. Entramos en nuestras oficinas y pensamos en nuevos programas, nos juntamos en reuniones, salimos a ver a los usuarios finales, hablamos con los clientes. Hay mucha variedad y siempre hay cosas nuevas. Y no creo que llegue un momento en que eso sea aburrido", respondió un joven Bill Gates.

Los hechos posteriores parecen haberle dado la razón al millonario estadounidense, al menos si se juzgan sus logros: Microsoft salió a Bolsa poco después, él se convirtió en el multimillonario más joven de la historia con solo 31 años y menos de una década después ya era la persona más rica del mundo. 

Lo siguió siendo durante muchos años, y en la actualidad cuenta con la cuarta mayor fortuna: 139.000 millones de dólares (en torno a 123.000 millones de euros).

La riqueza, no obstante, no fue su principal motivación, según aseguró entonces el fundador de Microsoft. "No creo que nadie en la empresa esté en esto por el dinero. Es un campo mucho más emocionante que tratar de medir exactamente cuánto vendemos o cuánto vale. La creación de estos programas es algo en lo que puedes sentarte y ver a la gente disfrutar y resolver problemas reales".

Cómo no acabar quemado en el trabajo

Su clave de evitar las rutinas, buscar hacer cosas nuevas y variadas y plantearse distintos desafíos puede servir para cualquier persona, pero naturalmente su situación no es la de la mayoría de la gente.

Para quienes sí teman quemarse en el trabajo y caer en el estrés y la baja productividad, entre otras consecuencias, hay señales de alerta a las que se debe prestar atención y formas de intentar evitar una crisis laboral o personal.

Christina Maslach, profesora en la Universidad de Berkeley (EE. UU.) y psicóloga, está considerada la mayor experta en el síndrome del trabajador quemado, ya que acuñó el término burnout y ha realizado las investigaciones más exhaustivas y rigurosas sobre este. 

Maslach señala 6 factores que advierten de que podrías acabar quemado en el trabajo, entre los que se encuentran el agotamiento, provocado por una gran carga de trabajo; la falta de reconocimiento o de un trato justo; la pérdida de control; o no formar parte de una comunidad.

Si sientes que ya has llegado a ese punto, hay maneras de salir de la situación. Monique Valcour, coach ejecutiva y profesora de gestión, comparte en Harvard Business Review varios consejos para superar el síndrome del burnout: hacer una revisión médica y priorizar el cuidado personal, analizar las causas que te han llevado a este estado y reducir la exposición a factores de estrés laboral, entre otros.

Otros artículos interesantes:

10 consejos de finanzas personales de Bill Gates que lo han llevado a ser multimillonario

Consejos a seguir si estás 'quemado' en el trabajo para evitar una crisis laboral más seria

Depresión y ansiedad: la pandemia tras la pandemia que ya está afectando a miles de profesionales sanitarios

Te recomendamos

Y además