Un coleccionista de juguetes regalados con menús de comida rápida explica cómo ha conseguido acumular 20.000 artículos –el mayor del mundo– que almacena en su "Casa Happy Meal"

Zahra Tayeb
| Traducido por: 
Percival R. Lugue posando con su Guinness World Record por el mayor número de juguetes de comida rápida que ganó en 2014.
Percival R. Lugue posando con su Guinness World Record por el mayor número de juguetes de comida rápida que ganó en 2014.

Percival R. Lugue

  • Percival R. Lugue ostenta el récord mundial de poseer la mayor colección de juguetes de comida rápida. 
  • Para guardarlos, Lugue compró una casa que se asemeja a una caja de Happy Meal de McDonald's.
  • Business Insider habló con Lugue sobre su colección de juguetes y los inconvenientes que tuvo que afrontar como consecuencia del COVID-19. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 2014, Percival R. Lugue se convirtió en la primera persona en recibir el World Guinness Record por tener la mayor colección de juguetes de restaurantes de comida rápida, habiendo acumulado la friolera de 10.000 artículos. 

Casi 7 años después, Lugue, que reside en Filipinas, ha declarado a Business Insider que su colección probablemente se ha duplicado: "Mi estimación aproximada del total de juguetes de comida rápida que tengo sería de más de 20.000". 

Algunos de los juguetes de restaurantes de comida rápida de Percival R. Lugue.
Algunos de los juguetes de restaurantes de comida rápida de Percival R. Lugue.

Percival R. Lugue

Coleccionar juguetes, para Lugue, no es nada nuevo, ya que su profundo interés se remonta a cuando tenía 5 años.

En los años 80, empezaron a surgir varios restaurantes de comida rápida por toda Filipinas, incluso en su provincia natal.

Lugue explicó: "Esto me dio la oportunidad de seguir con mi colección de juguetes sin que mi bolsillo se resintiera". Siendo entonces un estudiante universitario, Lugue dijo que tenía un presupuesto muy limitado "pero cuando vi el set de juguetes de Popeye de Jollibee, me lancé, y el resto, como se dice, es historia".

Desde entonces, Lugue ha "coleccionado religiosamente" todos los juguetes de comida rápida que salen, incluyendo, pero no limitándose, a Jollibee, McDonald's, Wendy's y Burger King. 

Cuando se le preguntó cómo almacena 20.000 juguetes mientras vive con sus padres, hermanos, sobrinos y sobrinas, Lugue dijo que tomó la decisión conjunta con su familia de construir otra casa.

A Lugue y a su familia les resultaba cada vez más difícil recorrer la casa porque "cada rincón estaba repleto de juguetes de comida rápida".

Pero ahora, todos los juguetes están estratégicamente expuestos en las paredes de la nueva casa de Lugue y su familia, para no entorpecer el tráfico en el hogar.

Una foto que muestra los juguetes de Percival R. Lugue colgados en las paredes de su nuevo hogar.
Una foto que muestra los juguetes de Percival R. Lugue colgados en las paredes de su nuevo hogar.

Percival R. Lugue

Al comentar el aspecto exterior de la nueva casa, Lugue dijo que veía una silueta familiar en su arquitectura. "Aunque nunca fue intencionado, la casa acabó pareciéndose a una gigantesca caja de Happy Meal, excepto por los arcos dorados de la parte superior, cuando estuvo terminada". Desde entonces, Lugue dice que siempre se refiere cariñosamente a esa casa como la 'Casa Happy Meal'.

"Pensé que era el lugar perfecto para estos juguetes de comida rápida'", añadió.

La 'Casa Happy Meal'.
La 'Casa Happy Meal'.

Percival R. Lugue

En cuanto a la razón por la que colecciona juguetes, Lugue explicó que cada pieza representa una historia de su vida.

"Son como recuerdos de comidas muy especiales que compartí con personas muy importantes para mí". Uno de esos juguetes es el Hetty Spaghetti, que Lugue compró con su madre allá por los años 80. "Mi madre falleció hace un par de años y ver y tocar este mismo juguete Hetty me transportó al lugar y al momento en el que tanto mi madre como yo compartimos un momento especial de felicidad".

Para Lugue, sus objetos de colección son un "impresionante tapiz" de su vida, donde cada juguete tiene una historia feliz que contar. Y ahora, adquirir un juguete en cada visita a un restaurante de comida rápida se ha convertido en algo "innegociable" para Lugue. "Tengo que comprar un juguete sólo para poder encapsular o inmortalizar ese divertido encuentro en un restaurante de comida rápida con amigos y familiares", añadió.

Con los años, Lugue desarrolló una forma metódica de conseguir juguetes que no sólo es fácil para su cartera, sino también para su dieta. En primer lugar, iba con su familia a Jollibee una vez al mes para completar el conjunto de juguetes que se ofrecían. A continuación, Lugue y sus amigos visitan mensualmente McDonald's, donde recogen juguetes para completar el conjunto de Happy Meal Toys. 

"Básicamente, se trata de 2 visitas a restaurantes de comida rápida al mes. Con un poco de ayuda de mis amigos y mi familia, conseguimos disfrutar juntos de una comida que no es en absoluto perjudicial para nuestra salud y me quedo con todos los juguetes de todos los Happy Meals y Jolly Meals."

Cuando se le preguntó si la pandemia de COVID-19 afectó al crecimiento de su colección de juguetes, Lugue dijo que no le impidió adquirir más piezas.

Aprovechó la situación para pedir que le enviaran comida a su oficina y convencer a sus compañeros de que compraran comidas con juguetes en oferta. "Pude convencer a mis compañeros para que compraran Happy Meals en una de nuestras cenas. En una sola entrega, pude completar el conjunto de juguetes de Doraemon, que actualmente se ofrecen aquí en McDonald's", dijo.

"Fue un montaje de lo más inusual, pero feliz al fin y al cabo".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.