Pasar al contenido principal

Goldman Sachs ha analizado 4.481 salidas a bolsa en los últimos 25 años: estas son las 5 claves para que una OPV tenga éxito

Goldman Sachs analyzed 4,481 IPOs over 25 years and concluded that these 5 attributes can make or break a newly public company
Hollis Johnson/Business Insider
  • Los mercados han visto unas cuantas operaciones de salida a bolsa que llevaban tiempo esperando. 
  • Mientras que algunas OPV se comportan mejor que el mercado, hay algunas empresas como Uber y Lyft que están teniendo problemas en su salto al parqué. 
  • Goldman Sachs ha analizado 4.481 salidas a bolsa de los últimos 25 años y ha llegado a la conclusión de que hay 5 características clave para conseguir dar un salto al parqué con éxito. 
  • Descubre más historas en Business Insider España.

2019 ha sido un año importante para las salidas a bolsa en Estados Unidos. 

Algunas de las empresas que han enamorado durante años a Silicon Valley, como Uber, Lyft, o Pinterest, han dado el salto al parqué después de años de rondas de financiación privada. 

El mercado de las salidas a bolsa en su sentido amplio se ha comportado mejor que la mayoría de índices de la bolsa de Estados Unidos. El Renaissance IPO ETF, que sigue el comportamiento de las nuevas salidas a bolsa, ha subido más de un 33% desde que comenzó el año. En comparación, el índice S&P 500 ha repuntado un 19%.

Pero algunas de las salidas a bolsa que más expectación han levantado están teniendo problemas tras su debut. Uber y Lyft han caído por debajo de los precios de salida a bolsa. Los inversores han comenzado a dudar sobre el aumento de los costes que tienen sus modelos de negocios y lo que pueden o no hacer para lograr ser rentables.

La misma duda surge alrededor de las próximas salidas a bolsa de Peloton y WeWork. Algunos de las startups que han logrado el respaldo del capital riesgo y ahora se aproximan hacia la bolsa están viendo cómo los inversores cuestionan sus modelos de negocio. Esto puede complicarles que tengan éxito en su salto al parqué. .

Goldman Sachs ha analizado más de 4.400 salidas a bolsa en 25 años  y ha llegado a la conclusión de que existe una serie de atributos que tienen que cumplir estas operaciones para lograr su éxito. 

Estas son las cinco claves que pueden marcar el éxito de una salida a bolsa :

Sector y tipo de actividad

Sector and industry
picture alliance/Getty Images

Durante la burbuja tecnológica de finales de los 90 y comienzos de los 2000, la mitad de las salidas a bolsa fuero o tecnológicas o de medios de comunicación o de empresas de telecomunicaciones.

La repartición de los sectores en las salidas a bolsa ha cambiado considerablemente desde el boom tecnológico, según apunta Goldman Sachs. Los sectores de tecnología, medios y telecomunicaciones han supuesto un 19% de las salidas a bolsa desde 2010 mientras que los saltos al parqué de empresas de salud han crecido hasta representar un 34%. 

El crecimiento de las salidas a bolsa del sector sanitario ha tenido como catalizador el aumento de las salidas a bolsa de las biotecnológicas. A pesar de la cantidad de salidas a bolsa, las OPV del sector sanitario se ha comportad peor que cualquier otro sector desde 2010, según los expertos de Goldman Sachs. 

 

La edad de la empresa

Firm age
Shutterstock

En la evolución de las empresas durante los tres años siguientes a su salida a bolsa, la edad de la compañía no es un "indicador significativo", según recogen los expertos de Goldman Sachs, aunque apuntan que las firmas más jóvenes incrementan las ventas de forma más rápida. 

"Las firmas medianas que tienen entre 0 y 5 años antes de salir a bolsa publican un crecimiento de ventas de alrededor del 50% en los cinco trimestres posteriores al salto al parqué en comparación con las ventas que registran las empresas con una mayor antigüedad de 15 años", señala una nota reciente enviada a los clientes por la firma. 

Las empresas de tecnología durante la última década han esperado más para comenzar a cotizar. Goldman asegura que, de media, en los dos últimos años las empresas que han salido a bolsa del sector tecnológico, medios y telecomunicaciones han esperado 13 años hasta saltar al parqué. 

Por ejemplo, PagerDuty fue fundada en 2009 y salió a bolsa a comienzos de este año, una década más tarde de su nacimiento. 

Valoración

Valuation
Michael Kovac/Getty Images for WeWork

Muchos inversores se han cuestionado la valoración de las compañías que han salido a bolsa este año.

"Lo preocupación más común es si las nuevas firmas son demasiado caras en relación a sus fundamentales y si la demanda de acciones hará que se reducza el apetito por el resto del mercado", dice la forma.

WeWork, una de las salidas más comentadas durante 2019 ha visto cómo su valoración está bajo la lupa de los analistas durante las últimas semanas.

La empresa fue valorada tras su última ronda de financiación en 47.000 millones de dólares, pero ahora se ha publicado que la compañía podría dejar su salida a bolsa con una valoración de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares.  

El camino hacia la rentabilidad

Path to profitability
Reuters/Andrew Kelly

Algo que ha caracterizado al mercado de las salidas a bolsa de este año ha sido las dudas sobre si las compañías que salen al mercado lograrán ser rentables. Compañías que arrastran un alto apoyo de los fondos de capital riesgo como Uber y Lyft están quemando grandes cantidades de dinero para poder llevar a cabo su negocio. 

Según Goldman Sachs, los inversores en OPV ponen el foco de forma importante en cómo estas empresas pueden lograr la rentabilidad. 

"En el ciclo actual de salidas a bolsa, la rentabilidad en dos o tres años ha mostrado un rendimiento por encima de la media", señala Goldman en su informe. 

La firma añade: "Desde 2010, las OPV con un crecimiento de ventas anualizado superior al 40% entre el año 1 y el año 3 y un ingreso neto positivo en el año dos han generado un exceso de rentabilidad positiva y la mayor probabilidad de rendimiento superior".

Crecimiento en las ventas

Sales growth
Reuters / Brendan McDermid

El crecimiento de las ventas ha mostrado ser muy determinante en la evolución de una empresa tras su salida a bolsa, según Goldman Sachs. 

"Desde 2010, las OPV con un crecimiento de ventas mayor del 20% han tenido más probabilidades de batir el índice Russell 3000 frente a otras salidas a bolsa con un crecimiento más lento", asegura la firma. 

El crecimiento de las ventas a menudo suele caer durante los cinco años tras la salida a bolsa, según Goldman. Las compañías con un alto crecimiento a menudo sacrifician la rentabilidad para lograr crecimiento y aumentar mercado. El crecimiento a menudo se ralentiza en un esfuerzo para conseguir rentabilidad. 

Y además