Consejos a seguir si estás 'quemado' en el trabajo para evitar una crisis laboral más seria

mujer con estrés en el trabajo, cansancio
Getty Images
  • Sentirse quemado en el trabajo puede ser algo frecuente en muchos ambientes laborales, pero eso no significa que deba pasarse por alto.
  • El llamado síndrome del burnout  es considerado una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y conlleva síntomas como estrés, cansancio físico y un descenso de la productividad en el trabajo. A la larga este sentimiento puede incluso derivar en consecuencias más serias.
  • Para evitarlo, Monique Valcour, coach ejecutiva, y profesora de gestión ha compartido en Harvard Business Review pasos a seguir si te empiezas a sentir quemado en el trabajo.
  • Lo primero es priorizar tu cuidado personal. Después analiza qué está causando ese malestar e incluso aprovecha este sentimiento de agotamiento para llevar a cabo un cambio en tu carrera profesional.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sentirse quemado en el trabajo le puede pasar a cualquiera, en cualquier momento de su vida.

Comienzas un nuevo proyecto, tienes un nuevo trabajo, y todo es optimismo y satisfacción. Desbordas energía, compromiso y productividad. Pero de repente comienzas a percibir que los días cuestan cada vez más. No sabes cómo has llegado a ello, pero tu trabajo no te entusiasma tanto, estás menos motivado y el estrés comienza a aparecer. 

Y entonces llega un día en el que no puedes más.

El conocido como síndrome del burnout — o síndrome del trabajador quemado— es reconocido por la OMS como enfermedad. Entre sus síntomas agotamiento (físico y mental), estrés, negatividad y una caída en el desempeño de tus tareas en el trabajo.

Este agotamiento laboral puede deberse a muchos motivos. 

Falta de retos en el trabajo, imposibilidad de promocionar, falta de autonomía, o llevar a cabo tareas demasiado repetitivas son algunas de las causas.

Por supuesto, también puede estar vinculado a la existencia de algún tipo de conflicto. Mal ambiente laboral, problemas con algún compañero, un liderazgo tóxico o incluso cuando la propia cultura empresarial no se alinea con tus creencias y opiniones.

Pero aunque parezca algo habitual de muchos ambientes laborales, lo cierto es que no debe pasarse desapercibido. Como aconseja en Harvard Business Review, Monique Valcour, coach ejecutiva, y profesora de gestión:  "Si crees que puedes estar experimentando este agotamiento, no lo ignores; no desaparecerá por sí solo".

Las consecuencias de esto pueden derivar en aspectos más serios que odiar tu empleo. Entre estos, enfermedades derivadas del estrés, conflictos familiares, o sensación de inutilidad y disminución de las perspectivas profesionales, asegura la experta.

Leer más: Si tu trabajo ya no te motiva, estos consejos te harán más llevadera una crisis laboral

Para evitar en la medida de lo posible caer en una crisis laboral más seria, Valcour ha compartido en HBR los pasos a seguir si te empiezas a sentir quemado en el trabajo.

Prioriza el cuidado de ti mismo

Getty Images.

Lo prioritario, según Valcour, es empezar a cuidarte en serio. 

Ya que el síndrome del burnout puede impactar directamente en tu salud, la coach recomienda que uno de los primeros pasos para superarlo sea hacerte una revisión médica que garantice que todo está ok.

"Si deseas poder desempeñarte, debes reforzar tu capacidad para hacerlo", asegura.

Por esto, contrarresta los efectos del estrés en tu cuerpo con un estilo de vida saludable en el que priorices un descanso de sueño adecuado, una buena alimentación y la práctica de algún ejercicio.

Asimismo, la especialista recomienda favorecer el contacto con aquellas personas que te hacen sentir bien y hacer actividades que promuevan la calma como la meditación, un diario o "simplemente un momento de tranquilidad a solas haciendo una actividad que disfrutas".

Analiza qué es lo que te está "quemando"

Getty Images

Quizá no sepas muy bien qué es eso que realmente te hace pensar "no puedo más".

Para lograrlo, Valcour revela una estrategia que te permitirá saber qué es lo que te está superando.

Solo tienes que llevar un registro de todo lo que haces durante una semana. Divide tus actividades en bloques de tiempo y valora cómo te sientes en cada uno de ellos en una escala del 1 al 10, (donde el número menor sería enfadado o depresivo y el mayor,alegre o repleto de energía).

En cada bloque, además de apuntar cómo te sientes, debes anotar qué haces, con quién estás y cómo de valiosa consideras la actividad.

"Esto te brinda una base para decidir dónde realizar los cambios que tendrán el mayor impacto (...) El principio básico es limitar tu exposición a las tareas, personas y situaciones que te agotan y aumentar tu exposición a aquellas que reponen tu energía", afirma la autora.

Reduce la exposición a factores de estrés laboral

Getty Images

Utiliza tu registro de actividad anterior para evaluar qué es lo que está generando el problema y cómo puedes solucionarlo.

Para empezar, la especialista en gestión aconseja deshacerte de toda aquella actividad que has marcado como poco valiosa y de alta frustración.

Lo mismo con las personas. Si identificas que ciertas relaciones te quitan la energía, reduce al mínimo estos contactos. 

Puedes optar por pedir una reducción de horas, de carga de tareas o incluso unas vacaciones. Alejarte de tu trabajo por un tiempo seguro que te permite recargar pilas y volver con otras perspectiva más renovada.

Y por supuesto intenta aprender a desconectar del trabajo tanto por las noches como durante los fines de semana.

Intenta incrementar los recursos que ayuden al equipo a sentirse mejor

Luis Alvarez/Getty Images

Sin duda llevar a cabo cambios en el trabajo para hacerlo más llevadero te ayudará a no encaminarte hacia una crisis laboral.

"Habla con tu jefe sobre los recursos que necesitas para rendir al máximo. Por ejemplo, si careces de ciertas habilidades, solicita capacitación y apoyo para un mayor rendimiento, como un feedback más regular y orientación por parte de alguien capacitado", afirma Valcour.

Asimismo, aconseja poner en práctica lluvias de ideas con tus compañeros para identificar formas de modificar los procesos de trabajo para que sean más soportables.

"Por ejemplo, se puede instituir un 'sistema de alerta precoz' mediante el cual la gente solicite ayuda tan pronto como se den cuenta de que no cumplirán con una fecha límite", sugiere.

Aprovecha para darte cuenta de lo que realmente quieres para tu trayectoria profesional

Getty Images

Como remarca la experta, "no hay trabajo que valga tu salud, tu cordura o tu alma". Por ello no se trata de hacer todo lo posible por ajustarte a él. 

Piensa que hay cosas que nunca podrás cambiar. Es decir, si te encuentras en una compañía con la que no compartes valores, donde la cultura empresarial es una constante falta de respeto a sus trabajadores o demasiado exigente, es de esperar que siempre sea así.

Lo mismo si estás realizando un trabajo que no te llena ni aporta nada. Este sentimiento no cambiará de la noche a la mañana.

Por lo cual, incluso puedes aprovechar este "estar quemado" para llevar a cabo un cambio en tu vida que te impulse hacia aquellos objetivos profesionales que realmente persigues.

Puedes leer el artículo completo de Harvard Business Review aquí

LEER TAMBIÉN: 5 formas de reforzar el bienestar físico y mental de tus empleados mientras trabajan desde casa

LEER TAMBIÉN: 3 estrategias para aumentar la productividad y felicidad de los trabajadores, según un experto que ha estudiado a 100.000 equipos durante la pandemia

LEER TAMBIÉN: España es uno de los pocos países que logran atraer talento internacional pese a sus salarios más bajos, según este cazatalentos especializado en alta dirección

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Trabajo
  2. Productividad
  3. Listas
  4. Top